Banco

Álvarez descarta una participación de Santander en el baile de fusiones en España

Pide que la banca pueda volver al dividendo y avisa de los incrementos de la morosidad

José Antonio Álvarez, CEO del Banco Santander, en el XI encuentro del sector financiero organizado por KPMG y Expansión.
José Antonio Álvarez, CEO del Banco Santander, en el XI encuentro del sector financiero organizado por KPMG y Expansión.

El consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, ha advertido que retirar rápidamente los estímulos como los créditos ICO o los ERTE repercutirán en un aumento de la morosidad en la banca. Aunque ha afirmado que no se va a ver de momento, debido a que las familias no han empeorado su calidad crediticia gracias a la política de rentas de los gobiernos (en España, por los ERTE), y por los créditos avalados a empresas, que les han provisto de liquidez y financiación.

El banco ha concedido 115.000 millones de euros en moratorias, de los que la mitad corresponden al aplazamiento de hipotecas en Reino Unido. "Del 70% al 75% de los aplazamientos de pago concedidos ya han vencido y el 98% no son morosos", ha reconocido el ejecutivo.

Como lo hizo minutos antes su homólogo de BBVA, Onur Genç, Álvarez también ha reclamado la vuelta al dividendo, cuyo reparto está vetado hasta 2021 por el Banco Central Europeo (BCE). El número dos de Banco Santander cree que esta limitación al reparto de dividendo eleva "innecesariamente" el coste de capital de los bancos, por lo que ve recomendable que se retire, según  ha explicado en el XI encuentro del sector financiero organizado por KPMG y Expansión.

Reclama que "si sus resultados (de los bancos) le permiten hacerlo y cumpliendo con todas las regulaciones de capital existentes" sería conveniente que pudieran repartir dividendos.

El CEO de Santander también ha descartado estar "en absoluto" preocupado por que la entidad resultante de la fusión entre CaixaBank y Bankia adelante a Santander por tamaño. "El tamaño no me preocupa absolutamente nada. Me preocuparía si tuviéramos una cuota del mercado por debajo del 10%, pero con una cuota cercana al 20%, la escala no te puede preocupar", ha asegurado.

Tanto es así que ha descartado que Santander tenga interés en participar en la nueva oleada de consolidación bancaria en España: "No estamos interesados y no miramos nada", ha confesado, para añadir que la compra de Banco Popular "ha dado los resultados esperados", al permitir al grupo crecer en el segmento de pymes.

El consejero delegado de Banco Santander también ha asegurado que la diversificación geográfica "juega a favor" de las entidades, pese a que los supervisores han constatado que en la crisis actual "puede que no sea tan positiva".

"Yo creo que la diversificación juega a favor, no es lo mismo que una economía caiga a doble dígito que al 4%-5%, tenemos países donde la inversión crediticia crece y otros donde no. En este momento, la diversificación juega de forma positiva", ha defendido.

De cara al cuarto trimestre del año, Álvarez prevé que evolucione de forma parecida al tercero, pues el ahorro ha crecido pero que las familias utilicen o no su capacidad de compra dependerá de la confianza, que en el cuarto trimestre "estará, razonablemente, en los niveles actuales".

Normas
Entra en El País para participar