Transporte

Uber empieza a vender su software como servicio a empresas públicas de transporte de todo el mundo

La compañía licencia su tecnología, pero son estas entidades quienes marcan las reglas de servicio. El primer acuerdo lo ha sellado en San Francisco

Logo de Uber.
Logo de Uber.

Uber diversifica sus fuentes de ingreso. La compañía californiana ha desvelado hoy una nueva estrategia: licenciará su tecnología. O lo que es lo mismo, venderá su software como servicio. El primer acuerdo que cierra con un tercero ha sido con el departamento de transporte público del condado de Marin, en el área de la Bahía de San Francisco, en EE UU. Los residentes de esta localidad podrán reservar viajes en minibuses públicos a través de la aplicación de Uber.

La compañía, conocida por su servicio de coches con conductor (VTC) y el de reparto de comida a domicilio (Uber Eats), cobrará a Marin Transit, la entidad de transporte público, una tarifa mensual fija durante los próximos dos años, que no sumará más de 80.000 dólares durante ese periodo, según explica el Financial Times. No cobrará comisiones por el coste de los viajes, que será de 4 dólares por milla (1,6 kilómetros) o 3 dólares para discapacitados. Un pago que irá directo a Marin Transit.

David Reich, responsable de Uber Transit, ha señalado que este es un nuevo producto de la compañía, que venderá a otras agencias de transporte, informa Bloomberg. El directivo aclara que Uber ha estado rediseñando su software durante unos años para que terceros lo puedan utilizar y ha reconocido que ya están negociando con entidades de este tipo en todo el mundo.

El potencial de negocio para Uber es evidente, pues ya hay muchos ayuntamientos y sus empresas de transporte asociadas que están tratando de poner en marcha sus propias apps, cuando con esta fórmula propuesta por Uber ya lo tendrían todo disponible para alquilarlo. En este sentido, Reich ha asegurado que muchas organizaciones se han acercado a Uber durante años “tratando de encontrar formas para aprovechar la tecnología que hemos construido dentro de Uber”.

Uber ya ofrece desde hace tiempo opciones de transporte público en su aplicación en muchas ciudades, e incluso en algunas de EE UU permiten comprar también los tickets. Como aseguraba Juan Galiardo, director general de Uber España, recientemente a CincoDías, la compañía tiene claro que el transporte público va a seguir siendo el eje vertebral del paradigma de multimodalidad inteligente, dado en circunstancias normales transporta a más del 50% de la gente en una ciudad(ahora con el Covid ha bajado notablemente).

El directivo avanzó que los planes de Uber era lanzar en España su solución de movilidad multimodal con el transporte público integrado para finales de año, cuando la distancia social se vaya reduciendo en este medio.

Aunque la integración del transporte público en la app de Uber no es por tanto nueva, el acuerdo con Marin si trae una novedad: es la primera vez que un ente público utiliza tecnología de Uber para gestionar su flota de transporte. El condado pagará a Uber hasta 70.000 dólares adicionales por año para que ofrezca descuentos en forma de cupones por medio de su app y los horarios de transporte público.

"Esto supone un cambio de paradigma bastante sustancial; es una especie de Uber in a box", dice Galiardo. "Nosotros licenciamos nuestra tecnología a entes públicos (no estamos pensando en licenciarlo a empresas privadas de transporte) para que la utilicen para dar su servicio, pero son ellos los que definen las reglas. Por ejemplo, El ayuntamiento de Barcelona, que ha asegurado que quiere hacer una app pública para el sector del taxi, podría desarrollar una aplicación propia o nosotros podríamos licenciarle la nuestra, de forma que ellos definen las reglas (qué taxis pueden participar, a qué precio, etc), pero se evitan tener que crear esa herramienta desde cero que es tremendamente costosa". Y lo mismo serviría para la EMT en Madrid.

Según el directivo español, el foco al principio está, "como es lógico", en servicios que Uber no tiene. En el caso de California, por ejemplo, es un servicio de minibuses. Galiardo apunta que para el pasajero no cambia nada. "Usará la aplicación de Uber exactamente igual; la diferencia es que todas las reglas que hay ahí las habrá definido Marin".

El anuncio de Uber se produce pocas semanas después de que Uber anunciara el despido de 3.700 trabajadores (el 14% de la plantilla) y el cierre de algunos centros en todo el mundo. La compañía elevó sus ingresos un 14% en el trimestre hasta 3.500 millones, pero elevó un 190% sus pérdidas hasta 2.936 millones. La firmas, que ha lanzado a nivel global servicios combinados de movilidad y comida para empresas, un segmento que con la crisis por el coronavirus ven prioritaria, espera que la venta de su software a terceros sea otra pata clave para su negocio futuro.

Normas
Entra en El País para participar