Aerolíneas

Iberia supedita la toma de Air Europa al margen de gestión tras el rescate público

Gallego asegura que el interés sigue en pie, pero precisa asegurar las sinergias de la operación e insta a una nueva negociación ante el alza de la deuda

Iberia supedita la toma de Air Europa al margen de gestión tras el rescate público

El interés de Iberia por Air Europa sigue vivo, según ha reconocido esta mañana en rueda de prensa el consejero delegado de IAG, Luis Gallego. El ejecutivo cree que podría cerrarse en el primer trimestre de 2021, pero hay más matices que nunca sobre la viabilidad de la operación.

La situación crítica de la aerolínea de la familia Hidalgo hace que Iberia extreme las precauciones, máxime cuando Air Europa ha recibido 140 millones de financiación avalada por el ICO y está a punto de amarrarse a un salvavidas de 475 millones por parte del fondo de rescate de empresas estratégicas. "Air Europa era una empresa saneada que valorábamos hace un año en 1.000 millones. Hoy es una aerolínea que va a tener 600 millones de deuda y, como todo el sector, muy malos resultados. Acude al rescate para no quebrar", ha señalado Luis Gallego.

Ante esta nueva realidad para la segunda aerolínea española de red, IAG y su marca Iberia quieren garantizarse el máximo margen de maniobra en la pretendida Air Europa a pesar de la entrada de la inyección pública. Se trata de hacerla viable. "Para realizar la operación hay que volver a mirarlo todo", ha afirmado Luis Gallego, "lo primero, las condiciones de esa deuda y si impondrá restricciones a decisiones estratégicas". Esto es capacidad para actuar sobre la flota, plantilla, estrategia, etcétera.

La entrada de Air Europa en Iberia y, por extensión, en IAG, "es positiva para el hub de Madrid", ha reiterado Gallego, recordando a renglón seguido que los mayores países europeos han prestado fuerte ayuda a sus aerolíneas de referencia para la supervivencia de sus hubs. Es el caso de Francia con Air France o de Alemania con Lufthansa. El primer ejecutivo de IAG ha venido a decir entre líneas que una integración aérea en Madrid solo es posible si el Gobierno evita poner condiciones en la gestión tras el rescate de Air Europa. Y es que resulta prácticamente imposible que los 600 millones de deuda a no más de seis años que va a contraer la firma de Globalia se paguen con su actividad, máxime en la actual crisis de demanda. La compra solo se entiende ya desde la obtención de sinergias y, de no salir adelante, sobrevuela el fantasma de una Alitalia en España.

Política tarifaria de Aena

El presidente de Iberia, Javier Sánchez-Prieto, ha eludido esta mañana entrar al cuerpo a cuerpo con su homólogo de Aena, Maurici Lucena, después de que este último defendiera ayer a capa y espada en su junta de accionistas la política tarifaria en los aeropuertos españoles. Lucena afirmó que son los precios más baratos de Europa y ofrecen competitividad a las aerolíneas. Y criticó duramente a quienes reclaman rebajas "indiscriminadas", contra la cuenta de resultados de Aena y los intereses de sus accionistas, para estimular el tráfico aéreo y el turismo. Al respecto, Sánchez-Prieto ha recordado que la crisis del coronavirus no tiene precedentes y que, en algún momento, "todos nos veremos obligados a hacer esfuerzos sin precedentes para poner en marcha el transporte aéreo y el propio país".

IAG ha reclamado esta misma mañana la realización de test para detectar la Covid-19 entre los viajeros en los aeropuertos de origen. "Ya hay ensayos en distintos aeropuertos. Sobre quién los paga, es necesario llegar a acuerdos", según Luis Gallego.

Respecto a los ajustes en las distintas aerolíneas del grupo IAG en un contexto en el que el holding pierde 5.567 millones al cierre de septiembre, British Airways y Aer Lingus suman ya 10.000 bajas, de las que 9.000 han sido ejecutadas. En Vueling se ha alcanzado un acuerdo de rebaja salarial con los pilotos para evitar despidos durante 2021, y en Iberia se fía el recorte de costes a los ERTEs por fuerza mayor habilitados aún hasta el 31 de enero. Más allá de esa fecha, y si esa medida del Gobierno no se prorrogara, el presidente Sánchez-Prieto ha comentado que "habría que ajustar costes a la demanda y deberíamos barajar otras alternativas".

En Iberia presupuestan la recuperación de la demanda de 2019 para 2023 ó 2024, ante lo que se están tomando "medidas sobre los costes fijos, variables, de flota y de personal", ha recalcado su presidente ante los medios.

Normas
Entra en El País para participar