INE

Las pernoctaciones extrahoteleras se desploman un 74,1% en enero

Acumulan once meses de caídas por el Covid-19

Entrada de una casa rural.
Entrada de una casa rural.

En un escenario de restricciones por la pandemia y de cuarentenas obligatorias para los viajeros, el sector turístico ha iniciado el año tocado y hundido. A causa del Covid-19, España recibió en enero casi un 90% menos de turistas y dejó de ingresar 76.600 millones de euros. El impacto no solo se nota en el turismo de sol y playa, sino también en el rural y los alojamientos alternativos. De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicados este miércoles, las pernoctaciones realizadas en alojamientos turísticos extrahoteleros (apartamentos, campings, alojamientos de turismo rural y albergues) registraron un desplome del 74,1% respecto al mismo mes de 2020, hasta un cifra de 1,4 millones.

Con la caída de enero, mes en el que España sufrió la borrasca de frío y nieve Filomena y en el se iniciaba la tercera ola del Covid-19 tras las fiestas navideñas, casi tres puntos superior a la de diciembre, las pernoctaciones en alojamientos extrahoteleros acumulan once meses consecutivos de retrocesos interanuales por efecto del virus. Aunque el turismo rural se convirtió tras el confinamiento del año pasado en una de las alternativas más demandadas para escapar de las concentraciones ciudadanas, el turismo nacional no compensa la falta de turistas internacionales.

Las pernoctaciones de los residentes en este tipo de establecimientos totalizaron algo más de 639.000, con un descenso interanual del 49,4%, frente a las 805.000 que realizaron los extranjeros, un 81,3% menos que en enero de 2020.

En el primer mes del año estaban abiertos en España 83.246 alojamientos extrahoteleros, un 33% menos que en el mismo mes de 2020, lo que representa un 59,5% del total de establecimientos.

Normas
Entra en El País para participar