La Seguridad Social pierde 219.000 afiliados y suben los trabajadores en ERTE

El paro registrado aumentó en enero en 76.216 personas, algo menos que el mismo mes del año pasado, cuando aún no había estallado la pandemia

Paro enero 2021 Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La Seguridad Social perdió 218.953 afiliados en enero pasado, lo que supuso 335.014 menos que hace un año y se vuelve a perder la cota de los 19 millones de cotizantes, bajando el total de trabajadores inscritos en el sistema a 18,8 millones, según las cifras facilitadas hoy por el ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Si bien, enero no suele ser un mes propicio para la afiliación y desde el Gobierno destacan que, en términos desestacionalizados, esto es corregidos de las variaciones estacionales y de calendario, el sistema habría ganado casi 40.000 cotizantes el mes pasado.

En la misma línea, las nuevas restricciones adoptadas por goteo constante en todas las comunidades autónomas ha hecho que el número de trabajadores afectados por un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) se haya incrementado en 35.625 personas respecto a diciembre. Con ello, el mes pasado cerró con 739.000 empleados inmersos en uno de estos ajustes. De ellos, casi medio millón estaban en un ERTE que implicaba exención de las cotizaciones sociales para su empresario.

Dicho esto, desde la Seguridad Social también prefieren verlo de manera más optimista y toman las cifras promedias, asegurando que "de media, según la serie por fecha de alta, en el mes de enero ha habido 717.678 personas en ERTE. Continúa, así, la estabilización del número de trabajadores protegidos iniciada en septiembre, a pesar de las nuevas restricciones administrativas para afrontar la tercera ola de la pandemia".

Por su parte, en enero, los datos del paro registrado arrojaron 74.216 desempleados más algo menos que el mismo mes del año pasado, cuando aún no había estallado la pandemia, según las cifras facilitadas también hoy por el Ministerio de Trabajo y Economía social. Esto supone el cuarto enero mejor desde 2008. De esta forma el número total de parados se sitúa en 3,96 millones de personas.

Asimismo, las cifras corregidas de efectos estacionales, son mejores, e indican que el paro habría caído en 17.574 personas el mes pasado.

En las cifras conocidas hoy también se constata que continúa la destrucción de tejido productivo. Según el número de cuentas de cotización de empresas en diciembre --este dato lleva un mes de retraso-- el número de sociedades afiliadas al sistema volvió a bajar por tercer mes consecutivo y se situó en los 1,38 millones, 100.000 menos que hace un año. Esto supone una tasa de destrucción anual de empresas que roza el 7%.

A esto hay que unir el fuerte recorte del número de afiliados al régimen de trabajadores autónomos en enero, de casi 15.000 cotizantes menos. Este colectivo no registraba destrucción mensual de empleo desde abril pasado en pleno pico de la primera hola de la pandemia. Aún así, debido a las pequeñas ganancias mensuales que había habido hasta ahora, al cierre de enero había 5.621 autónomos más que hace un año.

Sectores más afectados

Las actividades más perjudicadas por el recrudecimiento de la tercera ola de la pandemia en el arranque del año fueron nuevamente la hostelería y las empresas de servicios, que perdieron 37.000 y 36.000 cotizantes, respectivamente. Si bien le siguieron otros dos grandes motores de la actividad: la construcción, que destruyó 21.200 empleos y la industria, con casi 13.000 cotizantes menos que en diciembre.

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Israel Arroyo, ha destacado hoy que la caída en la construcción ha obedecido fundamentalmente al impacto del temporal de frio y nieve Filomena, que azotó el centro del país al inicio del mes de enero.

Asimismo, dos de los sectores que se han mantenido en positivo durante casi toda la pandemia, como son la educación, la sanidad y las administraciones públicas, también experimentaron recortes de ocupación ya que perdieron 7.609, 9.547 y 6.599 afiliados, por este orden. Si bien, estas tres actividades registran datos positivos en términos interanuales, a diferencia de la mayoría del resto de sectores, y se anotan crecimientos de empleo del 1,2% (educación), 5%(sanidad) y 3% (administraciones públicas).

Normas
Entra en El País para participar