El ‘ecommerce’ es el bote salvavidas para el inmobiliario

No es de extrañar que Simon Property y Brookfield estén dispuestos a adquirir la quebrada J.C. Penney

Aparcamientos vacíos junto al centro comercial King of Prussia, en Upper Merion Township (Pensilvania, EE UU), en mayo pasado.
Aparcamientos vacíos junto al centro comercial King of Prussia, en Upper Merion Township (Pensilvania, EE UU), en mayo pasado. REUTERS

El auge del ecommerce puede levantar el hundimiento inmobiliario. Las ventas digitales se dispararon en Target, Walmart y Amazon el último trimestre mientras la gente compraba comida o entretenimiento para el hogar. Todas esas cosas necesitan ir a algún lugar antes de ser enviadas.

Las ventas online de Target crecieron un 195% en el segundo trimestre. Walmart está en la misma línea, y Amazon se las arregló para subir más del 40% en América del Norte. Hay mucha pista por delante: Moody’s Investors Service estima que la penetración del ecommerce en las ventas al por menor saltará de alrededor del 15% a finales de 2019 a cerca del 30% en los próximos cinco años.

Los minoristas de éxito están a la caza de más espacio para satisfacer la demanda. Por cada mil millones de dólares adicionales de crecimiento en las ventas de ecommerce se necesitan 12 hectáreas de espacio de distribución, según CBRE.

Así que no es de extrañar que los dueños de centros comerciales Simon Property y Brookfield estén dispuestos a adquirir la quebrada J.C. Penney por 1.800 millones de dólares. Una opción es tomar espacio en barbecho y venderlo para almacenamiento a empresas como Amazon. Hay unos 1.130 centros comerciales en EE UU, según Cowen. Convertirlos todos en almacenes podría ciertamente inundar el mercado. Pero hay mucho margen de precios. Los grandes inquilinos, llamados ancla, tradicionalmente pagan 30-45 dólares por metro cuadrado al mes en arrendamientos a largo plazo, mientras que el espacio industrial se paga a unos 160 dólares, según el fundador de Land & Buildings, Jonathan Litt.

Esa es una de las razones por las que los REIT industriales, como Terreno Realty, se han mantenido mejor que sus primos centrados en centros o edificios comerciales. Desde enero hasta el 18 de agosto, el rendimiento total de los accionistas del sector subió un 13%, mientras que los REIT de oficina cayeron un cuarto, según la patronal Nareit. Los almacenes se están convirtiendo en botes salvavidas para los propietarios.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías