Montero asegura que el Plan Renove de coches se aprobará en la primera quincena de julio

El Ejecutivo subvencionará con 250 millones de euros la compra de vehículos más eficientes

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, interviene en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, este martes.
La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, interviene en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, este martes. EFE

El Plan Renove del parque automovilístico con 250 millones de euros del Gobierno se aprobará antes de la primera quincena de julio, según ha asegurado este martes la ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Las palabras de Montero se producen después de que el secretario general de Industria y de la Pyme, Raül Blanco, anunciase ayer al sector, durante la constitución de la Mesa de Automoción, que el plan recibiría luz verde este martes.

"El orden del día del Consejo de Ministros no estaba cerrado, por lo que hay algún tema que se desplaza para el siguiente, es el caso del Renove, que se aprobará en los próximos consejos, no hay ninguna razón que no tenga que ver con el orden del día", ha afirmado Montero.

El Ejecutivo subvencionará con 250 millones de euros la compra de vehículos más eficientes, entre los que también se incluyen los últimos modelos de gasolina y diésel. El parque automovilístico español es el segundo más antiguo de Europa, con 12,7 años de media y tan solo por detrás del griego.

Este programa establece un límite de precio para los turismos de 35.000 euros (45.000 euros en el caso de personas con movilidad reducida o vehículos con etiqueta CERO) y será obligatorio el achatarramiento de un coche de al menos diez años. El vehículo a adquirir deberá contar con la etiqueta energética A o B y unas emisiones inferiores a 120 gramos de CO2 por kilómetro (155 gramos para los comerciales ligeros).

Según se recoge en el plan, las ayudas variarán en función de las emisiones del vehículo, priorizando los más eficientes, y habrá una cantidad extra por la entrega de un modelo de más de 20 años, para beneficiarios con movilidad reducida o personas dependientes de hogares con ingresos mensuales inferiores a 1.500 euros.

"La elaboración hace que algunos temas caigan del orden del día y probablemente el Ministerio de Industria contaba con que fuera este martes. Da igual que sea el próximo o cualquiera de los días próximos ya, antes, por supuesto, de esta quincena del mes de julio", ha subrayado la ministra portavoz.

Aunque todavía no se ha publicado su desarrollo normativo, todos los usuarios que compren un coche ahora y cumplan los requisitos exigidos podrán optar a las ayudas. El Gobierno anunció el 16 de junio la movilización de 615 millones de los 3.750 con los que está dotado el Plan de impulso de la cadena de valor de la industria de la automoción, que tiene como objetivo amortiguar el impacto del Covid-19 sobre el sector.

Fuentes del sector citadas por Europa Press han mostrado su decepción tras el cambio de planes del Ejecutivo y esperan que el Plan Renove se incluya en la agenda de uno de los próximos Consejos de Ministros con el fin de que comience cuanto antes el proceso de reactivación y renovación del mercado.

Exclusión de vehículos ligeros de gas del Moves

El Tribunal Supremo ha confirmado el contenido del decreto de febrero de 2019 de ayudas a vehículos alternativos que excluye a turismos, autobuses o autocares y furgonetas o camiones ligeros propulsados por gas, aunque las mantiene para los pesados.

En una sentencia fechada este lunes, la sección tercera de la Sala de lo contencioso administrativo entiende que sí deben mantenerse los incentivos para los vehículos pesados, rechazando así un recurso presentado por la Asociación Española de Gas Licuado.

El tribunal entiende que la medida se justifica por la situación del mercado, en el que se equiparan los precios de los vehículos ligeros de GLP y gas natural con los de combustión tradicionales, y por la necesidad de priorizar aquellas tecnologías que más contribuyen a la descarbonización y que tienen más dificultades para su comercialización.

Además, los vehículos ligeros cuentan con ventajas fiscales, ya que se les reconoce un papel relevante en el periodo de transición hacia un parque de cero emisiones, añade la Sala, que destaca el trato favorable que tiene el GLP a nivel fiscal respecto al resto de combustibles (gasolina, gasóleo y eléctricos).

La ayuda para hacer frente a la compra de uno de estos vehículos "es superior a la ayuda que se le pudiera otorgar en el marco del programa de ayudas", concluye el Supremo.

Normas
Entra en El País para participar