Infraestructuras

Aena carga contra las peticiones de rebajas tarifarias “indiscriminadas” para sostener el turismo

El presidente Maurici Lucena asegura que “habría sido una temeridad pagar el dividendo en la actual situación”.

El presidente de Aena, Maurici Lucena.
El presidente de Aena, Maurici Lucena.

El presidente de Aena, Maurici Lucena, se ha referido esta mañana al histórico desempeño de la compañía en 2019, y a la inercia que traía de ejercicios anteriores, como colchón para soportar la crisis del coronavirus: “Nuestra posición es privilegiada, en términos relativos, para afrontar esta etapa de pandemia”, ha afirmado ante la junta de accionistas. Pero también ha destacado una actuación rápida para reducir las salidas de caja, con una cifra de 332 millones de ahorro entre abril y junio; frenar inversiones, y reducir gastos. Aena obtuvo préstamos entre marzo y abril que elevan la caja a 2.440 millones, a lo que se añade la posibilidad de realizar emisiones de pagarés dentro de un programa de 900 millones.

Otra dura decisión fue la de suspender la distribución del dividendo con cargo a los beneficios de 2019, donde el pay out estaba fijado en el 80%: “El reparto de dividendos habría sido una temeridad en la actual situación y decidimos destinar esos fondos a reservas”.

AENA SA 145,55 1,53%

Ante este escenario de máxima dificultad por la crisis sanitaria y las restricciones a la movilidad, el ejecutivo ha remarcado que Aena se nutre únicamente de sus ingresos por la actividad aeronáutica regulada y por el negocio comercial en los aeropuertos: “Carecemos de aportaciones de fondos públicos”. A renglón seguido, Maurici Lucena ha lanzado un mensaje nítido a las empresas y agentes que exigen que Aena cargue con un exceso de costes en esta crisis para sostener el turismo y el transporte aéreo:“Una reducción indiscriminada de tarifas no solo es completamente ilógica desde el punto de vista económico, sino que tendría unos efectos muy perjudiciales en nuestras cuentas. Y nuestros accionistas, públicos y privados, merecen la misma consideración que los de cualquier otra empresa”. El presidente de Aena ha reclamado que se incluyan estas consideraciones en un debate tarifario, en plena crisis, que en ocasiones adquiere tintes “surrealistas”.

Las ampliaciones de Barajas y El Prat siguen en pie

“El tráfico volverá incluso con más fuerza y las ampliaciones de Barajas y El Prat son necesarias”, ha aseverado Maurici Lucena al referirse a proyectos a medio plazo. Estas inversiones serán recogidas esencialmente en el próximo quinquenio regulado, 2022-2026, sobre el que Aena ha abierto conversaciones con las aerolíneas. En la junta también se ha podido escuchar el compromiso de que la compañía cumplirá con su plan de inversiones en 2021 y 2022 tras el frenazo a los proyectos entre marzo y el inicio del verano. Quizás, se ha advertido desde la presidencia, parte de la inversión prevista en 2020 tendrá que ejecutarse el próximo año ante la ralentización de la actividad.

Tarifas competitivas

Los aeropuertos españoles cuentan con las tarifas más bajas entre sus comparables europeos, se ha mencionado esta mañana en la junta, mientras ofrecen un servicio “excelente”. Según Lucena, Aena ya interviene en la sostenibilidad del sector aéreo con esos precios y a través de medidas como el incentivo a la recuperación de producción, con la rebaja de la tarifa de aterrizaje, o el aplazamiento de las tasas de estacionamiento durante seis meses, y sin intereses, en un momento en que las flotas tuvieron que permanecer en tierra por las restricciones a la movilidad.

Maurici Lucena se ha referido desde los primeros renglones de su intervención a un 2020 en que la previsión de cierre apunta a pérdidas. “Se da la paradoja de que Aena va a enlazar un 2019 récord en términos financieros y de actividad con un 2020 en que experimentamos un fuerte deterioro y que terminaremos en números rojos”. En esta crisis sin precedentes, el tráfico aéreo no recuperará los volúmenes de 2019 hasta algún momento entre 2024 y 2027, según instituciones del sector como Iata, OACI y ACI. “Quiero dejar claro que no son previsiones de Aena”, se ha defendido el presidente Lucena.

La llegada de la vacuna y tratamientos contra la Covid-19 será el hito esencial para la recuperación de la actividad aeroportuaria, incluso por encima de la esperada recuperación económica, se ha subrayado desde Aena. Hasta entonces, “los aeropuertos de la red española de Aena cumplen y cumplirán con las medidas sanitarias aprobadas en el marco europeo y en el nacional para hacer frente a la crisis sanitaria del coronavirus”. Los actuales controles a los viajeros en las terminales cumplen con el Real Decreto Ley 21/2020.

Sin estimaciones económicas a la vista

Aena viene señalando en sus últimas presentaciones públicas que la actual incertidumbre sobre la evolución de la pandemia impide realizar estimaciones sobre actividad o resultados. Y la junta no ha sido una excepción. Respecto a la cifra de beneficios que aparece reflejada en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado, con una ganancia de 68 millones para 2021, la empresa ya  advirtió anoche ante la CNMV que esa estimación se ha visto afectada por "la rápida evolución de los efectos derivados de la pandemia de la Covid-19 que ha tenido lugar desde que se elaboraron dichas previsiones".

"Enlazamos un 2019 récord con un 2020 en que experimentamos un fuerte deterioro y que terminaremos en números rojos”, ha lamentado Lucena

La empresa tiene sobre la mesa, además, negociaciones con los operadores comerciales instalados en la red de aeropuertos con el fin de reequilibrar sus contratos. Una circunstancia que podría afectar a las expectativas sobre ingresos por rentas mínimas garantizadas.

Aena viene de declarar una pérdida de 107 millones al cierre del tercer trimestre, mientras que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado advierte de una cifra en rojo para el ejercicio actual de 581 millones.

Sostenibilidad ambiental

Además del balance sobre el ejercicio 2019 y el análisis del complicado 2020, la junta ha sacado adelante una estrategia de acción climática que perseguirá el objetivo del 'Net Zero Carbon' para 2040. El punto fue incluido en un complemento en el que se daba instrucciones al consejo de administración para presentar un plan de acción climática en 2021 e informes actualizados sobre esta cuestión a partir de 2022. La inclusión de este punto en el orden del día fue solicitada por el fondo británico TCI, titular de un 3,8% del capital. Lucena ha agradecido el aliento del fondo en este sentido y ha recordado hitos como el de la insonorización de 25.000 viviendas en el entorno de los aeropuertos o la activación del plan fotovoltaico.

Dentro del nuevo plan de acción climática, Aena se ha marcado como objetivos para 2026 conseguir la neutralidad de carbono con compensación; la consecución de la acreditación del nivel 3+ Carbono neutral en varios aeropuertos y alcanzar el 100% de autoabastecimiento eléctrico de origen renovable. El último objetivo, el 'Net Zero Carbon', se ha adelantado de 2050 a 2040.

La empresa apostará por nuevas tecnologías y la actualización en iluminación y climatización eficientes para lograr la eficiencia energética; convertir la flota de vehículos de Aena en 100% ecológica, incentivar el acceso a aeropuertos a través de transportes sostenibles, incrementar los puntos de recarga eléctrica en los aparcamientos e impulsar el vehículo de hidrógeno.

De hecho, Aena ya cuenta con un plan de energía renovable que será redefinido para cubrir el 100% del autoconsumo. Además implantará tecnologías para el almacenamiento de energía y promoverá la utilización de los residuos como materia prima para la generación de energía.

Suspensión del dividendo "por prudencia"

La junta ha sacado adelante la reelección y nombramiento de los consejeros independientes Amancio López Seijas y Jaime Terceiro Lomba, el nombramiento como consejera independiente de Irene Cano Piquero, y el de Javier Marín San Andrés como consejero ejecutivo. Sobre este último, Lucena ha asegurado que se trata del directivo de mayor prestigio en el sector mundial aeroportuario.

Respecto a la distribución de futuros dividendos, no hay compromisos sobre la mesa. La empresa decidió el pasado 30 de junio dejar sin efecto la propuesta de aplicación de los resultados de 2019, que se había realizado a finales de febrero, suspendiéndose la distribución de 7,58 euros por título. Se trata de preservar la máxima tesorería para afrontar los meses de crisis que se avecinan durante la temporada de invierno.

Hasta el cierre de septiembre el tráfico de pasajeros en la red de aeropuertos cae un 69,7% desde las cifras récord de 2019, hasta los 64,9 millones de euros.

Preparados ante cualquier desenlace del Brexit

Durante la larga intervención de Maurici Lucena ante la junta de accionistas de Aena, la negociación del Bréxit, crucial para la compañía, ha ocupado un par de minutos. El ejecutivom asegura tener preparada a la empresa para absorber el impacto del mismos sea cual sea su desenlace.

Lucena también ha hablado del bache bursátil que atraviesa la acción de Aena, con una caída del 33% en lo que va de año. En este caso ha tratado de dar consuelo a los inversores al comparar el desempeño de la acción con el de firmas del sector turístico, aerolíneas o los mayores gestores aeroportuarios.

Normas
Entra en El País para participar