El Gobierno destinará 350 millones a la compra de coches gasolina, diésel y eléctricos

El Ejecutivo movilizará la cifra récord de 1.050 millones de euros en ayudas para la renovación del parque automovilístico

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presenta en La Moncloa el plan de apoyo a la automoción, este lunes.rn rn
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presenta en La Moncloa el plan de apoyo a la automoción, este lunes. La Moncloa

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presentado este lunes el plan con el que el Ejecutivo intentará levantar a la industria de la automoción, hundida por el Covid-19. En total serán 3.750 millones de euros, de los cuales se movilizarán 1.535 desde este año y 2.215 a partir de 2021.

El Plan de impulso de la cadena de valor de la industria de la automoción, el primero sectorial aprobado por el Gobierno para remontar la crisis económica derivada del coronavirus, cuenta con cinco pilares y 19 medidas de carácter económico, fiscal, normativo, logístico, de aumento de la competitividad, de compra pública sostenible y de planificación estratégica.

La estrategia pos-Covid para el motor incluye 300 millones de euros en ayudas para la renovación del parque público, así como para el despliegue de la infraestructura de recarga para coches eléctricos y para la adaptación de los núcleos urbanos a las nuevas formas de movilidad.

Además, el Ejecutivo subvencionará con 250 millones de euros la compra de vehículos más eficientes, entre los que también se incluyen los últimos modelos de gasolina y diésel. El parque automovilístico español es el segundo más antiguo de Europa, con 12,7 años de media y tan solo por detrás del griego.

Este programa establece un límite de precio para los turismos de 35.000 euros (45.000 euros en el caso de personas con movilidad reducida o vehículos con etiqueta CERO) y será obligatorio el achatarramiento de un coche de al menos diez años. El vehículo a adquirir deberá contar con la etiqueta energética A o B y unas emisiones inferiores a 120 gramos de CO2 por kilómetro (155 gramos para los comerciales ligeros).

Según se recoge en el plan, las ayudas variarán en función de las emisiones del vehículo, priorizando los más eficientes, y habrá una cantidad extra por la entrega de un modelo de más de 20 años, para beneficiarios con movilidad reducida o personas dependientes de hogares con ingresos mensuales inferiores a 1.500 euros.

Según han explicado a Efe fuentes del Ejecutivo, todos los usuarios que compren a partir de mañana un coche y cumplan los requisitos exigidos podrán optar a las ayudas, aunque todavía no se haya publicado su desarrollo normativo.

Las ayudas llegan tras el hundimiento de las matriculaciones registrado en los meses de marzo, abril y mayo por la pandemia del Covid-19. El antiguo Plan PIVE, que se articuló para incentivar la demanda durante la crisis económica, estuvo vigente entre 2012 y 2016 y contó con una dotación total de 1.115 millones de euros y benefició a 1,17 millones de compradores.

Sánchez también ha anunciado la activación inmediata de la segunda edición del Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible, que finalmente contará con 100 millones de euros, frente a los 65 previstos en un principio. Según el Gobierno, se estima que cada millón de euros destinado al Moves suponga la generación de entre 3,6 y 4,1 millones de euros adicionales al PIB y un aumento de los ingresos fiscales de entre 1,5 y 1,6 millones de euros.

En total, entre ayudas directas a la compra y líneas de financiación, el plan movilizará la cifra récord de 1.050 millones de euros en ayudas para la renovación del parque de particulares, empresas, ayuntamientos y Administración General del Estado.

Por otro lado, también se contempla una partida de 415 millones de euros para actividades de I+D+i que aumenten la competitividad y la flexibilidad del sector. Se reparten en 25 millones de euros para innovación en el campo del hidrógeno; 30 millones para proyectos de innovación industrial en movilidad sostenible (Moves Singulares); 260 millones para la mejora de la conectividad y 100 millones para la compra pública de innovación para infraestructuras de movilidad.

El presidente del Ejecutivo ha subrayado que el motor saldrá "fortalecido" de la crisis provocada por el Covi-19 de la mano de la electrificación y la digitalización. "El plan es un ejemplo claro del compromiso del Gobierno con el sector. Si queremos que siga siendo competitivo tenemos que hacer que se adapte a las nuevas demandas de los mercados nacional e internacional", ha apuntado.

"Es un plan que nace de la unidad y que permitirá una recuperación más rápida y efectiva de esta crisis. Aspiro a que esta unidad impere en la legislatura", ha indicado Sánchez, resaltando que el automóvil representa más del 10% del PIB y emplea a 650.000 personas de manera directa (más de dos millones si se tienen en cuenta los puestos indirectos).

De su lado, 2.690 millones de euros irán destinados a inversiones en la cadena de valor de la industria entre 2020 y 2022. En este apartado, se adaptan las condiciones de la línea de préstamos del Plan de Reindustrialización (Reindus) modificando a la baja los tipos de interés (0,1% para pymes y 0,19% para grandes empresas, el primer año), y ampliando los conceptos elegibles a las inversiones y retroactividad para los proyectos iniciados desde el 1 de marzo de 2020.

También se establece un sub-tramo específico de la línea de avales ICO-Covid para la financiación de la renovación de la flota de vehículos para uso profesional, que estará dirigido a autónomos y empresas para la renovación de los vehículos comerciales e industriales, incluyendo autobuses y autocares con avales de hasta el 80%.

Por su parte, las medidas en el ámbito de la formación y cualificación profesional irán acompañadas con una dotación de 95 millones de euros. Se pondrá en marcha un plan específico de recualificación y actualización para trabajadores en el corto plazo.

Asimismo, estas inversiones se suman a nuevas medidas fiscales orientadas a fomentar las inversiones en la cadena de valor de movilidad eléctrica, sostenible y conectada, así como a medidas normativas que permitan activar la inversión privada en el sector.

La DGT también valorará una actualización, a través de un acuerdo con el sector y el resto de agentes, de las etiquetas medioambientales de los vehículos, con el objetivo de tener una propuesta en seis meses. Este cambio responde a la evolución tecnológica que han experimentado los vehículos y busca catalogar de una forma más adecuada las innovaciones experimentadas en el marco actual, aunque existe la posibilidad de añadir nuevos distintivos.

Otra medida contemplada a corto plazo en el plan del Ejecutivo para el sector del automóvil es poner en marcha las adaptaciones normativas necesarias para alcanzar el objetivo de contar con 50.000 puntos de recarga de coches eléctricos en España para 2023.

En el encuentro también han estado presentes la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño; la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera; el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos; la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto; el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, y el secretario general de la Industria y de la Pyme, Raül Blanco.

Normas
Entra en El País para participar