Tecnología

Facebook impide a los editores y usuarios australianos ver y compartir noticias

La acción tendrá un impacto global, ya que las noticias de los medios australianos quedan vetadas en la red social y se bloquean para todos los usuarios independientemente de dónde estén

Logo en 3D de Facebook.
Logo en 3D de Facebook.

Facebook ha respondido con rotundidad al pulso que le ha planteado el Gobierno Australiano. La red social prohíbe desde este jueves a los editores y a los ciudadanos en Australia compartir noticias elaboradas por medios de comunicación en su plataforma. La drástica decisión es la respuesta de la compañía de Mark Zuckerberg a la ley que impulsa el Gobierno de ese país que quiere obligar a los grupos tecnológicos como Google y Facebook a pagar por los enlaces a las publicaciones de los medios de comunicación.

"Como respuesta a la nueva propuesta de ley, Facebook restringirá la capacidad de los editores y el resto de las personas en Australia para compartir o leer contenidos noticiosos producidos por medios australianos o internacionales", señaló la red social en un comunicado.

La acción de la red social tendrá un impacto global, ya que las noticias de los editores australianos quedan vetadas en Facebook y se bloquearán en la plataforma para todos los usuarios, independientemente de dónde estén. "A nivel mundial, publicar y compartir enlaces de noticias de editores australianos está restringido", dijo la compañía. Además, aquellas noticias difundidas por medios de fuera de Australia no son visibles para los usuarios del país austral.

Igualmente, la acción habría afectado a las cuentas de varias agencias gubernamentales, incluida la Oficina de Meteorología de Australia, la policía y los servicios de emergencia y otras organizaciones que no son de noticias, según informa la BBC, lo que ha provocado un gran enfado entre los ciudadanos australianos.

El paso dato por Facebook se produce mientras una comisión legislativa del Parlamento australiano está estudiando una propuesta de ley que obligue a las tecnológicas a acordar un pago por las noticias y contenidos que ellos publican, pero que crean los medios.

La medida se produce horas después de que Google accediera a pagar por los contenidos de News Corp, de Rupert Murdoch

Esta ley buscaría, según sus impulsores y algunas empresas defensoras de la misma como MIcrosoft, "corregir el desequilibrio económico entre la tecnología y el periodismo, al permitir que los editores se unan a efectos de negociación colectiva y que, en caso de bloqueo, se pueda exigir a las partes que nombren un tribunal de arbitraje que elija una de las mejores propuestas entre las últimas presentadas por ambas partes”.

"Facebook necesita pensar con mucho cuidado lo que significa esto para su reputación y prestigio", dijo a ABC el ministro de Comunicaciones de Australia, Paul Fletcher. El ministro del Tesoro, Josh Frydenberg, tuiteó que había tenido una discusión "constructiva" el jueves con el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, y que han acordado continuar la conversación para "tratar de encontrar una salida" a esta situación. No obstante, calificó la decisión de la red social de "desacertada".

El anuncio de Facebook se produjo apenas unas horas después de que Google, quien también amenazó con dejar de operar en Australia si esta ley salía adelante, llegara a un acuerdo con News Corp y editora de cabeceras como The Times, The Sun, The Wall Street Journal y The New York Post. El pacto, que desactiva una disputa de larga duranción entre ambas compañías, supone que el gigante de internet pagará a la empresa de Rupert Murdoch por mostrar sus contenidos en la sección de noticias del buscador.

Se trata de un acuerdo de tres años por el que Google pagará "cantidades significativas" a News Corp a cambio de poder mostrar las noticias elaboradas por los distintos diarios de su propiedad en la sección destacada de Google Noticias, pero no se detallaron las cuantías.

Las cabeceras de News Corp que recibirán dinero de Google son The Wall Street Journal, Barron's, MarketWatch y The New York Post en EEUU; The Times, The Sunday Times y The Sun en el Reino Unido; y varias publicaciones en Australia como The Australian, Sky News, news.com.au y multitud de medios locales australianos.

El buscador también llegó recientemente a otro acuerdo similar con 121 empresas editoras de Francia y en los últimos tiempos ha cerrado contratos particulares con editores de Argentina, Brasil, Alemania y Reino Unido. Google, que también negocia en España con algunas empresas editoras, ha hecho lo propio con editoriales australianas en un intento de frenar la aplicación de la ley.

Facebook defendió la medida adoptada asegurando que la legislación propuesta en Australia la había dejado "frente a una dura elección intentar cumplir con una ley que ignora las realidades de la relación entre la plataforma y los medios de comunicación, o dejar de permitir contenido de noticias en nuestros servicios en Australia. Y, con el corazón apesadumbrado, estamos eligiendo esto último".

El director de Facebook en Australia y Nueva Zelanda, William Easton, aseguró que su compañía ayudó a los editores australianos a ganar unos 316 millones de dólares el año pasado, y señaló que la ley que quieren sacar adelante "busca penalizar a Facebook por el contenido que no tomó ni pidió". MIentras, el Gobierno australiano dijo que continuará negociando con el gigante tecnológico estadounidense, pero que seguirá adelante con la legislación que planea.

 

 

Normas
Entra en El País para participar