Guerra tecnológica

Los gobiernos de EE UU y China siembran dudas sobre el acuerdo de TikTok

La confusión en los términos del pacto alcanzado entre ByteDance, Oracle y Walmart llevan a las autoridades de ambos países a replantearse si aceptan o no las condiciones para crear TikTok Global

Banderas de china y EE UU junto al logo de TikTok.
Banderas de china y EE UU junto al logo de TikTok.

Los gobiernos de EE UU y de China siembras nuevas dudas sobre el futuro de TikTok en EE UU tras la confusión generada este lunes sobre los términos del acuerdo sellado por la compañía china Bytedance, propietaria de la popular red social, y Oracle y Walmart, en cuanto a quien controlaría finalmente la mayoría del capital de TikTok Global. Y la operación corre peligro de frustrarse.

El presidente de EE UU, Donald Trump, ya ha asegurado que no aceptará el acuerdo si no hay control por parte de las empresas estadounidenses y el Gobierno china “no aceptará un pacto desigual contra las compañías chinas”, según ha asegurado en un editorial el diario oficial chino Global Times, dependiente del Diario del Pueblo, órgano oficial del Partido Comunista Chino, que afirma que, por la información proporcionada por EE UU, el acuerdo es “injusto” y “satisface las tradicionales exigencias de Washington”.

Hasta ahora, lo único cierto es que Bytedance y las dos empresas estadounidenses han ofrecido versiones muy distintas del pacto alcanzado para formar TikTok Global y evitar así el cierre de la compañía en EE UU. Según Oracle y Walmart, que controlarán el 20% de la futura compañía, la mayor parte de la nueva empresa será de propiedad estadounidense, pero según ByteDance, ellos retendrían el 80% restante hasta que tenga lugar su salida a bolsa en una oferta pública inicial dentro de aproximadamente un año.

“El acuerdo no tendrá nada que ver con eso y, si lo tiene, no lo aprobaremos”, dijo Trump, quien aseguró que si Oracle y Walmart “no tienen control total” sobre Tiktok Global, no dará su consentimiento. "Si descubrimos que no tienen el control total, entonces no vamos a aprobar el trato", remarcó el presidente estadounidense, que había dado previamente y de forma pública su bendición al acuerdo propuesto.

Bytedance también salió ayer al paso de otros rumores “falsos” y aseguraron que no tenían ningún plan de transferir la propiedad de los valiosos algoritmos que impulsan TikTok. También negó la existencia de un fondo para educación patriótica de los jóvenes estadounidenses de 5.500 millones de dólares solicitado por Trump en un mitin en Carolina del Norte como parte del trato alcanzado. La firma china dijo que esa cuantía era lo que se preveía que pagarían de impuestos en los próximos años en EE UU.

Algunas fuentes cercanas al acuerdo han buscado conciliar las discrepancias señalando que el 41% de Bytedance es propiedad e inversores estadounidenses, entre ellos General Atlantic y Sequoia Capital, por lo que al contar con esta propiedad indirecta, Tiktok Global sería mayoritariamente propiedad de empresas estadounidenses.

Esto podría valer para que Trump acepte el pacto, pero no está claro que el Gobierno chino lo vaya a hacer, según el editor jefe del Global Times, Hu Xijin, quien tuiteó este lunes que “basado en lo que sé, Pekín no aprobará el acuerdo actual porque pone en peligro la seguridad, los intereses y la dignidad nacionales de China”.

"China ha estado decidida a enfatizar en los últimos meses que el país todavía tiene el control total de TikTok, en medio del nerviosismo generado localmente por la posible venta de la compañía", dijo Kerry Allen, analista de medios de China de la BBC

"Cuando Oracle llegó a un acuerdo con ByteDance la semana pasada para que TikTok pudiera permanecer activo en los Estados Unidos, los medios chinos enfatizaron que el acuerdo era cooperativo", con ambas partes jugando un papel igualitario, en lugar de que Oracle rescatara al gigante tecnológico chino", para evitar su cierre en EE UU, pero China aún puede decidir que no aprueba el acuerdo, dijo a la cadena británica el Richard Windsor, fundador de la firma de investigación Radio Free Mobile.

Esto se debe a que, añadió, a que si bien Bytedance puede conservar el algoritmo de TikTok, se ejecutará en la infraestructura de Oracle de EE UU. "Si uno da la vuelta al trato e imagina una situación en la que una pieza de software estadounidense líder en el mundo se ejecutase en servidores chinos donde una empresa china tiene acceso completo a ella, uno puede comenzar a ver por qué China podría oponerse”, insistió a la BBC.

Otro punto crítico es que, según el diario chino Global Times, las empresas estadounidenses tendrán cuatro de los cinco puestos de la junta directiva de TikTok Global. Además, resalta que la junta incluirá un director de seguridad nacional, que deberá ser aprobado por EE UU. Asimismo dice que Oracle tendrá “la autoridad de comprobar el código fuente” de TikTok en EE UU y sus actualizaciones, pero “como TikTok y Douyin, su versión original china, deben tener el mismo código fuente, esto significa que EE UU podrá conocer las operaciones de Douyin”.

El citado medio chino también argumenta que la nueva empresa controlará el negocio de TikTok en todo el mundo salvo en China, no solo en EE UU. “Bloqueará el acceso de las IP que procedan de China. Esto significa que los americanos pueden tomar el control del negocio global de TikTok y rechazar que los chinos puedan entrar en ella”, añadió este diario.

Su editorial afirmó igualmente que “si la reorganización de TikTok bajo manipulación de EE UU se convierte en un modelo”, cualquier empresa china que expanda su negocio allí y se convierta en competitiva “será convertida en una controlada por Washington a través de tretas y coacciones”.

El tiempo avanza y la amenaza de cerrar TikTok en EE UU por “motivos de seguridad” aún continúa si el acuerdo no se materializa. Ahora queda por hacer mucha cocina en ambos gobiernos para que ninguno de los dos países parezca que ha dado su brazo a torcer si finalmente lo aprueban.

Normas
Entra en El País para participar