Cómo hemos vivido el confinamiento

Los protagonistas de la cuarentena cuentan las historias de una época que no se olvidará. La imaginación, la alegría de vivir y las ganas de hacer cosas se colaron en las casas pese a la epidemia

confinamiento
Caribay Rosales cocina con sus hijos Juan David y José Ángel.

Tengo ganas de salir a pasear y de ver a mis amigos, pero tengo que tener paciencia. Disfrutemos del confinamiento”. Los Stay Homas resumen en esta estrofa de su canción Gotta be patient, grabada en la terraza del piso que comparten en Barcelona, el espíritu que ha acompañado a los españoles durante la cuarentena: solidaridad, empatía, imaginación y ganas de pasarlo bien, pese a todo.

El grupo, formado por tres amigos, Guillem, Klaus y Rai, ha mezclado dos cosas, como otros muchos en este retiro forzado: redes sociales y lo que tenían a mano en casa. Con un cubo de fregona, sartenes y demás menaje del hogar, más Instagram y YouTube, han triunfado. Su canción ha sido versionada nada más y nada menos que por Michael Bublé, han fichado por Sony, grabado un disco y firmado conciertos.

Redes sociales, videojuegos, cocina y búsqueda de pareja, estrellas de este tiempo

Su receta ha sido seguida por miles de personas en España. No se han hecho tan famosos, pero el humor, la gracia y la ternura de sus actuaciones en balcones, terrazas y redes sociales han sido recogidos en múltiples plataformas. Ha habido de todo: cantantes, actores, cómicos, equilibristas, magos, profesores de gimnasia, de pádel, de yoga, fiestas populares como la Feria de Abril de Sevilla o las Fallas de Valencia, partidas de bingo, conciertos, corredores de maratón… Están recopilados en las diferentes redes sociales.

Los domicilios han sido invadidos por cámaras y pantallas. Móviles, ordenadores y tabletas han echado fuego. Bastantes han terminado hartos de tantas videollamadas. Hay algunos que están deseando volver físicamente al trabajo, ¡quién lo diría! Otros necesitan un periodo de desconexión y limpieza digital.

Stay Thomas, el grupo revelación de la cuarentena.
Stay Thomas, el grupo revelación de la cuarentena.

La vida se ha sostenido gracias a WhatsApp, Instagram, Twitter, Facebook, YouTube, Hangouts, Facetime, etc. Pero, sin duda, los reyes del confinamiento han sido Zoom y TikTok. La primera, para videollamadas, y la segunda, para pasar el rato y hacer tus propios vídeos pasándolo bien.

Zuria y Zack Gómez son una pareja de actores que se hicieron tiktokers al principio del encierro. Primero se “engancharon viendo vídeos” y luego se pusieron a hacerlos. Les pasó a ellos y a más de cinco millones de españoles que instalaron la app (datos de Ymedia). Ellos, como otros confinados, han sacado mejor partido de Instagram, que sigue siendo un cañón para contar lo que haces. Ahí se encuentran los stories que han rodado en la pandemia con la etiqueta @suicidiosozial. Su idea es “venderla y convertirla en una serie para móvil”, dicen al unísono.

Zuria Gómez y Zack Gómez, enganchados a TikTok.
Zuria Gómez y Zack Gómez, enganchados a TikTok.

El que ha convertido su casa en un gimnasio durante el encierro ha sido Carlos Ávila. Acostumbrado a machacarse seis días a la semana a razón de más de dos horas, y viendo lo que se le venía encima, se entregó con pasión cinco días a la semana y casi tres horas de entrenamiento. “Tenía que ser creativo”, recuerda. Así que se fabricó un TRX con unas sábanas, usó su bici como mancuerna y con su peso corporal logró sumar solo 500 gramos de grasa (que ya quisieran muchos haber ganado solo ese peso durante la reclusión...).

Engordar es lo que, posiblemente, les ha pasado a los seguidores de Caribay Rosales. Tuvo que cerrar su obrador de pastelería y se lanzó a enseñar los deliciosos placeres de la repostería con sus dos hijos, de 9 y 6 años, en su canal de Instagram @dulcementerd. ¿Se acuerdan cuando iban al súper a comprar harina y levadura y no había? Ahora ya saben el porqué. No en vano, ha ganado más de 2.000 seguidores. Y los españoles hemos engordado una media de tres kilos.

Roberto Mayo dedicó una media de ocho horas diarias a los videojuegos en la cuarentena.
Roberto Mayo dedicó una media de ocho horas diarias a los videojuegos en la cuarentena.

No sabemos si Jesús Comesaña y Roberto Mayo han engordado en el encierro. Pero sí que el primero casi agota el catálogo de Netflix, Amazon y HBO juntos, con una media de once horas diarias viendo series, y el segundo, los videojuegos de rol que tenía a su alcance y a los que ha dedicado unas ocho horas. Confiesan no haber salido mucho.

El que sí lo ha hecho, incluso en momentos en que no estaba permitido, es nuestro particular latin lover de la cuarentena. Alejandro García, de 25 años, confiesa haber mantenido relaciones con tres chicas a la vez en el confinamiento. Lo mejor de todo es que nadie se lo esperaba. Después de nueve años sin comerse una rosca y en condiciones ambientales tan difíciles, pocos pensaban que fuera a romper una racha tan larga y aciaga.

Del paraíso al infierno

Maleni Barea estudiando para oposiciones.
Maleni Barea estudiando para oposiciones.

Hay miles de españoles que ya vivían confinados y a los que les ha venido fatal que el resto se uniera a su club: los opositores. Piénsenlo. Eran felices estudiando solos en casa o yendo a la biblioteca cuando necesitaban cambiar de aires. Y de repente, de un día para otro, toda la familia en casa.

Si usted no se ve reflejado en la categoría anterior y le da apuro confesar que durante estos meses solo ha leído libros, no se preocupe, les ha pasado a muchos. Según una encuesta realizada por la Federación de Gremios de Editores de España, hubo un incremento de un 4% en el número de personas con un libro entre sus manos. Consuélese. No está solo. Y, además, ahora es más sabio.

El ‘streaming’ gana por goleada

Los españoles han dedicado mucho tiempo en la cuarentena a ver series y películas en streaming. Dos estudios lo confirman. En el primero, obra de las empresas de investigación de mercado Nielsen y Dynata, destaca el crecimiento de un 72%, frente al 53% previo, de personas que han visto estos productos a través de las plataformas. Esto supone 45,6 horas semanales viendo estos contenidos, un 18% más que antes de la pandemia. En el segundo informe, elaborado por la guía de contenidos Justwatch, se asegura que el tráfico en las cinco plataformas más importantes ha crecido un 210% durante el confinamiento.

HBO encabeza el ranking con un 244%. La segunda en crecimiento ha sido Filmin, con un 235%. En tercer lugar figura Movistar Plus, con el 209%. Cierran la lista Netflix, 186%, y Amazon Prime Video, con un 176%. Netflix ha sido la más vista y la que más cuota de pantalla ha logrado, con un 21%. Esto se debe a que es la plataforma con mayor implantación en España.

Normas
Entra en El País para participar