Los españoles evacuados de Wuhan llegan al hospital donde permanecerán en cuarentena

Los 19 ciudadanos permanecerán en el Gómez Ulla durante 14 días

coronavirus de wuhan españoles
Autobús en el que los españoles han sido trasladados, escoltados por coches de policía, desde la base aérea de Torrejón de Ardoz hasta el Hospital Gómez Ulla.

El avión con los 19 españoles repatriados de Wuhan, epicentro del brote del nuevo coronavirus, ha aterrizado al filo de las 19.00 horas en la base aérea de Torrejón de Ardoz de Madrid. El avión tomó tierra horas antes en la base militar de Brize Norton, en Oxforshire (a las afueras de Londres) para dejar a los ciudadanos británicos que viajaban en el avión, fletado por el Gobierno británico. A las 20.30 horas, han llegado al Hospital Gómez Ulla, dependiente del Ministerior de Defensa, donde permanecerán 14 días en cuarentena.  

Los 19 españoles, junto con un polaco residente en España y una ciudadana china embarazada y casada con un español, han sido trasladados en un autobús, escoltado por varios vehículos de la Policía Nacional, hasta el centro hospitalario, donde han sido recibidos por el personal médico. Una vez en el hospital, serán acomodados en habitaciones de la planta 17.

En el avión viajaban también cuatro daneses y un noruego, que partirán esta noche hacia sus países de origen en una aeronave que saldrá de la base de Torrejón. 

Fernando Simón, director del Centro de Emergencias sobre el brote de coronavirus, ha asegurado esta mañana que se envió a tres médicos y una enfermera españoles a Londres para acompañar en el viaje de vuelta a la veintena de españoles que han viajado desde Wuhan. Los españoles abandonaron la ciudad china en un avión fretado por el Gobierno británico. 

Ninguno de los españoles presentó fiebre o algún otro síntoma de estar infectado por el virus en los diferentes controles de temperatura realizados en el aeropuerto, por lo que todos pudieron embarcar en el avión, indicaron las mismas fuentes.

El avión, de la línea aérea española Wamos Air y alquilado por Londres, despegó a las 09.45 horas locales (01.45 GMT) del aeropuerto de Wuhan, cerrado al tráfico comercial desde que hace ocho días el Gobierno chino decretó el aislamiento de la ciudad. La salida se retrasó varias horas, debido a la tardanza en conceder los permisos por parte de las autoridades locales y a que los chinos no reconocían los documentos consulares de emergencia que llevaban un grupo de menores británicos. 

Wamos ha asegurado que se han "extremado" las medidas y protocolos de seguridad, "superando todos los requisitos exigidos por las autoridades". A todos los pasajeros se les ha realizado un chequeo médico previo al embarque y han sido monitorizados durante el vuelo, por lo que el control ha sido "exhaustivo", al igual que con la tripulación y la propia aeronave.

Los repatriados serán puestos en cuarentena durante 14 días en el hospital militar Gómez Ulla de Madrid, donde se les ha reservado una planta completa, ha confirmado este viernes el Ministerio de Sanidad. Según han informado a Europa Press fuentes cercanas al Hospital Gómez Ulla de Madrid, los profesionales sanitarios de este centro hospitalario, gestionado por el Ministerio de Defensa, van a recibir en las próximas horas un curso de adiestramiento para atender a los españoles repatriados durante el periodo de cuarentena que, según ha asegurado Simón, son personas "sanas" y podrán recibir la visita de sus familiares pero siempre con medidas de protección.

La planificación de la evacuación ha sido complicada y funcionarios británicos han tenido que negociar intensamente con el Gobierno chino para cerrar todos los detalles, en permanente contacto con la diplomacia española en Pekín. Las autoridades chinas no recomiendan evacuar a los extranjeros de Wuhan, ya que consideran que podría ser contraproducente para la lucha contra la propagación de la enfermedad, aunque han asegurado que no lo impedirían. En cualquier caso, no están dispuestos a que ningún extranjero que presente fiebre o síntomas de haber sido contagiado pueda subirse a un avión de repatriación.

Pekín tampoco permite que los cónyuges chinos de los extranjeros repatriados viajen con ellos, situación que afectaba en el caso de los españoles a seis parejas mixtas. Finalmente, una mujer china embarazada, pareja de uno de los españoles, fue la única que consiguió subirse al avión.

Sanidad descarta una gran afluencia de casos

Fernando Simón ha asegurado que con la información disponible "hay indicios de que esta enfermedad sigue sin ser especialmente transmisible", y que "parece que la epidemia tiene posibilidades de empezar a remitir". Simón ha añadido: "España no va a tener más allá de algún caso diagnosticado". También confía en que no se den transmisiones entre personas dentro de las fronteras españolas. "Tenemos que ser realistas y la realidad es que la enfermedad se transmite poco entre personas". 

El hospital cuenta desde 2015 con una Unidad de Aislamiento de Alto Nivel para tratar a pacientes con enfermedades infecciosas, situada en la planta 22, un área que cumple con todas las especificaciones internacionales y con los máximos estándares de seguridad ya que cuenta con zonas comunes de descanso, desinfección y un laboratorio.

Las habitaciones están preparadas para casos de emergencia nuclear, radiológica, bacteriológica y química y, además, cuenta con vestuario y dos ascensores exclusivos, uno de los cuales se utilizará para el traslado de los enfermos, quienes irán con una cápsula de aislamiento hasta ser ingresados en una de las habitaciones.

Normas
Entra en El País para participar