Chris Lehane: “Madrid va a ser el hub de Airbnb para toda España”

“Nuestra plataforma no es la responsable de la subida del precio del alquiler en las grandes ciudades europeas”

Chris Lehane, vicepresidente de Políticas Públicas de Airbnb
Chris Lehane, vicepresidente de Políticas Públicas de Airbnb

La experiencia que Lehane (Massachusetts, 1967) adquirió durante su etapa como abogado y portavoz en la Administración de Bill Clinton le ha servido para lidiar con una tarea casi igual de complicada: tratar que las ciudades donde la huella de Airbnb crece de forma exponencial acepten a la plataforma como un beneficio y no como un peligro. Recursos no le faltan. El vicepresidente de Políticas Públicas era conocido, junto a su compañero Mark Fabbiani, como los “maestros del desastre” por la facilidad con la que gestionaron las numerosas investigaciones abiertas durante la presidencia de Clinton. “Nuestro ánimo es negociar con todas las administraciones públicas, ya que nos afectan hasta 500 regulaciones diferentes”, recalca Lehane, que acaba de volver de Londres, donde Airbnb ha firmado un acuerdo con el Comité Olímpico Internacional por el cual se convertirá en el alojamiento oficial de tres juegos olímpicos de verano (Tokio 2020, París 2024 y Los Ángeles 2028) y dos juegos olímpicos de invierno (Pekín 2022 y Milán-Cortina 2026).

La compañía ha calificado de histórico el acuerdo alcanzado con el COI. ¿Cree que va a haber un antes y un después en la compañía?

Lo más interesante es que vamos a pasar de ser una empresa disruptora a una líder mundial del alojamiento. Airbnb está en 100.000 ciudades, en 191 países diferentes, tiene 7 millones de anuncios en todo el mundo y al menos seis personas están haciendo el check-in cada segundo en una de nuestras casas. Gracias al uso de la tecnología hemos podido mejorar el poder adquisitivo de muchos de nuestros anfitriones y al mismo tiempo conectar a la gente que busca ese tipo de alojamientos con sus caseros. El COI reconoció nuestra contribución a la sostenibilidad en la manera en la que hacíamos que casas vacías pudieran ser ocupadas por huéspedes y en el hecho de que contribuíamos al desarrollo de la economía local. El acuerdo que hemos cerrado para los Juegos Olímpicos hasta 2028 es el que queremos extender el resto de administraciones públicas en todo el mundo.

"El acuerdo firmado con el COI para ser socio en los Juegos Olímpicos nos hará líder mundial del alojamiento"

Un propósito que choca con el rechazo frontal de grandes ciudades como París, Berlín o Madrid, que han limitado su expansión, o San Francisco, donde se ha prohibido directamente el alquiler vacacional. La principal acusación es que son los responsables de la escalada imparable del precio del alquiler.

Queremos negociar con todas las administraciones, ya que hemos pactado hasta 500 regulaciones diferentes en todo el mundo y estaríamos encantados en aplicar lo que hemos aprendido. La subida de los precios del alquiler y de la compra de vivienda en las grandes ciudades es un asunto de una enorme complejidad que no se puede limitar a nuestra actividad. Airbnb no es la responsable de la subida del precio del alquiler en las grandes ciudades europeas. De hecho, más del 50% de nuestros huéspedes depende de los ingresos de esa renta para llegar a final de mes. En cualquier caso hay ciudades que han sabido entender que hay dos modelos diferentes de alquiler. El primero es aquel en el que hay gente que lo hace para llegar a final de mes y alquila o comparte su casa de forma esporádica. El segundo es aquel en el que la gente realiza el alquiler de forma profesional en los períodos de vacaciones. La mayoría de ciudades han separado ambos y han aceptado nuestro modelo por la importante contribución que hace a la economía local. Otras como San Francisco han optado por el camino contrario.

"Queremos negociar con todas las administraciones, ya que hemos pactado 500 regulaciones diferentes”

En España, el tercer país después de EE UU y Francia donde Airbnb genera más ingresos, también han tenido problemas con Barcelona y Madrid por sus regulaciones. ¿Cómo cree que van a evolucionar en el futuro?

Va a ser una etapa decisiva para Madrid, que va a ser el hub de Airbnb en España. Se han generado más de 600 millones en beneficios para los caseros ya que llegaron más de seis millones de personas a ese destino. Además hemos detectado dos tendencias. La primera es que la gente que viene de otro país en avión para en Madrid. La segunda, especialmente visible en los dos últimos años, es que se ha producido un incremento muy importante de los viajes domésticos, en el que Madrid es el centro donde la gente del resto de España siempre pernocta.

¿Eso significa que Barcelona deja de ser prioritaria para su compañía en el corto plazo?

Barcelona atrae mucho turismo y es una parte importante de la estrategia de la compañía, pero Madrid es la primera parada de todos los turistas internacionales en España . Si miras a los tres principales destinos de Airbnb (EE UU, Francia y España), todos ellos están unidos a través de los vuelos de IAG.

En marzo anunciaron la compra de la web de reservas hoteleras HotelTonight. ¿Pone está operación punto y final a la mala relación que han tenido con la industria hotelera en los últimos años?

No nos oponemos a la industria hotelera y creemos que existen grandes posibilidades de cooperación. Con la compra de HotelTonight intermediaremos en las reservas de hoteles pequeños y únicos, en los que la experiencia del cliente se aproxima mucho a la que pueda tener en cualquiera de nuestros alojamientos. Al mismo tiempo, la industria hotelera también está reaccionando ante los cambios en los patrones de consumo. Marriott, la mayor hotelera del mundo, anunció recientemente que va a hacer apartamentos de corta estancia. Quién no se adapte puede tener problemas, como le ocurrió a Thomas Cook, que no supo ver que los consumidores están buscando viajes auténticos y más baratos. La nueva tendencia es la economía de la experiencia, líderada por los millenials, que buscan gastar sus recursos en algo que consideren único, ya sea deportes, música o comida.

En ese contexto se entronca la división de Experiencias, con un crecimiento exponencial.

Empezamos en 2017 con 500 experiencias en 12 ciudades y ahora ya tenemos 40.000 experiencias en 1.000 ciudades. Lo que la gente busca son experiencias singulares. Una familia hace un viaje en la vida a París y seguramente irá al Louvre o a la Torre Eiffel. Pero en lugar de ir en un autobús de dos pisos prefiere hacerlo acompañada de un estudiante de arte o de un arquitecto.

Normas