¿Dónde está el fundador de Alibaba?

Jack Ma se une a una larga lista de ejecutivos chinos que han desaparecido en algún momento o siguen estándolo

¿Dónde está el fundador de Alibaba?

Dónde está Jack? Jack Ma, fundador de Alibaba y Ant, lleva un par de meses sin ser visto. En medio del duro control que ha decidido ejercer Pekín sobre los imperios de tecnología financiera y comercio electrónico, el pasar de­sapercibido probablemente sea lo más prudente. Pero hay todo un historial de magnates chinos que desaparecen misteriosamente, así que no está de más preocuparse.

La última aparición pública de Ma tuvo lugar en un congreso en Shanghái a finales de octubre, donde se quejó de los reguladores financieros y los bancos de su país. Su diatriba provocó una reac­ción en cadena, incluida la sorprendente suspensión de la salida a Bolsa de Ant, valorada en 37.000 millones de dólares, y una investigación antimonopolio centrada en las prácticas de comercio electrónico de Alibaba.

El misterio se ha vuelto más profundo en los últimos días después de que el Financial Times informase de que Ma había sido sustituido en noviembre como juez en un episodio aún no emitido de Africa’s Business Heroes, un reality show creado por él para la televisión. Un portavoz de Alibaba alegó incompatibilidad de calendario, lo cual no sirvió para acallar las especulaciones en redes sociales sobre el paradero del multimillonario más conocido de China. Las acciones de Alibaba, con una capitalización bursátil de 620.000 millones de dólares y en la que Ma ya no ocupa un cargo de consejero o ejecutivo, aunque sí retiene una pequeña participación, han caído otro 5% en Hong Kong desde comienzos de año.

Es comprensible que haya gente preocupada, porque sería fácil silenciar a una mente inquieta. Ma se une a una larga lista de ejecutivos chinos que en algún momento han desaparecido, o lo siguen estando. Entre ellos están el jefe del grupo Tomorrow, ya desmantelado, al que sacaron de un hotel de lujo en 2017, o el presidente de Fosun International, Guo Guangchang, que reapareció en 2015 igual de enigmática y abruptamente como había desaparecido.

El perfil internacional de Ma añade más razones para la ansiedad. El carismático emprendedor conquistó a inversores de todo el mundo mientras compartía cenas y copas con la élite financiera mundial en Davos. En su tierra lo reverencian como un empresario de éxito en el sector de las pymes. Aunque finalmente no hubiera nada alarmante en su silencio de dos meses, todo esto dice muchísimo.