La plantilla de Acciona, en huelga indefinida para evitar despidos "traumáticos" como en Nissan

Reclama que se eviten despidos hasta finales de 2021

Trabajadores de Acciona protestan frente al hotel Catalona la Maquinista en Barcrelona, este lunes.
Trabajadores de Acciona protestan frente al hotel Catalona la Maquinista en Barcrelona, este lunes. EL PAÍS

Los trabajadores de Acciona Facility Services, subcontrata de Nissan en las plantas de Barcelona, comienzan este miércoles una huelga indefinida para conseguir los mismos derechos que los conseguidos por sus compañeros en el fabricante japonés.

Inician su lucha después de que Acciona comunicara a principios de agosto la resolución “de forma unilateral e inmediata” de su contrato con la marca nipona, que terminaba en marzo de 2021, según Nissan.

Tras la rescisión del contrato, Acciona planteó un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para toda la plantilla, unos 500 empleados repartidos entre los centros de la Zona Franca y Sant Andreu de la Barca (Barcelona).

La compañía encargada de la logística del fabricante japonés en las factorías barcelonesas mantuvo este lunes la primera reunión con el comité de empresa para la negociación del ERE, pero no se alcanzó ningún acuerdo. Los empleados piden la retirada del expediente “al entender que no hay causa”, así como que no se produzcan despidos hasta diciembre de 2021, al igual que en Nissan. El próximo encuentro se ha fijado para el 2 de septiembre.

La conselleria de Trabajo de la Generalitat de Cataluña también convocó un encuentro de mediación para intentar evitar la huelga indefinida. Se celebró de manera telemática y tras más de tres horas, tampoco acercaron posturas.

En este contexto, las plantas catalanas de Nissan en Cataluña no pudieron retomar el lunes su actividad, tal y como habían acordado compañía y sindicatos. El fabricante asiático prevé volver a poner en marcha la Línea 1 de su planta de la Zona Franca el próximo lunes, mientras que la Línea 2 echará a andar el 7 de septiembre.

Nissan Motor Ibérica y sindicatos alcanzaron un acuerdo a principios de mes, por el cual la dirección se comprometió a no realizar “despidos traumáticos” hasta finales de 2021. La compañía asegura que está analizando alternativas y acciones de carácter urgente y extraordinario para reiniciar la actividad lo antes posible, así como “la mejor opción” para la búsqueda de alternativas de reindustrialización de sus plantas catalanas.

Normas
Entra en El País para participar