Air Europa baja precios un 40% para luchar contra la baja demanda causada por la epidemia

Globalia se une a las empresas que permitirán anular reservas sin coste en 2020

Juan José Hidalgo, presidente de Globalia.
Juan José Hidalgo, presidente de Globalia.

Globalia ha sido la última empresa turística en apuntarse a la tendencia de ofrecer reservas sin cancelación. Esta mañana ha abierto hasta el 31 de marzo el plazo para formalizar reservas  en Halcón Viajes o Viajes Ecuador para viajar desde el 1 de mayo sin gastos de cancelación, siempre que la anulación se realice 15 días antes de la salida. En paralelo, Be Live Hotels, la cadena hotelera del grupo dirigido por Javier Hidalgo, también ha abierto otro plazo para reservas sin costes de cancelación hasta el 31 de octubre, siempre que estas se produzcan siete días antes de la fecha de entrada.

Por último, Air Europa, la aerolínea del grupo inmersa en negociaciones para fusionarse con Iberia, también ha lanzado la campaña Eres muy libre de cambiar, con la que permite volar a la práctica totalidad de destinos donde opera la aerolínea con descuentos de hasta el 40% y realizar cambios de fechas sin penalización. Las ofertas de precios son válidas para los billetes comprados desde hoy hasta el próximo día 16 de marzo. La flexibilización en la política de cambios se aplica en todos los billetes adquiridos también desde hoy y a lo largo de todo el mes; y permite al pasajero realizar cambios de fecha sin coste adicional alguno.

El desplome de las reservas generado por el brote de coronavirus, bien porque los turistas procedan de zonas afectadas o bien porque los viajeros no perjudicados no quieren mezclarse con otros que sí están o pueden estarlo, ha generado una reacción en cadena de la industria turística para tratar de mitigar la pérdida de cuota de mercado. La primera fue Room Mate, la cadena hotelera dirigida por Kike Sarasola, que anunció a finales de febrero una flexibilización en su política de cancelación o modificación de reserva. De esta manera para aquellos que tuvieran contratada una habitación en Italia antes del 15 de marzo, la firma permitió la anulación de la reserva, aún sin tener derecho a la misma, y a cambio se le reservaba el derecho a disfrutar del mismo viaje en los siete siguientes meses.

Posteriormente, Meliá fue un paso más allá y lanzó el martes una campaña de 72 horas para vender viajes con un gancho irrechazable, ya que permitirá anular sin coste el viaje, con dos únicas excepciones. No devolverá el dinero de la reserva si no cancelan con anterioridad o si los viajeros no se presentan.

Normas
Entra en El País para participar