Los grandes del motor amortiguan el descenso de ingresos a septiembre

Suman unos ingresos de 608.825 millones, un 18,4% menos

Las ventas de coches caerán un 14% este año, según PwC

Los grandes del motor amortiguan el descenso de ingresos a septiembre pulsa en la foto

La industria de la automoción sigue sufriendo las consecuencias de la pandemia de coronavirus aunque está consiguiendo amortiguar el impacto. De hecho, los mayores fabricantes de automóviles del mundo han recuperado progresivamente gran parte de su actividad en el tercer trimestre del año, gracias a una mejora de los mercados desde el histórico desplome en abril.

En el caso de Europa, algunos países ya comienzan a sobreponerse a la pandemia con bajadas mínimas de las ventas de coches e incluso crecimientos. Según las últimas estimaciones de PwC, se espera que en el conjunto 2020 las ventas de vehículos en todo el mundo caigan un 13,9%, hasta 64,6 millones de unidades, mientras que la producción retrocederá un 18,9%, hasta 59,6 millones de coches. Solo en el Viejo Continente, las matriculaciones bajarán un 28% este año y la fabricación hasta un 26,9% en comparación con los datos de 2019.

En este contexto, los fabricantes coinciden en una recuperación de su negocio entre julio y septiembre, una vez superada la fase más complicada de la pandemia con el cierre de plantas de producción y concesionarios, así como las distintas restricciones de movilidad impuestas por los Gobiernos para frenar la expansión del virus.

Los grupos Volkswagen, Daimler, BMW, Ford, Renault, Fiat Chrysler Automobiles (FCA), PSA y General Motors contabilizaron una facturación conjunta de 608.825 millones de euros hasta septiembre, lo que se traduce en una caída del 18,4% en comparación con el mismo periodo del ejercicio precedente (ver gráfico), es decir, 137.892 millones de euros menos.

De las compañías mencionadas anteriormente, la italoestadounidense FCA es la única que acumula pérdida hasta el noveno mes del ejercicio, con unos números rojos de 1.537 millones de euros, frente a un beneficio de 1.122 millones de euros un año antes.

Tesla, ajena a la crisis

Por el contrario, la firma de coches eléctricos Tesla parece vivir ajena a la crisis y está en su mejor momento. Hasta el noveno mes del curso, logró unas ganancias netas atribuidas de 451 millones de dólares (379 millones de euros), en comparación con las pérdidas de 967 millones de dólares (812 millones de euros) del mismo periodo de 2019, mientras que sus ingresos se elevaron un 21%, hasta 20.792 millones de dólares (17.460 millones de euros).

La firma dirigida por Elon Musk acumula cinco trimestres consecutivos en positivo gracias a que sus ventas no hacen más que crecer. Así, la compañía se ha disparado en Bolsa y es la firma de automoción mejor valorada del mundo con una capitalización de más de 500.000 millones de dólares (420.963 millones de euros), muy por encima de gigantes de la industria como Toyota y el grupo Volkswagen, con 20,78 billones de yenes (167.693 millones de euros) y 77.480 millones de euros, respectivamente. Esto ha impulsado a Musk a convertirse en la segunda persona más rica del mundo con un patrimonio neto de 127.900 millones de dólares (107.620 millones de euros), por delante del confundador de Microsoft Bill Gates, según la lista de millonarios de Bloomberg.

De su lado, las marcas japonesas han presentado hasta ahora los resultados correspondientes a su primer semestre fiscal, que va de abril a septiembre, y entre Toyota, Nissan y Mitsubishi suman unos ingresos de 122.597 millones de euros, lo que supone un retroceso del 30% en la comparativa interanual o 50.530 millones de euros menos.

Esta mejora de los números se produce después de que en el segundo trimestre los 17 fabricantes más grandes del mundo redujeran sus ingresos un 41%, hasta 256.900 millones de euros, según datos de la consultora EY. El sector pasó así de un beneficio operativo de 21.800 millones de euros en el segundo trimestre de 2019 a registrar unas pérdidas de 10.800 millones entre abril y junio de este año.

Previsiones

Tras la recuperación vivida por el sector en el tercer trimestre, las compañías han revisado sus previsiones para el ejercicio completo, aunque siguen siendo cautas y con unos números muy por debajo a los registrados en 2019. El grupo Volkswagen ha confirmado que estima terminar 2020 con un resultado operativo positivo y con una cifra de negocio “significativamente por debajo” de la del año pasado, al tiempo que Daimler ha pronosticado que registrará un ebit similar al de 2019 tras una normalización de los mercados durante lo que resta del año, pese volúmenes “significativamente más bajos” de facturación y ventas.

La francesa Renault confía en su capacidad de recuperación gracias a la evolución de su política comercial en el tercer trimestre, mientras que la previsión de su compatriota PSA es lograr un margen operativo ajustado de la división de automoción del 4,5% para el periodo comprendido entre 2019 y 2021. BMW también ha confirmado sus previsiones para el curso completo y prevé lograr un retorno operativo sobre ventas de hasta el 3%.

Al otro lado del Atlántico, Ford contempla que su resultado operativo ajustado en el tercer trimestre se sitúe entre el break even y una cifra negativa de 500 millones de dólares (427 millones de euros), aunque anticipa una cifra positiva para el conjunto del presente 2020.

 

El mercado español ahonda su caída en noviembre

Las matriculaciones de automóviles en España continúan a la baja y en noviembre ahondarán aún más su caída.Según fuentes del sector, a 26 de noviembre, las ventas de turismos y todoterrenos se situaban alrededor de las 56.000 unidades, lo que supone un desplome del 27% en comparación con el mismo periodo del ejercicio precedente.

La patronal de los concesionarios, Faconauto, ya advirtió a principios de mes de una bajada de los registros del 30% frente a noviembre de 2019 provocada por los confinamientos “selectivos” que han impuesto algunas comunidades autónomas para frenar la segunda ola de contagios por coronavirus. En noviembre del año pasado se matricularon 93.158 automóviles, por lo que de cumplirse la previsión de la asociación, el mercado automovilístico español cerraría el undécimo mes del curso actual con un volumen de alrededor de las 65.650 unidades comercializadas.

Las matriculaciones acumulan una bajada del 36,8% entre enero y octubre frente al mismo periodo del ejercicio precedente, con 669.662 coches entregados. Este ejercicio solo han crecido en julio, justo al mes siguiente de que se anunciara el Plan Renove, dotado con 250 millones de euros. En este contexto, Faconauto reclama que los concesionarios sean considerados como actividad esencial, tanto en la parte de taller como en la comercial.

Normas
Entra en El País para participar