García Merino mantendrá las riendas de Red Eléctrica

El consejero delegado, con funciones ejecutivas, garantiza "la normalidad" de la gestión

red eléctrica

El presidente de REE, Jordi Sevilla, comunicó ayer por la mañana a los miembros del consejo de administración su decisión de presentar su dimisión en la reunión ordinaria convocada para hoy a las 10,30.

Sevilla les envió un nuevo orden del día con un solo punto, el de la citada dimisión, que también remitió a la CNMV. El texto sustituía al que habían recibido los consejeros unos días antes con varios puntos de menor importancia: en él no figuraban ni la aprobación de las cuentas de 2019, tal como estaba previsto para febrero, ni el proyecto de corporativización del grupo, que quedó pendiente en el consejo de diciembre, después de que el propio Ministerio de Transición Ecológica lo frenara.

Sevilla que siempre actuó como un presidente ejecutivo, pese a no serlo, procedió el año pasado a una reorganización del equipo directivo y destituyó a Juan Lasala, el que fuera consejero delegado con su antecesor, José Folgado. Bajo la presidencia de este político del PP se creó la figura del CEO con poderes ejecutivos que no ha tenido su sucesor, y eliminó la indemnización de los presidentes. Sevilla, que no la recibirá por tanto, nombró consejero delegado a Roberto García Merino, quien nunca cuestionó el papel de ejecutivo que ha desempeñado el presidente.

Precisamente, en un comunicado, la compañía aseguró ayer que, tras el cese de Sevilla, "la gestión de la compañía continúa con normalidad ya que las funciones ejecutivas corresponden al consejero delegado, Roberto García Merino". Una vez se haga efectiva la dimisión, "se activa automáticamente el plan de contingencia que la compañía aprobó en 2017 y que se adecúa a las prácticas de buen gobierno corporativo".

Según este plan, la consejera independiente coordinadora, Carmen Gómez de Barreda, asume de forma transitoria y hasta que llegue el relevo, la coordinación de las funciones del consejo. "Así, se garantiza que funcione con absoluta normalidad. No hay plazos para su designación, que corresponde a un consejo controlado por la SEPI (20%).

El comunicado subraya que, durante la presidencia de Jordi Sevilla todas las decisiones han contado con el respaldo y la aprobación del consejo". Por ejemplo, el plan de ahorro de costes para adaptar las cuentas de la compañía a los recortes de la CNMC a las redes de transporte (un 10% en promedio hasta 2026) y poder mantener el dividendo.

Pese a los rumores, no hay aún un sustituto para Sevilla, según fuentes políticas. Es la primera vez que el mismo Gobierno que nombró a un presidente de Red Eléctrica le cesa (o fuerza su dimisión) y el primero que dura tan solo 18 meses en el cargo. El sustituto también podría cambiar al CEO, recuerdan.

Sin indemnización

El antecesor de Sevilla, José Folgado, creó la figura del consejero delegado y eliminó la indemnización del presidente.Sevilla dejará así su cargo sin indemnización, ya que no contaba con ninguna cláusula de blindaje en caso de cese como presidente.

Normas
Entra en El País para participar