Gestor de Andbank

Carlos Santiso: “Es irresponsable cerrar los ojos a la sobrevaloración del mercado”

Su filosofía de inversión es conservadora, incluso en renta variable. Promueve la información financiera en redes sociales, aunque sin ánimo especulativo

Carlos Santiso, gestor de Icaria Capital Dinámico e Icaria Cartera Permanente
Carlos Santiso, gestor de Icaria Capital Dinámico e Icaria Cartera Permanente

Su visión del mercado es sumamente prudente y conservadora. Tanto, que ya pensaba que la Bolsa estaba bastante cara antes de la pandemia. Para Carlos Santiso, gestor de Andbank y antes de Esfera Capital, las oportunidades en renta variable están en empresas muy sólidas, con fuertes barreras de entrada y negocios sencillos, con visibilidad a una década vista. Promueve además desde redes sociales la información a los inversores, enfocada en el largo plazo y huyendo de todo enfoque especulativo, y observa con inquietud cómo fenómenos como el de Game­Stop están alentando la idea de los pelotazos en Bolsa.

Usted gestiona un fondo de Bolsa, el Icaria Capital Dinámico, ¿cuál es su filosofía de inversión?

Somos conservadores sea cual sea el enfoque, incluso en este fondo que es de renta variable al uso. Aunque nos gusta la renta variable, tenemos una cobertura. Las cotizadas hoy día están anormalmente caras, de forma injustificada. La fiesta como tal puede continuar dos o tres años, por eso no hay que salirse de renta variable, pero cuando la música deje de sonar la caída va a ser grande. Un 50% es mi escenario base. Por eso nosotros cubrimos la cartera en nuestro fondo de Bolsa. Si el mercado bursátil cayera este año un 55% de máximo a mínimo, nuestro fondo no caería ni un 20%. Creemos que cerrar los ojos a la sobrevaloración actual es una irresponsabilidad de cara a nuestros partícipes.

¿Ha reforzado esas coberturas en el inicio de año, tras el fuerte rally desde noviembre y ante un posible menor crecimiento?

Ya teníamos esta visión de mercado en enero de 2020. Estamos viviendo lo que se ve en todos los finales de ciclo, como en 2007 o 1999, el juego de la patata caliente. Entra dinero a espuertas en los activos de moda, ya sea Tesla o bitcóin, y ese juego no nos dice mucho de la situación de mercado actual. Nos da pánico. No queremos asumir un riesgo mayor porque eso incomoda a los clientes que están con nosotros. Intentamos capturar entre el 40% y el 60% de lo que suba la renta variable mundial.

¿Cómo? ¿Apostando por qué tipo de compañías?

Es un perfil de compañías muy característico, las podríamos llamar aburridas. Suelen ser líderes en su sector o monopolios, con negocios muy fáciles de entender. Son empresas con visibilidad de ingresos a 10 años y altas barreras de entrada. Ante una empresa, nos preguntamos si su modelo de negocio seguirá tal como lo conocemos hoy dentro de 10 años. Y si la respuesta es sí, seguimos analizando. Si tenemos dudas, la descartamos.

"Se está perdiendo la perspectiva. La rentabilidad del 10% a largo plazo parece poco, se busca el 30%. Y eso es peligroso"

¿Qué valores tienen en cartera?

Por ejemplo, Tecnogym, líder absoluto en el segmento de máquinas de gimnasio. Cuando un futbolista se monta un gimnasio en su casa, recurre a esta empresa. Más del 80% de sus ventas son por teléfono, es un servicio mucho más personalizado. Tenemos Compass Group, líder mundial de servicios de catering, y Ryman Healthcare, líder en Nueva Zelanda en residencias de la tercera edad, con un modelo único de villas de lujo que no existe en Europa. También CIE Automotive e Inditex, para nosotros el líder del retail con un modelo muy robusto. A la sueca Assa Abloy, líder en cerraduras y dispositivos de seguridad, otra industria sencilla de entender y con altas barreras de entrada. También a la suiza Jungfraubahn, que explota uno de los principales puntos turísticos de Suiza y es una de las empresas con más barreras de entrada del mundo. Y a Diageo y Mastercard, esta última por el crecimiento del comercio electrónico, que le va a beneficiar enormemente a futuro.

¿Y las claras ganadoras de la pandemia, como farmacéuticas y tecnológicas?

He dado los ejemplos más representativos de la cartera, pero sí tenemos tecnológicas. Paradox Interactive, una compañía sueca de videojuegos. Está en un nicho minúsculo, por eso nos gusta. Y nos gusta Facebook, es casi una apuesta value pese a ser una tecnológica. Cotiza a 18-19 veces flujo de caja futuro creciendo al 20%-30%; a día de hoy encontrar una empresa con esas características es casi imposible. También tenemos Alibaba, está a 18 veces beneficios, y Amazon, por encima de las 30 veces. Y Microsoft, para mí la empresa con mayores barreras de entrada del mundo. Aunque no cotiza barata, es el máximo exponente de ventaja competitiva a nivel mundial. No tenemos farmacéuticas porque es muy complicado entenderlas si no eres un insider.

También gestiona un fondo muy conservador, el Icaria Cartera Permanente. ¿Cómo es?

Es un fondo a prueba de bombas. Parte de la tesis de asumir con humildad que no podemos saber lo que va a suceder a futuro y aceptar que la mejor opción es intentar protegerte ante todos los escenarios que puedan surgir. Tiene el 25% en Bolsa, el 25% en bonos, el 25% en oro y el 25% en liquidez. Y se dé el escenario que se dé, habrá un comportamiento razonablemente bueno en la cartera. Con el binomio rentabilidad-riesgo lo más balanceado posible. Creamos la cartera en mayo y lleva una rentabilidad de casi el 3%.

Ha lanzado una web, Icaria Capital, en la que da a conocer sus fondos y ofrecen información a los inversores. ¿Qué uso hace de las redes sociales?

Empezamos en redes sociales, compartíamos gratuitamente por Twitter análisis de empresas que nos gustaban. En mayo, lanzamos la página web donde compartimos temas sobre carteras conservadoras. Y hace dos semanas creamos un canal de Telegram, para afianzar esa comunidad, somos 400 usuarios. Intentamos hacer una divulgación financiera muy desligada de la especulación, nunca nos verás decir apostamos por una empresa u otra.

¿Qué le parece el fenómeno GameStop de Wall Street?

Abogar por la especulación absoluta, por el pelotazo, por ganar dinero en cuestión de días en lugar de que sea fruto del esfuerzo y del trabajo del análisis de una empresa está lejos de ser el camino. Se fomenta la especulación absoluta. Lo veo día a día en las redes, la gente está perdiendo la perspectiva, la rentabilidad de un 8% o un 10% a largo plazo parece poco y se buscan rentabilidades del 20%, 30%. Eso me parece muy peligroso. Y por otro lado, me parece muy injusto que se haya limitado la operativa a inversores particulares, partimos de la libertad de mercado.

Normas
Entra en El País para participar