Protege el acceso a ciertas aplicaciones con contraseña en Windows 10

Protege el acceso a ciertas aplicaciones con contraseña en Windows 10

Evita que alguien pueda usar una aplicación de tu PC

Compartir ordenador en casa es algo muy frecuente en la mayoría de hogares de todo el mundo, sobre todo cuando, tanto padres como hijos necesitan hacer uso de él. En este caso, es muy probable que nos encontremos con la necesidad de querer evitar que nuestros hijos u otras personas con las que compartimos el PC, puedan usar ciertas aplicaciones instaladas. Para ello, vamos a mostrar una manera muy sencilla de proteger el uso de ciertas aplicaciones mediante una contraseña en Windows 10.

Hay diferentes opciones de intentar que nuestros hijos o determinadas personas que pueden tener acceso a nuestro ordenador no puedan abrir aquellas aplicaciones que no consideramos apropiadas para ellas o que pueden contener cierta información personal o confidencial que no queremos que caiga en manos de cualquier. Sin embargo, puede que muchas de ellas requieran de complicadas tareas, ajustes o conocimientos para su correcta configuración.

Por eso, queremos mostraros una sencilla herramienta que ha sido diseñada precisamente para proteger el uso de aplicaciones mediante una contraseña. Se trata de un software muy ligero, sencillo de manejar y que además, podemos descargar de forma totalmente gratis desde el siguiente enlace a la web oficial de la herramienta.

Evita que alguien use una aplicación protegiéndola con contraseña

Protege el acceso a ciertas aplicaciones con contraseña en Windows 10

El programa se llama My LockBox y lo único que tenemos que hacer para instalarlo es descomprimir el archivo que se nos descarga en el disco duro de nuestro ordenador y a continuación, hacer clic sobre el archivo ejecutable. Un sencillo asistente nos guiará durante su instalación y una vez finalizada, se nos abrirá en el escritorio.

Lo primero que tenemos que hacer es indicar la contraseña que queremos usar para bloquear el acceso a ciertas aplicaciones, aunque también podemos hacerlo posteriormente e incluso podemos cambiar el pin o contraseña cuando queramos. Con la aplicación instalada y la contraseña establecida, lo único que nos queda es bloquear las aplicaciones que queramos.

Para ello, lo único que tenemos que hacer es abrir la utilidad y elegir la carpeta raíz de la aplicación que queremos que no pueda ser utilizada por otras personas. Si durante la instalación hemos aceptado que My LockBox se integre en el menú contextual de Windows 10, también podemos ir a la ruta de la aplicación, hacer clic sobre la carpeta con el botón derecho del ratón y seleccionar la opción Protect Witch My LockBox. De cualquier forma, una vez hecho esto, ya podremos comprobar cómo al intentar abrir dicha aplicación no es posible. Únicamente podremos si previamente lanzamos la utilidad e introducimos la contraseña establecida para desbloquearla.

Normas
Entra en El País para participar