Airbnb se suma a los descuentos y rebaja un 10% el precio de sus pisos en España

La oferta va del 5 de septiembre al 20 de noviembre en destinos urbanos como Barcelona, Madrid o Sevilla

Turistas en el centro de Valencia.
Turistas en el centro de Valencia.

El turismo sigue revisando a la baja sus tarifas para tratar de reactivar una demanda hundida. Primero fueron las grandes hoteleras, como Meliá, RIU, Iberostar o NH, con descuentos que oscilaban entre el 40% y el 25% de sus tarifas oficiales. A continuación, las aerolíneas arrancaron una guerra de precios, cuyo principal exponente lo exhibió Ryanair, con un millón de plazas desde cinco euros, secundado por Iberia y Vueling.

Esta mañana, Airbnb, el mayor portal de pisos y habitaciones para turistas en el mundo, con siete millones de anuncios, se ha unido a la campaña de rebajas en España, con descuentos del 10% en los grandes destinos urbanos de España como Madrid, Barcelona o Sevilla. La rebaja se aplica para estancias entre el 5 de septiembre y el 20 de noviembre y no incluye las tarifas de servicio y limpieza. Con este descuento trata de reactivar una facturación que se ha desplomado en los seis meses de la crisis del coronavirus y que solo se ha visto parcialmente compensada por el tirón del turismo nacional.

En un comunicado, la plataforma asegura que el turismo de proximidad, aquel que no viaja más allá de 500 kilómetros, ha crecido con fuerza este verano. "Regiones que no están asociadas a las tradicionales zonas de turismo veraniego, como Castilla-La Mancha, Asturias y Castilla y León escalaron hacia los primeros puestos en crecimiento de los ingresos de viajes de proximidad", recalca la compañía, que resalta que los viajes a los archipiélagos (Baleares o Canarias) también se han incrementado con fuerza, compensando el desplome de los viajeros extranjeros. El destino en el que los ingresos de los caseros ha crecido más en los dos meses de temporada alta (julio y agosto) con respecto al mismo período de 2019 fue Canarias, con un alza del 66%, seguido por Castilla-La Mancha (64%), Castilla y León (40%), Asturias (37%) y Baleares (32%).

La compañía ha tenido que hacer frente a un deterioro económico sin precedentes. El cierre del tráfico aéreo y de la movilidad en todo el mundo le obligó a devolver a sus anfitriones 227 millones de euros para hacer frente a las devoluciones de las reservas que se tuvieron que cancelar de forma masiva. Posteriormente tuvo que hacer frente a un ajuste laboral sin precedentes, anunciando el despido de 1.900 trabajadores, lo que suponía el 25% de su plantilla en todo el mundo. Pese a ello, la plataforma no ha abandonado sus planes de salir a bolsa, como demuestra la información del Wall Street Journal avanzando que ya podría ha er presentado la documentación ante Comisión de Mercados y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés). De acuerdo con el diario estadounidense, Morgan Stanley ha sido el banco elegido para liderar la operación, aunque Goldman Sachs también participará en esta salida a Bolsa, que se realizará mediante una oferta pública de venta (OPV) antes de que finalice el año.

La crisis rebaja a la mitad el valor de la compañía

Airbnb ya avanzó en el verano de 2019 que planeaba salir a bolsa, aunque el valor de la compañía se ha desplomado por la crisis de coronavirus. Hace doce meses, la plataforma de alquiler vacacional fue valorada en unos 26.350 millones de euros, mientras que las últimas valoraciones de mercado la situan en el entorno de los 15.300 millones de euros, lo que representa un desplome del 43%.

En ese deterioro ha tenido un peso determinante el endeudamiento de la compañía, que obtuvo al principio de la crisis 1.830 millones de euros para ganar liquidez y pagar deudas. El primero lo aportaron los inversores institucionales Silver Lake y Sixth Street Partners, con una inyección de 915 millones a principios de abril que combinaba compra de acciones y deuda. Solo diez después, otro grupo de 20 inversores institucionales, entre los que estaban las dos empresas antes citadas, aportaron otros 915 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar