Gervasio Posadas: “2020 fue un buen año para las editoriales”

Escritor, dirige con su hermana Carmen Posadas una escuela de esctitura online

Gervasio Posadas.
Gervasio Posadas.

Forma parte del jurado del Premio Primavera de Novela, creado en 1997 por la editorial Espasa y El Corte Inglés y dotado con 100.000 euros, cuya 25ª edición se celebró este viernes, siendo Los ingratos, de Pedro Simón, el libro el ganador. También se entregó el Premio 25 Primaveras, dotado con 20.000 euros y que recayó en No hay gacelas en Finlandia, de Dimas Prychyslyy. Gervasio Posadas (Montevideo, Uruguay, 1962) es hijo de diplomático y su infancia transcurrió entre la URSS, Argentina, Gran Bretaña y España, destinos profesionales de su padre. Licenciado en Empresariales, con un posgrado en el IESE, ha trabajado en agencias de publicidad como Grey Direct, Wunderman y Ogilvy. Escritor de varias novelas, es director de Ámbito Cultural El Corte Inglés y de la escuela de escritura Yoquieroescribir.com.

¿Cuál es su cometido al frente de la unidad cultural de El Corte Inglés?

Acercar la cultura a los clientes, no solo a los de El Corte Inglés, sino a todos los ciudadanos. Organizamos más de 1.900 eventos culturales gratuitos al año, entre conciertos, poesía, presentaciones literarias…, y uno de los objetivos es llegar a un público más joven. A pesar de la pandemia, y en el momento del confinamiento más duro, hemos organizado 70 eventos a distancia. Aglutinamos muchas actividades y no nos encerramos en el patrocinio cultural.

¿Es un valor añadido para un grupo de distribución?

El Corte Inglés no es una cadena al uso, está en la vida de los españoles desde hace muchos años, forma parte de la vida de todos nosotros. Lo que pretende es aportar valor a la sociedad en forma de cultura. Forma parte de la responsabilidad social corporativa. Vendemos libros y discos, pero queremos fortalecer los lazos a través de la cultura. Con el confinamiento, hemos recibido mensajes de agradecimiento por cómo hemos acompañado a la gente.

¿Con la pandemia se han disparado las ventas de libros?

Durante el periodo estricto del confinamiento cayó el mercado, no se compraban libros y la gente leyó lo que tenía en casa. No hubo tanta venta online, pero luego se ha recuperado el hábito de leer. A pesar de haber estado meses cerrados, 2020 fue un buen año para las editoriales.

¿Ha crecido la venta online?

Se ha doblado, pero tanto del libro físico como del electrónico, aunque la venta en las librerías físicas sigue siendo mayoritaria. Pero, debido a la crisis sanitaria, todavía no se han retomado las actividades de la cultura en vivo. No se ha creado el hábito de ir a un evento cultural, ahora hay prevención.

El Premio Primavera de Novela cumple 25 años, ¿qué suponen este tipo de galardones para un escritor?

Este año, además, tenemos el Premio 25 Primaveras para un autor menor de 30 años, con un jurado de edad similar. Para un escritor supone un reconocimiento, porque el trabajo de escritor es solitario y es difícil a veces ver la orilla. Surgen dudas del proceso creativo. Además, supone una campaña de publicidad importante. Los premios tienen otra vertiente de fomento de la lectura.

Usted sabe de ello, ¿qué ingredientes ha de tener un libro para convertirse en best seller?

Nada es automático, ni dos más dos son cuatro. Yo he tenido suerte como escritor, pero hay algunos que no tienen tanta suerte, aunque yo no sé la receta. Por ejemplo, entre los libros más vendidos del año está el de Irene Vallejo, El infinito en un junco, un libro sobre la vida de los libros, y ha sido una sorpresa que tuviera este éxito tan fulgurante. También, nadie podía imaginar que Patria, cuando la gente estaba harta de ETA, fuera un éxito. También sucede que las editoriales tienden a replicar éxitos, y a veces eso no funciona.

¿El libro en papel sigue mandando sobre el digital?

No estoy en contra de ningún formato, pero el libro como objeto tiene un valor en sí mismo. A la gente le gusta tener un libro físico y, al contrario de lo que ha sucedido con los discos y las películas, no ha desaparecido.

¿Llevar el apellido Posadas ayuda a vender libros?

Es un privilegio ser hermano de Carmen, que escribe como escribe y que es cómplice para discutir ideas. No me da visibilidad, pero ayuda. Hemos escrito juntos unas memorias gastronómicas, que han recibido varios premios, y es un orgullo. Además, juntos tenemos un taller de escritura online, que el año pasado cumplió diez años y por el que han pasado 4.000 alumnos, y muchos de ellos han cumplido su sueño de escribir un libro. Para muchos es un proyecto vital. Hace que la gente se sienta viva. Además, escribir un libro es barato y publicarlo es más fácil. Antes se dependía de las editoriales, pero ahora hay fórmulas de autopublicación.

Normas
Entra en El País para participar