Airbnb pagará 227 millones a sus caseros por las reservas anuladas por la crisis sanitaria

Abre un fondo de 9 millones para apoyar a los propietarios mejor valorados

Brian Chesky, cofundador de Airbnb
Brian Chesky, cofundador de Airbnb

Airbnb, la mayor plataforma de alojamiento para turistas en el mundo, con 7 millones de anuncios, ha sufrido más que ninguna otra empresa el cierre de fronteras y el desplome del tráfico aéreo como consecuencia de la pandemia generada por el coronavirus. Buena prueba de ello son las tres decisiones hechas públicas esta mañana por la plataforma.

En primer lugar abonará 250 millones de dólares (unos 227 millones de euros) a los anfitriones para ayudar a cubrir el coste de las cancelaciones derivadas de la crisis sanitaria. El importe refleja la magnitud del impacto que las anulaciones han tenido en la economía de sus caseros en todo el mundo, como muestra la cancelación de los Juegos Olímpicos de Tokio hasta 2021, justamente cuando Airbnb había firmado un convenio con el Comité Olímpico Internacional para convertirse en el casero de este acontecimiento hasta 2028, lo que suponía ser el alojamiento oficial en Tokio 2020, París 2024 y Los Angeles 2028. La plataforma también ha creado un fondo, dotado con 10 millones de dólares (9 millones de euros) para los "supercaseros", que son aquellos propietarios que obtienen las mejores puntuaciones por parte de los inquilinos, los mayores índices de reservas y los menores de cancelaciones. Este fondo se dotó inicialmente con un millón de euros, aportado por los trabajadores, y ha recibido una inyección de otros 8 millones de euros del bolsillo de los tres cofundadores de la firma (Brian Chesky, Nathan Blecharczyk y Joe Gebbia).

Finalmente ha actualizado su política de cancelación, de tal manera que todo cliente que tuviera una reserva realizada antes del 14 de marzo para estancias hasta el 31 de mayo, podrá cancelarla y obtener un reembolso total o bien posponer esa reserva para otra fecha.

Normas
Entra en El País para participar