El turismo alerta de 424.000 despidos si no hay ERTE hasta marzo de 2021

Las empresas piden un rescate como en Italia o Francia. Los sindicatos piden no rebajar la cuantía que perciben los que llevan más de seis meses en ERTE

Terraza vacía de clientes en la Plaza del Castillo (Pamplona).
Terraza vacía de clientes en la Plaza del Castillo (Pamplona).

Sindicatos y patronal de la hostelería han dejado a un lado sus rencillas y se han unido a la hora de exigir al Gobierno que prorrogue los ERTE de fuerza mayor en hoteles, restaurantes, bares y cafeterías ante la tormenta perfecta que ha vivido el turismo este verano (cuarentena desde Reino Unido, recomendaciones de no viajar de los grandes países europeos o rebrotes en muchos destinos) y el tenebroso panorama que afronta hasta la siguiente temporada alta.

De los 800.000 trabajadores que aún permanecen con el empleo suspendido desde marzo, más de la mitad (424.000) corresponden a la hostelería y, si no se firma una prórroga a finales del próximo mes, esos trabajadores podrían hacer crecer la lista del paro a partir del 1 de octubre ante las pésimas perspectivas que manejan las empresas ante el cerrojazo generalizado del turismo extranjero y nacional.

Reunión en Baleares

Los agentes sociales alargan su petición de “hibernar” el empleo al menos hasta marzo de 2021, ya que consideran que la actividad turística no se va a recuperar hasta esa fecha, y así lo van a hacer ver al Gobierno en la reunión que mantendrán el viernes 4 en Baleares. El lugar elegido para el encuentro no es baladí, ya que la balear es la comunidad autónoma que más depende del turismo (un 55% del PIB) y es la que más ha sufrido la ausencia de turismo extranjero.

Tanto empresas como sindicatos anticipan un final de 2020 y principio de 2021 muy complicado, en el que la lista de damnificados la encabezará Canarias, en plena temporada alta (ya tuvo unos resultados adversos en 2019 por la quiebra del turoperador británico Thomas Cook), seguida muy de cerca por el resto de grandes destinos urbanos (Madrid, Barcelona, Málaga o Sevilla), que viven del turismo corporativo y las escapadas de fin de semana.

Si en la exigencia de ampliar las suspensiones de empleos hay pleno acuerdo entre empresas y sindicatos, en otros aspectos hay mayor divergencia. Gonzalo Fuentes, responsable de turismo de CC OO, considera que la prioridad desde el punto de vista sindical es garantizar que no se rebaje la base reguladora de lo que cobran los trabajadores que llevan en ERTE desde marzo. “La norma establece que pasen de cobrar el 70% al 50% de la base reguladora aquellos trabajadores que cumplan más de seis meses con el empleo suspendido. Eso supondrá un empobrecimiento crítico para esos empleados”, asegura. El responsable sindical también destaca que el otro punto de fricción con las empresas y Empleo se refiere a los fijos discontínuos, ya que reclaman que todos estos ocupados, fueran o no finalmente incluidos en los ERTE de marzo, generen una prestación ante la escasez de contrataciones previstas para los próximos meses.

Emilio Gallego, secretario general de Hostelería de España, que representa a 300.000 establecimientos en toda España, recalca que el actual momento es de extrema preocupación y que el peor de los escenarios se ha confirmado, muy a su pesar. “Esto no se puede arreglar solo con ERTE, que pueden ser una solución a corto plazo. La actual situación coyuntural de parálisis se va a alargar más de lo previsto. Las empresas tienen que estar más apoyadas y eso requiere ayudas a fondo perdido”.

Supervivencia

Gallego considera que el Ejecutivo tiene que ser valiente y apostar directamente por un rescate al turismo como han hecho otros socios comunitarios como Francia o Italia. “El tejido productivo tiene que sobrevivir y permanecer intacto porque no es lo mismo reincorporar a una empresa que crear una nueva. Para ello es imprescindible inyectar recursos con el fin de permitir a las empresas hibernar mientras que la tormenta no cese”. Al mismo tiempo considera imprescindible fijar medidas de apoyo a la demanda, como los bonos de 500 euros de Italia para gastar en viajes en territorio nacional o los descuentos del 20% de Reino Unido para consumir en restaurantes locales. Sin la puesta en marcha de estas alternativas, el secretario general de Hostelería de España sigue manteniendo su mala previsión de cierre para 2020:,el número de locales sin abrir puede elevarse hasta los 85.000 frente a los 65.000 que ahora mismo ya tienen las puertas cerradas.

Tanto patronal como sindicatos recibieron ayer con optimismo la noticia filtrada desde Bruselas sobre la intención de la Comisión Europea de dotar a SURE, el mecanismo comunitario para costear los ERTE y planes europeos similares, con 81.400 millones de euros que se repartirían entre los Estados miembros que hayan solicitado las ayudas. A España, según el borrador diseñado por Bruselas, le corresponderían algo más de 21.300 millones de euros, solo por detrás de Italia, que recibiría 27.400 millones. Polonia ocuparía el tercer lugar, con poco más de 11.200 millones de euros. Este mecanismo permite financiar hasta el 70% del coste de los ERTE, así como financiar la prestación extraordinaria por cese de actividad para autónomos.

Indra ganó 331.000 euros por la app de rastreo

Importe. El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica ayer el contrato que la Secretaría General de Administración Digital, dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos, formalizó en junio con Indra para el diseño, desarrollo, piloto y evaluación de un sistema de rastreo de contactos en relación con la pandemia del coronavirus por un importe de 330.537 euros (IVA incluido)

Sin publicidad. El contrato se adjudicó por procedimiento negociado sin publicidad y tramitación de emergencia. El Gobierno justificó esta emergencia en la necesidad de avanzar “de forma inmediata” en la puesta en marcha de este sistema de rastreo para una mejor gestión de la crisis sanitaria.

Pliego. El pliego de condiciones del contrato fue remitido por el Gobierno a Indra para su aceptación el pasado 12 de junio, fecha en la que la compañía tecnológica dio el visto bueno al mismo. La adjudicación del contrato se formalizó el pasado 15 de junio, con una duración máxima de cinco meses..

Privacidad. En mayo la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, anunció que el programa piloto se realizaría en La Gomera (Canarias) que esta ‘app’ debía ser “respetuosa” con los derechos individuales de cada persona. Para su correcto funcionamiento es necesario activa permanentemente la conexión bluetooth.

Normas
Entra en El País para participar