Miguel Jiménez (Renta 4): “He estado dos años sin invertir. Con estos tipos, no compensaba”

El experto insiste en que "puede haber curvas y el inversor tienen que saber por qué"

Miguel Jiménez, Renta 4
Miguel, Jiménez, gestor del fondo Renta 4 Pegasus.

Gestiona uno de los fondos de retorno absoluto más conocidos en España, el Renta 4 Pegasus. “Lo lanzamos en 2007 con la intención de intentar lograr rentabilidad para el perfil conservador, pero utilizando todo tipo de activos. Y la idea original sigue siendo la misma: hacer una cartera que sea resistente ante cualquier escenario”, asegura Miguel Jiménez.

A largo plazo lo está consiguiendo, con una rentabilidad del 54% desde los inicios, lo que implica un 3,3% anualizado. Sin embargo, a corto plazo lucha contra los números rojos. “Cada vez es más complicado ganar dinero en cualquier escenario, debido a dos variables importantes: los tipos de interés negativos, que afectan a toda clase de inversiones, y la correlación entre diferentes activos, que ha subido mucho”.

Para conseguir el mismo rendimiento que en el pasado con los tipos actualmente en negativo, considera que todos los gestores se encuentran en la disyuntiva entre asumir más riesgo o no asumirlo y decir a los inversores que la rentabilidad es menor que hace años.

Jiménez, en términos generales, no es de asumir más riesgo. “Lo podemos hacer, pero siempre bajo un perfil de inversor conservador, y que esté muy bien pagado. Si veo una oportunidad muy buena puedo meter el 1% de mi cartera en algo que creo que puede subir un 40%, pero cuando no hay ese premio creo que es un error, ya que el inversor conservador aguanta muy poco la volatilidad”.

De esta manera, en la gestora han apostado en los últimos tiempos por explicar a los partícipes dónde están invertidos para que estén cómodos. “Creemos que podemos seguir ganando a medio plazo para un inversor conservador, pero entremedias puede haber curvas y tienen que saber por qué”.

También tuvo que defender ante los inversores el peso en la cartera de los bonos de Dia en plena rees­tructuración accionarial. Ahora tienen mucha menos posición porque han tenido que ir a la subasta de LT1, su accionista principal. “No estábamos muy mal encaminados cuando decíamos que el riesgo de quiebra era pequeño, o era menor de lo que decía el mercado. Según el vencimiento, a unos bonos le hemos ganado el 30% y a otros el 9%”.

Para compensar los escasos rendimientos de la renta fija, el fondo tiene ahora una exposición a renta variable del 3%, “pero llegaremos al 5%” para aprovechar oportunidades, adelanta. Por ejemplo, tienen en el radar a Merlin, a la que ven valor a medio plazo, pese a las recientes caídas.

En la actualidad, cuentan con un 10% de liquidez, el menor nivel de los últimos años. “He estado dos años un poco intranquilo porque el fondo no invertía. Tal y como estaban los tipos, veía que no compensaba. Ahora ya hemos hecho el trabajo y esperemos que los cupones, dividendos, etc., que cobremos vayan elevando nuestra rentabilidad”.

Normas
Entra en El País para participar