Cómo contratar una hipoteca a través de las nuevas ‘fintech’

Estas firmas aspiran a cubrir una cuota del 3% del mercado hipotecario español, muy por debajo del 80% de EE UU

hipotech

La tecnología ha llegado a todos los ámbitos de la vida y el sector financiero no se ha escapado, hasta el punto de verse amenazado por la entrada de grandes empresas como Apple o Alphabet. Sin embargo, también hay firmas que, en vez de buscar el enfrentamiento con la banca, han tratado de aliarse con esta y buscar un negocio conjunto. Es el caso de las hipotech, una nueva modalidad de fintech especializada en el sector hipotecario.

En 2019, Helloteca, Hipoo, Trioteca o Finteca lanzaron al mercado español sus servicios, que ofrecen ayudar al cliente en la búsqueda de la hipoteca que más se adapte a su perfil financiero. El modo de funcionar de todas ellas es muy similar: el cliente proporciona sus datos, la empresa los pasa por una herramienta que los analiza y los hace coincidir con aquellas ofertas del mercado más adecuadas para su perfil. Finalmente, el usuario recibe una serie de propuestas y elige con qué entidades quiere ponerse en contacto. Durante todo este proceso y hasta la firma ante notario, las hipotech acompañan al cliente y responden las dudas que le puedan surgir, todo ello de forma gratuita.

Entonces, ¿dónde está su modelo de negocio? En los bancos. Estas startups no cobran a las entidades por proporcionarles potenciales clientes, pero sí se llevan una comisión, a cuenta del banco, si la operación se cierra.

Aunque para el banco este servicio tenga un coste, los fundadores de estas empresas están de acuerdo en que el beneficio es claro. "Somos unos aceleradores de todo el proceso. Hacemos un trabajo de gestión comercial a riesgo nuestro", explica Juan Pablo Caturini, consejero delegado y cofundador de Helloteca.

De hecho, este plus aportado a las entidades ha hecho que algunas se interesen por entrar en el capital de las hipotech, explica Ricard Garriga, CEO de Trioteca. La firma cerró una ronda de financiación de un milllón de euros en julio y recibió ofertas de la banca; sin embargo, Garriga sostiene que "no quieren pervertirse" y su objetivo es que el cliente siga estando en el centro. Por ello, no contemplan la posibilidad de que un banco invierta en ellos a cambio de que su producto se presente como recomendado. "Si quiere que su oferta aparezca más resaltada, la única opción es que baje el precio de su producto", subraya. No obstante, lo cierto es que Trussle, uno de los referentes del sector en el Reino Unido, recibió una aportación de Rabobank en su última ronda de financiación.

El cliente también se beneficia de la intervención de estos comparadores, al ahorrarse tiempo en ir de entidad en entidad contrastando préstamos. De hecho, las diferencias entre una y otra plataforma se basan en las herramientas tecnológicas que han desarrollado o en los conocimientos previos del sector bancario que poseen

Pese a todo, el porcentaje del mercado hipotecario español cubierto por estas empresas es aún muy limitado, sobre todo frente a países como Estados Unidos o Reino Unido, donde estos comparadores tienen una cuota de mercado del 80% y el 70%, respectivamente. Por ello, aunque en 2019 se produjese un boom del sector en España, no están preocupados por la competencia, pues, según explica Jordi Domínguez, CEO de Finteca, entre todos no llegan a acaparar el 1% del mercado hipotecario en la actualidad. Y es que la figura de estas empresas aún "no es entendida" por el cliente español. "Sigue percibiéndose como una empresa que te va a cobrar por firmar una hipoteca. Tenemos mucho recorrido que consolidar en el sector, pero también debemos educar al cliente final", señala Domínguez. Eso no quita que muchos tengan ya en el punto de mira la internacionalización: Juan Ferrer, CEO de Hipoo, asegura que ya estudia llegar a países como Italia, Portugal o Chile.

En realidad, la meta final de estas fintech es que las hipotecas lleguen a firmarse a través del móvil o de las plataformas online. Hoy, en torno al 30% de los préstamos personales se formalizan por la vía digital, frente al 8% de las hipotecas, comenta Caturini. No obstante, gran parte de esta evolución depende aún de la legislación o del propio sector bancario.

Nuevas alianzas

Acuerdos con inmobiliarias. Tras sellar alianzas con los bancos que les permiten intercambiar información por medio de sus plataformas, las hipotechs están sellando ahora acuerdos con las inmobiliarias. De esta forma, estas tendrán el perfil del comprador potencial y no le mostrarán viviendas que no estén a su alcance. Asimismo, Hipoo tiene entre sus objetivos para este 2020 ir más allá y aliarse con agregadores inmobiliarios, de manera que en una misma plataforma el cliente podría obtener información de la vivienda y de la hipoteca.

Normas
Entra en El País para participar