Aerolíneas

Eurocontrol avista diez años de tráfico aéreo contenido si no hay una vacuna efectiva

En el mejor delos casos no se superarán los niveles de 2019 hasta el año 2024

Eurocontrol avista diez años de tráfico aéreo contenido si no hay una vacuna efectiva pulsa en la foto

El mayor enfriamiento del tráfico aéreo jamás conocido, y la incertidumbre sobre la aparición y eficacia de la vacuna contra la Covid-19, han hecho que aerolíneas y gestores aeroportuarios se queden sin respuestas sobre el futuro próximo. “Creo que la recuperación no llegará antes de la aparición de la vacuna”, señaló esta semana el presidente de Aena, Maurici Lucena, ante el Congreso de los Diputados. Y el CEO de IAG, Luis Gallego, no augura niveles de tráfico similares a los 2019 antes de 2023 o 2024. Son escenarios que coinciden con los que dibujan las asociaciones de aerolíneas y de aeropuertos Iata y ACI, respectivamente.

La Organización Europea para la Seguridad de la Navegación Aérea (Eurocontrol) ha realizado proyecciones sobre los distintos escenarios relacionados con la vacuna, y en ningún caso aprecia la vuelta a una demanda normalizada antes de 2024.

Las ‘low cost’ y el corredor del Atlántico Norte, favoritos para la reanimación más rápida cuando vuelva la demanda

Teniendo en cuenta que los vuelos en Europa cerrarán el presente año al 44% sobre el volumen de 2019, la generalización de la vacuna en el próximo verano podría favorecer una subida de las operaciones hasta el 73% del tráfico de referencia (2019); la cuota sería del 89% en 2022; se alcanzaría un 96% en 2023, y ya en 2024 se rebasarían los más de 11 millones de vuelos controlados en 2019.

Si el antídoto no se administra en masa hasta el verano de 2022, el tráfico se mantendría casi plano en 2021; ya en 2022 se conquistaría un 72%, y al cierre de 2024 apenas se superarían los 10 millones de vuelos, aún un 8% por debajo del techo marcado antes de la crisis del coronavirus.

Eurocontrol también esboza el supuesto de que no se encuentre un remedio eficaz contra la Covid-19, lo que a su juicio, abriría un periodo mínimo de diez años de tráfico deprimido en Europa. En este supuesto, el de 2021 se quedaría en la mitad del registrado en 2019 e iría en lenta progresión hasta alcanzar el 75% en 2024. Esta última posición, con 8,3 millones de operaciones, implicaría la pérdida de casi 3 millones de vuelos en los cielos europeos desde volúmenes precrisis, cuando se fijó un récord pese a cierta ralentización por el enfriamiento económico.

El informe de Eurocontrol hace notar que las low cost tendrán más agilidad para retomar la actividad y que, en el largo radio, uno de los primeros corredores en generar demanda sería el del Atlántico Norte.

El bache de actividad actual multiplica por diez al de los tres peores años de la crisis financiera juntos

El sector confía en que habrá viajeros en cuanto se den las circunstancias. “El tráfico aéreo volverá y lo hará incluso con más fuerza que en 2019”, ha apuntado el presidente de Aena en sus últimas comparecencias públicas. Y Gallego, desde IAG, puso a Canarias como ejemplo de la rápida respuesta de la demanda en cuanto se levantaron las restricciones de vuelo desde Reino Unido y Alemania. Un paso que motivó la fulminante reacción de dos gigantes del low cost, Ryanair y Easyjet.

Tiempo de respuesta

El tráfico europeo respondió de forma dispar ante acontecimientos adversos como fueron el atentado de las torres gemelas en Nueva York y la crisis financiera. En el primer caso, la pérdida fue de 200.000 vuelos y el periodo para recuperar niveles de operaciones previos al 11 de septiembre de 2001 fue de un año y medio. En cuanto al crack financiero, entre 2008 y 2011 apenas se perdieron 600.000 vuelos en el Viejo Continente, pero la persistencia de la recesión hizo que no se volvieran a superar los 10 millones de operaciones hasta 2016.

El hundimiento actual en solo nueve meses multiplica por más de diez el bache de los tres peores años de la crisis de Lehman Brothers.

Los tres grandes grupos europeos del sector aéreo, IAG, Lufthansa y Air France-KLM, suman 17.200 millones en pérdidas al cierre de septiembre

La recuperación pasa por la capacidad de aguante de aerolíneas y aeropuertos, de la llegada de una vacuna eficaz y del soporte que vayan dando las Administraciones. Entre los grandes jugadores, IAG pierde 5.567 millones a septiembre; los números rojos de Lufthansa llegan a 5.584 millones, y Air France-KLM los supera con 6.078 millones. El aeropuerto de Heathrow, por su parte, tiene liquidez (2.400 millones de libras) para aguantar 12 meses sin ingresos o hasta 2023 si se cumplen unas mínimas perspectivas de actividad.

“Incluso en el escenario más positivo, no esperamos una recuperación a los niveles de 2019 antes de 2024. Existe una previsión realista de que podría llevar más tiempo, tal vez hasta 2029. Este panorama catastrófico para la aviación muestra claramente por qué es tan importante que los Estados tomen medidas consistentes y coherentes para apoyar a la industria y hacer que los pasajeros se sientan seguros para volar de nuevo”, ha sentenciado Eamonn Brennan, director general de Eurocontrol.

Normas
Entra en El País para participar