Las mejores carteras de deuda a corto plazo dan cerca de un 4% a 12 meses

Los fondos de renta fija que compiten con los depósitos con rentabilidades de más del 2%

Los fondos de renta fija que compiten con los depósitos con rentabilidades de más del 2% Ampliar foto

Los mejores fondos de renta fija han ofrecido cerca de un 4% en los últimos 12 meses y compiten con los depósitos de la banca, limitados al 2%. Las carteras más hábiles que invierten en el mercado monetario también superan ese umbral de rentabilidad.

El interés medio de los depósitos a plazo inferior a un año se sitúa por debajo del 1%. Los mejores productos pueden llegar al 2% anual, pero por un periodo de tiempo muy limitado –ING Direct y Openbank ofrecen esa rentabilidad a los nuevos clientes por un periodo de tres meses– o exigen vinculaciones adicionales, como domiciliar la nómina o contratar otros productos, como ocurre con Bankinter. 

Los tipos de interés de la zona euro, en el mínimo histórico del 0,15%, tiran hacia abajo de las rentabilidades de los productos sin riesgo. Pero los expertos señalan alternativas para tratar de llegar al umbral del 2% o incluso superarlo con unas cotas de riesgo limitadas.

La rentabilidad de los fondos monetarios –carteras ultraseguras con activos de renta fija con un vencimiento medio inferior a seis meses– se sitúa en el 0,6% en lo que va de año, según los datos de Inverco. “Obtener más de un 2% anual en un fondo monetario puro es prácticamente imposible tal como están los tipos a corto plazo en la zona euro e, incluso, en nuestro país. De donde no hay no se puede sacar”, sentencia Fernando Luque, editor de Morningstar.

0,86%

es el tipo de interés medio de los nuevos depósitos contratados en el mes de junio. A finales de 2012, antes de las recomendaciones del Banco de España, el rendimiento medio rozaba el 3%.

2,1%
es la rentabilidad media de los fondos de renta fija en lo que va de año a 31 de julio, según Inverco. Los fondos monetarios han dado un 0,6%.

11%
es la rentabilidad media de los fondos de Bolsa española en lo que va de año. Los de Bolsa mundial dan el 5%.

El fondo clasificado como monetario que mejor lo hace es, de acuerdo a los datos de Morningstar, el Renta 4 Monetario, con una rentabilidad del 1,1% en lo que va de año y del 2,1% a 12 meses.
La posibilidad de obtener más rentabilidad pasa por elevar la duración de la cartera. La dificultad está en hacerlo sin provocar una escalada del riesgo del producto.

“La renta fija lo ha hecho muy bien en lo que va de año, y da un poco de temor. Aunque sí se puede lograr algo más de rentabilidad con fondos de renta fija con una duración más elevada”, apunta José Hinojo, del equipo de análisis y selección y gestión de carteras discrecionales de Renta 4. Este experto aconseja abrir el abanico a productos de retorno absoluto o renta fija de duración flexible con baja volatilidad. Destaca, por ejemplo, el Renta 4 Pegasus, que gana un 2,3% en lo que va de 2014. Bajo la clasificación de renta fija a corto plazo, tanto deuda soberana como de bancos y empresas en su mayor parte de la zona euro, Morningstar revela productos que han dado en lo que va de año una rentabilidad de entre el 2,4% y del 3,7% en los últimos 12 meses. Eso sí, rentabilidades pasadas no garantizan, ni mucho menos, los rendimientos futuros.

El Eurovalor Renta Fija Corto, un producto de la gestora Allianz Popular y cuya cartera se componía a cierre del primer semestre en casi un 60% de bonos y depósitos, ha dado un 3,7% a 12 meses. El riesgo del fondo de acuerdo a la escala de la CNMVes de dos, cuando el mínimo es uno y el máximo, siete.

Menor riesgo aún tiene el Eurovalor Particulares, de la misma gestora, que ha rentado a sus partícipes cerca de un 0,9% en lo que va de año y que en los últimos 12 meses suma un 1,9%. El riesgo que recoge su folleto depositado en el supervisor es de uno sobre siete. Más del 96% de su cartera estaba a junio en depósitos a menos de un año. La capacidad de negociación de las gestoras de fondos todavía les permite negociar mejores condiciones en las imposiciones a plazo fijo. En los fondos, las entidades financieras no tienen por qué plegarse a las recomendaciones del Banco de España sobre los intereses de los depósitos a los pequeños ahorradores. El máximo que pueden ofrecer a estos últimos se sitúa en el 2,15% a más de 24 meses.


Ibercaja Ahorro está centrado en renta fija a corto plazo de Europa, Estados Unidos y Japón, con una duración media inferior a los dos años. La rentabilidad en lo que va de año se sitúa en el 1,9%.
Privat Ahorro Corto Plazo, gestionado por Privat Bank Patrimonio, ofrece una rentabilidad a 12 meses superior al 2,8% con una categoría de riesgo dos. La gestora explica esta clasificación por “la exposición a activos de renta fija de una calidad crediticia mínima media (al menos de grado de inversión, según Standard & Poor’s) y la corta duración de entre 6 y 24 meses justifica la asignación de esta categoría”. Mutuafondo Corto Plazo, de Mutuactivos, también tiene un 2 en la clasificación de riesgo y a cierre del primer semestre tenía invertido en deuda con una duración inferior a un año el 87% de su cartera.

Otro fondo con buen resultado es el Rural Bonos Dos años. Como su nombre indica, la duración media de sus inversiones no supera los 24 meses y se centra en activos de calidad en grado de inversión, que han de suponer al menos el 65%. Su riesgo es de 2, con un 1,4% en el año.

Alternativas intrépidas que ganan hasta el 14%

Aunque las rentabilidades superiores al 2% casi han desaparecido del mapa de los fondos monetarios, es posible hallar algunos productos vinculados a la renta fija a corto plazo que ofrecen retornos por encima del 10%, algo que según Fernando Luque, de Morningstar, es todo un hito, si se tiene en cuenta el entorno de tipos bajos que existe en la actualidad.En el ranking que elabora Morgninstar el fondo Leaseten III, de la gestora Santander Asset Management, el Leaseten renta Fija Corto, de BBVA AM, o el Fondo 3 Renta Fija que gestiona Ahorro Corporación, encabezan la lista.
Los tres llegan a dar unas rentabilidades de entre el 14% y el 11% a 12 meses y solo en los seis primeros meses estas se sitúan por encima del 5%. Pero conseguirlo no es tarea fácil. “Para ello es necesario asumir más riesgo a nivel de crédito, ya sea invirtiendo en emisiones corporativas o bonos de comunidades autónomas”, explica Luque. No obstante, para sacar el mayor partido a la inversión lo fundamental es llevar a cabo una gestión dinámica de las carteras. Como ejemplo, el editor de Morningstar en España pone cita la posibilidad de disponer de una cartera de baja duración comprando solo bonos de baja duración o combinándola con bonos de larga duración con posiciones cortas en futuros”.