Energía

IFM contacta con Economía para acelerar la luz verde a su opa por Naturgy

El fondo de pensiones australiano explica su proyecto al Gobierno y promete estabilidad absoluta en la compañía

Reyes Maroto, ministra de Industria, y Nadia Calviño, vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital.
Reyes Maroto, ministra de Industria, y Nadia Calviño, vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

IFM no pierde el tiempo. Sabe que necesita que la luz verde del Gobierno para controlar el 22,69% del capital de Naturgy, y desde la cohorte de asesores del fondo australiano en España ya se han mantenido contactos con altos representantes de dos de los ministerios más involucrados en la operación: Industria y Asuntos Económicos, según indican fuentes financieras (el tercero es Transición Ecológica).

El inversor australiano ha explicado a los dos departamentos las líneas maestras de la posible toma de la participación en Naturgy, si bien aún no ha efectuado la petición formal ante la cartera que dirige Reyes Maroto para lograr la luz verde a la toma de más del 10% del capital. Su gran mantra es que la inversión es a largo plazo y que no prevé cambios en la estructura directiva de la compañía ni en su estrategia. El mensaje es de absoluta estabilidad para el futuro de la primera firma gasista española.

Mientras tanto, la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, afirmó ayer en público, en un foro económico, que el Gobierno analizará con “mucho cuidado, detenimiento y detalle” la opa del fondo australiano IFM sobre el 22,69% de Naturgy –la oferta será efectiva, no obstante, si logra el 17%–, al tratarse “de una compañía de un sector estratégico” con operaciones e “infraestructuras críticas” para España. Eso sí, también destacó que ve un “signo positivo de confianza” el interés inversor en España, según declaraciones recogidas por EP en el encuentro informativo online organizado por Nueva Economía Fórum.

Calviño considera “prematuro” pronunciarse respecto a la operación porque “no se ha iniciado el procedimiento y no se ha producido la notificación por parte del fondo y el análisis en profundidad” de la misma por parte del Gobierno, entre otros organismos.

IFM ya ha mantenido contactos con La Caixa, que, con el 24,8% es el máximo accionista de la utility que preside Francisco Reynés. Este llegó precisamente a su cargo actual desde otra empresa participada por Criteria, Abertis, donde era consejero delegado hasta inicios de 2018. Salió en plena guerra de opas por el gestor de autopistas entre ACS y Atlantia, para hacerse con el control de la compañía. Terminaron repartiéndosela.

La oferta se plantea como amistosa ante el Ejecutivo y la cúpula del grupo

El fondo australiano intenta acelerar todos los trámites, en especial, los que tienen que ver con decisiones políticas. Espera que el Consejo de Ministros –por lo tanto, también la cartera que dirige Teresa Ribera–, dé una respuesta en un plazo de seis a ocho semanas, como publicó ayer CincoDías.

La oferta, aunque no solicitada, como señaló el martes Naturgy a la CNMV, es más amistosa de lo que puede parecer en un principio. En la nota enviada al supervisor se indica que Naturgy conoció esa mañana la opa. Esto no significa que los consejeros no estuvieran informados previamente. De hecho, los accionistas a los que representan tomaron cartas en el asunto. CVC y los March, con un 20,72%, y el fondo de infraestructuras estadounidense GIP, con el 20,64% se han comprometido a no acudir a la opa parcial y facilitarán que el nuevo consejo de la mayor empresa gasista de España refleje la posición de IFM en el consejo. Hay que recordar también que CVC ya acompañó a Reynés en Abertis entre 2010 y 2015.

Que la empresa haya contratado los servicios de un banco de inversión –Citi en este caso– y del despacho de abogados Freshields entra dentro del proceso habitual. Incluso en la opa de Six por BME, en la que en el mismo día del anuncio de la operación la empresa española se posicionó a favor de la oferta de la compañía suiza, el gestor de la Bolsa fichó a Morgan Stanley y a Latham & Watkins.

Precio y contraopa

El mercado descarta, de momento, una contraopa

Si no hay ningún obstáculo en el camino, como una contraopa, y el Gobierno da luz verde a la operación, el proceso de entrada de IFM terminaría en el citado plazo máximo de seis meses. En julio, el proceso debería haber finalizado, según fuentes financieras. Lo previsible es que el fondo no agote el plazo de un mes que tiene para solicitar la admisión a trámite de la operación ante la CNMV. Y esta, aunque no puede aprobar el folleto hasta disponer del visto bueno del Ejecutivo a la entrada de un inversor extranjero en el capital de una empresa estratégica, se pondrá a trabajar en él desde el primer minuto. También en BME se requirió el plácet del Gobierno y, al día siguiente de lograrlo, la CNMV ya tenía listo el documento.

Las fuentes financieras consultadas señalan que es improbable una oferta competidora por dos motivos. El primero es el precio, de 23 euros por acción, cercano al máximo histórico de 23,99 que marcó en mayo de 2019. Y el segundo, el hecho de ser una opa parcial que no implica el control de la compañía. Fuentes cercanas a IFM aseguran, de hecho, que no están dispuestas a mejorar el precio.

BNP Paribas tiene un papel triple. El banco de origen galo, además de asesorar a IFM, pondrá el aval por 5.060 millones a los que se valoran los 220 millones de títulos a los que se dirige la opa, y después firmará el cheque para el fondo con un préstamo puente de unos 2.000 millones a más de 18 meses, con la intención de sindicarlo después y dar cabida a otras entidades, como publicó este periódico el pasado miércoles. Allen & Overy asesora, a su vez, al banco. Credit Suisse es también asesor de IFM en la operación, y Linklaters se encarga de las cuestiones legales.

Caída del 1,8% y 75.000 accionistas pendientes

Corrección en Bolsa. Naturgy, que contaba a cierre de 2020 con unos 75.000 accionistas, según su página web, sufrió ayer en Bolsa. Fue el cuarto peor valor del Ibex, con un retroceso del 1,83%: su cotización se situó en 21,94 euros. La corrección llega después de la escalada del 15,48% que se anotó el martes, tras conocerse la oferta, y la escueta alza del 0,72% del miércoles. Con todo, la prima que ofrece IFM es de un 4,8% respecto a precio de la opa. El mercado descarta de momento una mejora del precio o una posible contraoferta, pero sí que la operación tendrá éxito. Naturgy, con una capitalización de 21.273 millones, es la novena empresa más valiosa del Ibex, justo por detrás de Siemens Gamesa, que roza los 23.000 millones, y antes que ArcelorMittal, con unos 20.000 millones. La compañía que preside Francisco Reynés desde febrero de 2018 alcanzó su máximo histórico, ajustado por dividendos, el 16 de mayo de 2019 a 23,99 euros por acción.

Normas
Entra en El País para participar