El Gobierno no prorrogará el Renove de coches y terminará mañana con 200 millones sin adjudicar

Solo se han solicitado 37,73 millones, el 15,1% del presupuesto total

El Gobierno no prorrogará el Renove de coches y terminará mañana con 200 millones sin adjudicar

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo no prorrogará el Plan Renove (sustitución de un vehículo antiguo por otro más limpio y seguro) y terminará este jueves con más de 200 millones de euros sin adjudicar.

Según fuentes de Industria consultadas por Europa Press, hasta la fecha solo hay comprometidos 37,73 millones de euros, lo que supone un 15,1% del presupuesto total (250 millones de euros). Las mismas fuentes señalan que hay que tener en cuenta que algunos de estos expedientes no se completarán o subsanarán correctamente, "por lo que la cifra final de ejecución presupuestaria será menor". En concreto, se han registrado en el sistema 34.869 expedientes hasta el 28 de diciembre.

De ellos, unos 26,67 millones de euros han sido solicitados por particulares o entidades sin ánimo de lucro, mientras que unos 11,06 millones corresponden a autónomos o empresas. De estos casi 40 millones, 26,11 millones se han utilizado para turismos; 2,07 millones para furgonetas, 1,88 millones para motos; y 7,66 para autobuses y camiones.

A pesar de que el Ejecutivo reconoce que en los últimos días del año se ha detectado un "ligero" incremento de solicitudes, ha decidido no prorrogar el plan, dejando más de 200 millones sin gastar, tal y como ha adelantado La Tribuna de Automoción.

El ministerio de Industria estaba barajando la posibilidad de utilizar el excedente del plan para compensar la subida del impuesto de matriculación a partir de enero para adaptarlo a la normativa de medición de emisiones WLTP. Desde el mes que viene, los coches se encacerán 800 euros de media, lo que pone en peligro alrededor de 100.000 ventas en 2021, según el sector.

La industria de la automoción se aferró a la puesta en marcha del Renove para que la caída de las ventas de coches no fuera tan drástica este año, en donde el sector prevé un descenso del 35%. El motor tocó fondo en abril de este ejercicio con tan solo 823 coches vendidos a particulares (4.163 unidades en total), tras el cierre de concesionarios y plantas de producción por el estado de alarma.

Ante el desplome del sector, el Gobierno aprobó a mediados de junio el Plan de impulso de la cadena de valor de la industria de la automoción, dotado con 3.750 millones de euros, de los cuales se movilizarían 1.535 desde este año y 2.215 a partir de 2021. Dentro de este se incluye el tan esperado por el sector Plan Renove 2020, que no ha terminado de funcionar por distintos factores. El sector apunta a dos motivos principales: la caída de la demanda ante el miedo del consumidor por el impacto económico y laboral de la pandemia, y las trabas administrativas que presentan el plan.

La herramienta informática de gestión de las solicitudes se puso en marcha el 20 de octubre, cuatro meses después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciase el plan. Por otro lado, el sector apunta también que otro aspecto que ha podido lastrar su efecto es que las ayudas a modelos de combustión, que son los que acaparan la mayoría del mercado, no son lo suficiente atractivas. El plan contempla ayudas a clientes particulares de 4.000 euros por la compra de un vehículo con etiqueta Cero y de hasta 800 euros por uno de combustión, aunque la rebaja puede elevarse a 5.000 y 1.600 euros, respectivamente, si se tiene en cuenta la aportación del sector.

Sin embargo, desde la cartera que dirige Reyes Maroto defienden que la razón por la que el plan Renove no funciona es porque la situación económica derivada de la pandemia ha retraído a muchos ciudadanos a cambiar de coche por la incertidumbre.

Normas
Entra en El País para participar