Las ventas de coches registran su peor enero con un desplome del 51,5%

Las matriculaciones no alcanzan ni las 42.000 unidades y el sector pide que vuelvan las ayudas para el cambio de vehículo

Matriculaciones enero Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Las ventas de turismos y todoterrenos se situaron en 41.966 unidades en enero, lo que supone un desplome del 51,5% en comparación con el primer mes del año anterior y el peor dato de la serie histórica en el comiezo de curso, según datos publicados este lunes por las patronales de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y distribución (Ganvam).

El mercado automovilístico español retrocede así a números de mayo de 2020, cuando España aún estaba confinada para combatir la primera ola de la pandemia. En ese mes se matricularon 34.337 unidades, una bajada del 72,7% interanual.

Además del por el Covid-19, las matriculaciones se vieron afectadas por la borrasca Filomena. Las asociaciones han recalcado también que en enero de 2020 aún no se habían impuesto reestricciones por la pandemia de coronavirus y que contó con dos días laborables más.

El sector ha defendido que dichos efectos se han visto "muy agravados" por la subida del impuesto de matriculación y por el fin del Plan Renove 2020. "Estos dos impactos, que sin duda han rebajado el mercado, se podían haber corregido y la caída hubiera sido inferior", han subrayado Anfac, Faconauto y Ganvam.

Las ayudas para la sustitución de un vehículo antiguo por otro menos contaminante y más seguro fueron anunciadas por el Gobierno a mediados de junio del año pasado, bajo Plan de impulso de la cadena de valor de la industria de la automoción (dotado con 3.750 millones de euros), aunque la plataforma informática para solicitarlas no se activó hasta finales de octubre y presentaba diversas complejidades, según ha denunciado el sector.

De los 250 millones de euros con los que contaba el Renove, se quedaron más de 200 sin adjudicar. En total se comprometieron 37,73 millones, lo que supone el 15,1% del presupuesto total.

Por su parte, el 1 de enero de este año entró en vigor el nuevo ciclo de homologación de emisiones europeo WLTP, más estricto que el NEDC al incluir situaciones de conducción real y no solo en laboratorio. Esto ha provocado un encarecimiento de los coches del 5%, ya que muchos modelos tienen ahora que pagar un tramo más elevado de impuesto de matriculación.

En otros países como Francia, que sí ha modificado los tramos del impuesto, la caída ha sido mucho menos acusada, del 5,8% y con 126.381 unidades comercializadas, según datos del Comité de Constructores Franceses de Automóviles (CCFA).

Todos los canales perdieron casi la mitad de sus ventas. El de particulares bajó un 53,1% en la comparativa interanual, con 19.034 unidades matriculadas. Por su parte, el de empresas descendió un 44%, con 18.397 unidades, mientras que el de alquiladores cayó un 65,4%, con 4.535 unidades.

"A un mercado en situación de extrema debilidad por la pandemia y la crisis económica, se le han añadido dos factores muy negativos: la subida del impuesto de matriculación y el fin del plan de achatarramiento Renove, con el 80% del presupuesto sin consumir, efectos que se podían haber corregido y que han contribuido a terminar de hundir las ventas en enero, con una cifra históricamente baja", han denunciado desde Anfac, destacando que aún se puede corregir la subida del impuesto de matriculación como hizo Italia en la última semana de diciembre y recuperar el plan para el cambio de vehículo de manera estable.

Faconauto se ha mostrado muy contundente: "Se puede decir que el mercado de automoción prácticamente desapareció en enero. La confianza del consumidor sigue en mínimos, la recaída en la pandemia, con las consecuentes restricciones de movilidad, y el impacto de la borrasca Filomena han sido determinantes, pero a esto hay que sumar que en diciembre hubo clientes que adelantaron su compra para evitarse la subida del impuesto de matriculación", ha aseverado.

En la misma línea, Ganvam ha señalado al fin del Renove y a la subida del impuesto de matriculación como factores determinantes para que el mercado automovilístico español haya empezado con su volumen más bajo desde que hay estadísticas.

"No hay un enero peor desde 1989 que se tiene registro mensualizado de ventas como el actual. El fin del Renove, que ha terminado con más de 200 millones de euros sin consumir, y la subida del impuesto de matriculación como consecuencia de la nueva medición de emisiones de CO2 son asuntos que deben tener prioridad en la agenda política si se quiere facilitar la recuperación de un sector estratégico que representa el 11% del PIB", han advertido las tres asociaciones.

Seat, marca más vendida

Seat fue la firma que más coches comercializó en enero con 4.524 unidades, un 44,74% menos que un año antes, al tiempo que el Seat León se posicionó como el modelo más demandado, con 1.478 unidades registradas, un 33,72% menos.

El 46,24% del total de matriculaciones de turismos y todoterrenos -19.406 unidades- correspondió a modelos de gasolina, por delante de los diésel, con un 25,3% -10.648 unidades-, y del resto de vehículos, que cerró el mes con una cuota del 28,4% -495 eléctricos, 1.436 híbridos enchufables, 9.055 híbridos no enchufables y 926 de gas-.

Por otro lado, en el mercado de vehículos comerciales ligeros se matricularon 9.544 unidades en el primer mes del curso, lo que significa una bajada del 31% respecto al mismo mes de 2020, y 1.996 en el de industriales y autobuses, un 19,4% menos.

Las matriculaciones en el sector de las dos ruedas -motocicletas, ciclomotores, triciclos y cuatriciclos ligeros y pesados- se hundieron un 39% con 9.073 unidades comercializadas.

Normas
Entra en El País para participar