Google se alía con Telefónica y abre su primera región de centros de datos en España

El acuerdo llega en pleno boom del uso de la nube por la pandemia y ayudará a Telefónica Tech a lograr su objetivo de ingresar 1.000 millones en 2022 por el ‘cloud’

Alianza Google Telefonica
Sundar Pichai, CEO de Google y Alphabet, y José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica.

Google ha decidido sacar toda su artillería para dar la batalla en el cloud computing en España. Tras anunciar Amazon que va a abrir tres centros de datos en España y Microsoft una alianza con Telefónica para impulsar sus nubes locales, ahora es Google quien cierra una alianza con la operadora que preside José María Álvarez-Pallete para impulsar su negocio de computación en la nube. Con este movimiento, tres de los cuatro gigantes tecnológicos que dominan la nube en el mundo (faltaría Alibaba) van a contar con infraestructura local para ayudar a las empresas españolas a aprovechar todo lo que la nube puede ofrecerlas.

Como parte de la alianza entre Google y Telefónica, la compañía de Mountain View abrirá una región de Google Cloud en Madrid que aprovechará la infraestructura que la teleco tiene en la capital española, que cuenta, según detallan, “con los más altos estándares internacionales de seguridad y protección de datos”. Con esta nueva región, los clientes de Google Cloud que operan en España se beneficiarán de la baja latencia y el alto rendimiento de sus flujos de trabajo y datos alojados en la nube.

La región contará con tres zonas para protegerse contra las interrupciones del servicio, y se lanzará con un paquete de productos clave de Google, entre ellos Kubernetes Engine y BigQuery. Google presume de ser muy fuerte en big data, analítica avanzada e inteligencia artificial; también en containers (la nueva tecnología para llevar las aplicaciones a entornos portables), en open source y en multicloud, algo clave porque un elevado porcentaje de clientes no quiere atarse a un solo proveedor.

La alianza con Google supone también un espaldarazo para Tech, la nueva división de servicios tecnológicos creada por Telefónica a finales de noviembre, que tiene en el cloud uno de sus principales negocios, junto con la ciberseguridad y el internet de las cosas (IoT). La teleco, que en 2019 obtuvo unos ingresos de 697 millones de euros (un 18% más que en 2018) por su negocio cloud, aspira a que esta filial genere al grupo más de 2.000 millones de ingresos en 2022, y el cloud aportaría el 50%.

Con esta colaboración, ambas firmas pretenden combinar la plataforma Mobile Edge Computing de Google con la experiencia en redes de Telefónica para definir, desarrollar y ofrecer conjuntamente ofertas 5G para empresas y consumidores. También unirán sus esfuerzos para ofrecer “soluciones innovadoras” de Google Cloud al sector público y privado en todos los mercados en los que opera Telefónica. “Nuestro objetivo es acelerar la adopción de la nube tanto por parte de las grandes organizaciones como de las pequeñas, en todos los sectores, y ofrecerles infraestructura y software avanzado que se adapte a sus necesidades”, dicen.

El momento no puede ser más oportuno, pues la pandemia por el Covid-19 está haciendo que muchas empresas busquen en la nube la solución a muchos de sus problemas tecnológicos, ya que esta proporciona infraestructura y herramientas de forma ágil, escalable, flexible y segura, según los socios.

"La insólita situación que nos ha tocado vivir, marcada por el confinamiento de la población mundial y el incremento exponencial del teletrabajo y la educación y el entretenimiento online, ha puesto de manifiesto la importancia vital que desempeñan la conectividad y la digitalización para el funcionamiento de la sociedad”, asegura Álvarez-Pallete. El presiente ejecutivo de Telefónica añade que con esta alianza "queremos cumplir con nuestro compromiso social e impulsar la recuperación de la economía ayudando a las empresas y la administración pública no solo a recuperar el terreno perdido por la crisis sino también a acelerar su transformación digital y fortalecerse para el futuro”.

Por su parte, Sundar Pichai, CEO de Google y Alphabet, asegura estar “muy contento" de asociarse con Telefónica y lanzar una nueva región cloud en España con la que esperan, dice,  "ayudar a las empresas españolas a encontrar nuevas formas de innovar y prosperar, a la par que contribuimos a la recuperación económica del país”. "Ayudar a las empresas a adaptarse a un mundo en constante cambio ha sido siempre un objetivo prioritario para Google antes y durante la crisis del Covid-19", añade.

Ambos socios creen que la computación en la nube está en su infancia, pues del total de gasto en TI solo se dedica al cloud el 17%. Según advertía Isaac Hernández, director general de Google Cloud Iberia, en una reciente entrevista con CincoDías mientras a nivel mundial entre el 15% y el 20% de las cargas de trabajo ya están en la nube, en España no llega ni al 5%, “así que está todo por definir”. Y tanto Google como Telefónica quieren ser grandes proveedores cloud.

Según Gartner, el mercado global de servicios de nube pública crecerá un 17% este año hasta los 228.000 millones de dólares. Google, que ve en el cloud una vía clara para diversificar sus fuentes de ingresos, obtuvo en 2019 una cifra de negocio de 8.918 millones de dólares por su negocio cloud, 3.000 millones más que en 2018.

Con el nuevo acuerdo, el Grupo Telefónica utilizará las tecnologías de la nube de Google para impulsar su propio proceso interno de transformación digital, en áreas como el aprendizaje automático, la inteligencia artificial, el análisis de datos y el desarrollo de aplicaciones.

Esta nueva alianza es un paso más en la colaboración iniciada el pasado año cuando se incluyó las soluciones de Google Cloud en el catálogo global B2B de Telefónica, y que siguió a principios de este año con un acuerdo a través de ElevenPaths y Chronicle para ofrecer servicios de ciberseguridad a empresas de Europa y América Latina.

Los tres 'reyes' de la nube apuestan por España

Fuentes conocedoras del acuerdo Google-Telefónica destacan lo relevante que es que los tres gigantes de la nube estén apostando por España en su estrategia por estar cada vez más cerca de los clientes, debido a lo importante de los requerimientos técnicos y de latencias y también a la mayor sensibilidad a la localización de los datos. “La llegada de estas empresas supone inversión para el país y más oferta que acelere la transformación digital de las empresas españolas para impulsar la competitividad de España”, añaden las mismas fuentes.

En este contexto, Telefónica también ha sabido jugar bien sus cartas. Conocedora de que los gigantes estadounidenses iban a necesitar socios cercanos a los clientes, que les ofrecieran consultoría y servicios en torno al cloud, ha logrando cerrar dos acuerdos muy relevantes en apenas cuatro meses, en febrero con Microsoft y ahora con Google. También en mayo de 2018 firmó una alianza global con Amazon para que la teleco incluyera los servicios cloud del gigante americano en su oferta para empresas.

Google, que según Gartner tiene una cuota de mercado del 4% en cloud (frente a Amazon y Microsoft, que acaparan el 47,8% y 15,5%, respectivamente), tiene en la actualidad 26 regiones de centros de datos en el mundo (con más de 60 data centers), seis en Europa (Londres, Bélgica, Países Bajos, Zúrich, Fráncfort, Finlandia, además de ahora España). Pronto también tendrán en Francia e Italia. En los últimos tres años la inversión de la firma en centros de datos y la fibra para conectarlos ha rondado los 50.000 millones de dólares.

Normas
Entra en El País para participar