Los iPhone 12 serán compatibles con un estándar Wifi que no usa nadie

Los iPhone 12 serán compatibles con un estándar Wifi que no usa nadie

Tendrá un uso muy concreto con el teléfono.

Cuando compramos un ordenador, un teléfono, un tablet e incluso una televisión, entre las especificaciones de hardware suelen aparecen un montón de letras tras la palabra Wifi: a/b/g/n/ac/ax, etc. Eso significa que es compatible con todos esos estándares que van apareciendo cada cierto tiempo y que sirven para mejorar la intensidad de la señal, la velocidad de transmisión, su alcance, etc.

Sea como fuere, los iPhone 12 de este año llegarán con toda esa ristra de compatibilidades aunque hay otra que podría unirse al club y que, a pesar de que tiene a sus espaldas casi una década, no la utiliza nadie. Apple, que parece siempre tener un plan para sus productos, estaría muy interesada en incorporarlo a los nuevos terminales por una razón bien distinta.

No se ha caído nadie, se llama así

Ese nuevo Wifi que Apple estaría pensándose añadir a los iPhone de 2020 es la norma "ay", que tiene más de diez años a sus espaldas y que en origen se conoció como Wifi gigabit porque lo desarrolló la llamada Wireless Gigabit Alliance, que estaba compuesta por empresas como Intel, Apple, AMD, Qualcomm y otras muchas. El objetivo de todos ellos era conseguir un estándar que trabajase en la banda de frecuencia de los 60GHz y que alcanzara, precisamente, velocidades de más de un gigabit.

Eso, obviamente, ha quedado muy superado aunque esta norma contaba con una enorme ventaja, que tenía que ver con la velocidad de transmisión máxima a la que podría trabajar y que la convertía en más rápida que, por ejemplo, un HDMI 2.1: hasta 44 gigabits por segundo para un total de cuatro transmisiones que sumarían 176 gigabits por segundo. El problema de este estándar es que toda esa potencia choca contra las paredes, que no las puede atravesar.

Concepto de gafas AR de Apple.
Concepto de gafas AR de Apple.

¿Entonces qué utilidad podría tener algo así para Apple? Pues a los analistas se les han ocurrido varias. Una, mejorar todavía más su Airdrop para que los envíos de archivos (muy grandes) entre dispositivos de la compañía sean todavía más rápidos, como por ejemplo vídeos pesados en 4K, o duplicación de pantallas de forma inalámbrica a monitores cercanos. ¿Solo para eso? Bueno, algunos expertos van más allá, con una aplicación que entroncaría con ese supuesto plan que Apple tiene para tecnologías como la realidad aumentada: unas gafas de AR.

Las tan rumoreadas Apple Glasses solo podrían funcionar conectadas al teléfono y gracias a un estándar inalámbrico realmente rápido, fiable y con una latencia muy baja. Si atendemos a lo dicho sobre el Wifi ay, muy posiblemente la incorporación de ese estándar en los iPhone de 2020 vendría a confirmar que ese nuevo wearable de los de Cupertino está cada vez más cerca.

Normas
Entra en El País para participar