S&P rebaja el rating de Renault a bono basura

También le sitúa en perspectiva 'negativa' ante el impacto del coronavirus sobre las ventas de automóviles

S&P rebaja el rating de Renault a bono basura

S&P Global ha rebajado la calificación del fabricante de coches francés Renault hasta el nivel de bono basura. En concreto, a BB+, lo que supone el descenso de un escalón respecto a su nota previa. También le asigna una perspectiva negativa ante el impacto del coronavirus sobre las ventas de automóviles.

La agencia de calificación crediticia ha informado en un comunicado de que los efectos de la pandemia se suman a la incertidumbre que está produciendo en el sector la nueva normativa de emisiones europea, la cual obliga a los fabricantes a que la media de sus automóviles vendidos en la región este año no genere más de 95 gramos de CO2 por kilómetro recorrido. Si sobrepasan el límite, enfrentarán multas de 95 euros por cada gramo superado.

Antes de que emergiese el virus, S&P pronosticaba que las ventas de coches permanecerían "deprimidas" en 2020 y 2021. En cambio, ahora estima que se contraerán un 15% este año y repuntarán entre un 6% y un 8% en 2021.

La agencia espera que el margen Ebitda de Renault caiga hasta el 3% en 2020, más de tres puntos inferior al de 2019, y que la generación de flujo de caja sea negativa en 2.000 o 3.000 millones de euros.

Asimismo, ha alertado de que rebajará la nota a la marca del rombo si el margen Ebitda no repunta hasta el entorno del 6% para 2022 o si la ratio entre el flujo de caja y la deuda no supera el 15%. Si se mejoran estas métricas antes de 18 meses, la perspectiva podría mejorar hasta 'estable', pero no se cambiará la nota crediticia. El 14 de febrero, Renault reportó su primera pérdida en una década y también redujo sus dividendos.

Por su parte, S&P ha situado también en perspectiva negativa al Grupo PSA, aunque le mantiene la calificación en BBB-. La calificadora de riesgos ha asegurado que la crisis generada por el Covid-19 no afectará a la fusión entre el consorcio francés y Fiat Chrysler Automobiles (FCA). "En estas circunstancias, la fusión con FCA podría ser crítica para que PSA aproveche oportunidades de recuperación en mercados como Estados Unidos o Brasil", ha indicado.

La firma ha subrayado que volverá a revisar la perspectiva de PSA hasta estable si la producción de vehículos vuelve a la normalidad en la segunda mitad de año, particularmente en Europa, donde la multinacional francesa mantiene una cuota de mercado del 17%.

Normas
Entra en El País para participar