La máquina anticrisis de Warren Buffett está rota

Puede que su sabiduría siga siendo racional... pero los mercados no

Warren Buffet, fundador de Berkshire Hathaway.
Warren Buffet, fundador de Berkshire Hathaway. reuters

Después de que Berkshire Hathaway haya revelado sus últimas decisiones, es tentador extraer lecciones sobre cómo manejar una recesión. Pero el manual de Warren Buffett puede no funcionar esta vez. Su estrategia para sobrevivir es simple: tener efectivo, comprar calidad a precios de ganga y vender si los fundamentales (no los precios a corto plazo) lo justifican. Ha dejado sus participaciones en aerolíneas porque, como dijo en mayo, “el mundo ha cambiado”. Berkshire ha invertido 565 millones de dólares en Barrick Gold y aumentado en 2.000 millones su posición en Bank of America, pero ha vendido acciones de Goldman Sachs y otras entidades.

Para un negocio con 788.000 millones en activos, la compra de Barrick es diminuta. Pero el cambio global es significativo. Berkshire no suele recortar posiciones, dijo Buffett recientemente. Así que aunque él no esté personalmente detrás de cada decisión, todo esto sugiere un pesimismo más extendido. Comprar acciones de una minera de oro encaja: el metal debería beneficiarse si los tipos siguen bajos mucho tiempo.

Es un cambio respecto a 2008, cuando Buffett hizo hincapié en resistir. Pero si miramos las cartas a los accionistas, el tono sombrío tiene precedentes. En 1980, se lamentaba de que la inflación del 12% matara los retornos. En 1987, le preocupaba el gran déficit comercial de EE UU. Y en 2001 dijo estar “poco entusiasmado” por las acciones.

Hay otra razón para el pesimismo: puede que su estrategia habitual para las recesiones ya no funcione. La ganancia anual compuesta del precio de Berkshire desde 1965 dobló la del S&P hasta 2019, pero desde 2008, está 1,5 puntos por debajo de esa referencia. Ha bajado un 9% este año, con el mercado en récord.

Parte es por inversiones en mal momento, como Kraft Heinz. Pero los bancos centrales han inundado el mercado de liquidez, y los ETF generan enormes movimientos en manada. Los inversores que siguen el momentum suelen superar a los que analizan los balances, y es probable que lo hagan en el futuro inmediato. Puede que la sabiduría de Buffett siga siendo racional... pero los mercados no.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías