Xavier Fábregas: “La inversión sostenible es buena opción para preservar capital”

El director de Caja Ingenieros Gestión defiende que la ISR está consolidando en esta crisis una ventaja en rentabilidad sobre los índices tradicionales

Xavier Fábregas, director de Caja de Ingenieros Gestión
Xavier Fábregas, director de Caja de Ingenieros Gestión

La gestora que dirige ha registrado reembolsos únicamente durante dos semanas en lo que va de año, la segunda y tercera del mes de marzo, en los momentos de mercado más crudos a causa de la pandemia. En 2020, las entradas netas rondan los 20 millones de euros, según explica Xavier Fábregas, director de Caja Ingenieros Gestión, una firma que apostó hace años por la inversión socialmente responsable y que hace gala de una clientela fiel y comprometida. De los 667 millones de euros bajo gestión, el 40% lleva expresamente el sello ISR, una apuesta que Fábregas asegura está resultando más rentable en estos tiempos de volatilidad y que no excluye la toma de posiciones en sectores y valores a menudo envueltos en la polémica, como el farmacéutico o Amazon.

¿Qué decisiones de inversión tomaron tras las abruptas caídas bursátiles de marzo?

Hemos rotado más las carteras hacia el sector tecnológico, donde hemos visto valor. Hacia todo lo que son sectores de procesamiento de pagos, plataformas de streaming, plataformas sociales, proveedores de servicios en la nube, infraestructuras de centros de datos... Y también, y por una cuestión de momentum, hemos elevado exposición en la industria farmacéutica. Adicionalmente, entendemos que había compañías que, dada su mayor calidad y crecimiento y recurrencia de ingresos, tenían una capacidad de resiliencia para mantener mejor sus niveles de capex, fundamental para ver si pueden conservar una situación de ventaja. Y en ese tipo de firmas también hemos entrado. Esta vez no ha sido muy distinto a los momentos posteriores a Lehman, cuando apostamos por compañías con una posición de caja elevada. También hemos subido más el sesgo a EE UU, porque toda esta tipología de empresas tiene más salida en mercados estadounidenses.

¿Y han tomado alguna decisión en Bolsa española? Su fondo pierde el 16% en el año.

Hemos estado más fuera de sectores cíclicos como energéticas o bancos y eso ha contribuido de forma positiva. Y en el sector farmacéutico a nadie se le escapa que hay una empresa con un peso importante, Grifols. Hemos estado muy apalancados en esa posición. El fondo también invierte en Portugal y tenemos dos o tres nombres que han funcionado mejor. Esa ha sido una sorpresa positiva; en Portugal el impacto del Covid-19 ha sido menor y ha permitido también un mejor comportamiento de las compañías.

La semana deja importantes alzas bursátiles, pero ¿cree posible nuevas caídas?

El efecto cisne negro ya ha pasado. El hecho de incorporar un shock como la pandemia ya deja de ser una sorpresa y los mercados están mirando más allá de 2020, a 2021. Somos relativamente optimistas. Todos los países van a estar mejor preparados para combatir la pandemia y ciertas empresas tendrán oportunidades en ese nuevo escenario. Esta situación va a durar, es un cambio estructural, y el inversor tiene que cambiar su visión tradicional de cómo abordar las inversiones. No es una cuestión de cíclicos o defensivos, sino de entender que aquellas empresas que no sean capaces de adaptarse a las exigencias del nuevo escenario, condicionado no solo por la pandemia, sino también por el cambio climático, van a tener serios problemas para que sus cotizaciones se recuperen.

"Nuestro fondo de Bolsa de EE UU está en Amazon. El sector es controvertido, pero no todas las empresas son iguales"

¿Cree que la inversión sostenible saldrá reforzada?

Empieza a ser ya notorio el buen comportamiento de la ISR a tres y cinco años, en rentabilidad anualizada la diferencia puede llegar a 1,5 puntos o 1 punto. Y sobre la base de un 5% o 6% es un porcentaje elevado de generación de alfa. Estamos viendo cómo los inversores están prestando cada vez más atención a este tipo de inversiones. La ISR, más allá de hacerlo mejor que el resto de índices, nos aporta preservación de capital y protección ante la volatilidad. No somos ajenos a las caídas, pero en promedio estamos mejor que la media del mercado. Nos afianza en nuestra convicción de que la ISR es una muy buena opción en términos de preservación de capital.

¿No influye en ello el duro castigo sufrido por las petroleras?

Cierto. Hay varias cuestiones. Nosotros no tenemos excluido el sector energía porque hay buenas empresas que están haciendo un buen cambio hacia las energías renovables. Pero sí hay subsectores, como el de exploración y prospección de petróleo y gas, que sí tenemos excluidos.

¿Y a la inversa? ¿Han aprovechado los fondos ISR el tirón de tecnología y farma, sectores controvertidos en la inversión responsable?

En general, no solo para farma y tecnología; nuestra aproximación ISR se basa en análisis de datos y en la transparencia de una compañía. Es decir, fundamentar nuestras decisiones no solo por lo que aparentemente es una empresa, sino por lo que se compromete a hacer, y por lo que luego es calificada. Al final, un sector puede ser aparentemente controvertido, pero no todas las empresas son iguales, algunas realmente se diferencian en su apuesta ISR, con compromisos en su memoria corporativa que publicitan y auditan anualmente.

¿Invierten en Amazon?

En Amazon hay una serie de controversias, sobre todo desde el punto de vista social, de relaciones laborales con la plantilla, común a muchas otras empresas. Miramos que haya cierta consistencia con los datos que nosotros manejamos, que esos datos vayan mejorando. Y si una controversia pasa de leve a muy grave, es motivo de venta. Amazon solo está en nuestro fondo CI Bolsa USA, con un peso del 3,38% a cierre del pasado mes de abril .

¿Qué compañías farmacéuticas le gustan?

Tenemos Grifols y hemos incorporado Novartis, con presencia internacional y recurrencia en generación de ingresos. Las posiciones más repetidas en nuestras carteras son Grifols, Roche, Novo Nordisk en Europa o Procter & Gamble y Amgen en Estados Unidos. La inversión sostenible no es solo excluir un sector, sino incorporar aquellas empresas que dentro de un determinado sector tienen mejor nota ISR. Y hay un elemento de calidad en todas las firmas con mejor rating ISR, y es que tienen un coste de capital inferior. Tienen más facilidad de acceso al mercado de capitales. Son empresas con mayor resiliencia y se comportan mejor en términos bursátiles.

Normas
Entra en El País para participar