Las mujeres invierten en el hogar 452 euros más que los hombres

La brecha de género en este campo tiene un impacto de 5.424 millones de euros

Sostenibilidad y mujeres Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La brecha de género en el consumo tiene un impacto de 5.424 millones de euros. Un valor que se alcanzaría si los 12,2 millones de hogares en los que el sustentador económico principal es un hombre igualaran su gasto al de los 6,4 millones de núcleos liderados por mujeres. De media, ellas invierten 452 euros más al año en bienes y servicios básicos. Son datos del informe La mujer como referente en la transformación social hacia un consumo más responsable, presentado este jueves por ClosinGap y liderado por L’Oréal España, que también estipula que si esta brecha se cerrase, el PIB español aumentaría cerca de medio punto y la recaudación fiscal crecería 2.199 millones de euros, considerando un IRPF del 10,5% y una cotización media del 30%.

Este mayor gasto, sin embargo, no es sinónimo de un mayor despilfarro. Al contrario. El documento apunta que las mujeres invierten más en productos esenciales para el hogar y hacen un consumo más reflexivo. Según datos del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI), las mujeres representan el 52% del total de consumidores online, mientras que los hombres se mantienen en el 48%. La omnicanalidad, según ClosinGap, tiene como consecuencia un gasto más eficiente, ya que implica “la búsqueda y comparación de los precios de los productos y servicios antes de ser adquiridos”, reza el informe.

Estos balances no se realizan en vano, el estudio asegura que ellas miran más el precio de los bienes y servicios que adquieren que sus compañeros. Así, por cada mujer que está dispuesta a pagar una cantidad más alta por una prenda de ropa de una marca conocida hay 1,34 hombres. Por cada hombre que asegura que el precio es más importante que la marca hay 0,92 mujeres, un ratio que alcanza el 0,82 en el caso de las féminas que contrastan el precio entre diversas tiendas a la hora de comprar.

Asimismo, mientras que ellos tienen un consumo más individualista, ellas adquieren en mayor proporción artículos para el resto de miembros del hogar. “Lo que implica un conocimiento previo de sus preferencias y necesidades”, detalla el informe. En esta línea, la probabilidad de que las mujeres se encarguen de la compra de alimentación y bebidas para el hogar es cinco veces superior a la de los varones.

La toma de conciencia sobre el consumo también se traduce en una mayor preocupación medioambiental. Igual que ya ilustraron anteriores informes de ClosinGap, como el de movilidad, ellas suelen adoptar comportamientos más sostenibles que sus compañeros. Son las mujeres las que están impulsando este cambio de conducta a la que también se suman los jóvenes. Un 50,8% de ellas frente a un 36,2% de ellos prefiere apostar por fabricantes que reduzcan el plástico y los materiales contaminantes, y un 49,2% frente a un 39% se decanta por potenciar el comercio y la producción de productos locales para evitar la contaminación ambiental.

Todo esto va más allá de los productos que se adquieren y revierte en una actitud más responsable con el medioambiente en todo el proceso de consumo por parte de las mujeres. De esta manera, ellas separan más los residuos (84%-79%), reutilizan en una mayor proporción las bolsas de plástico (78%-72%) y apuestan más por la compra a granel (21%-19%). En el lado contrario, un 10% de los varones asegura que no lleva a cabo ninguna acción en favor del medioambiente, un porcentaje que cae al 4% en el caso de ellas.

Normas
Entra en El País para participar