Tesla ha activado el autopilot completo pero, ¿cómo funciona?

Tesla ha activado el autopilot completo pero, ¿cómo funciona?

Los expertos han encontrado las pruebas que lo demuestran.

En los últimos días hemos hablado de la última actualización que han recibido los EV de Tesla y que traía la autoconducción completa a un pequeño número de vehículos y todos, sin excepción, hemos pensado que con ese update llegaban nuevas mejoras en el software y reglas actualizadas a la hora de identificar obstáculos en la carretera que le permitan al coche ser más inteligente.

Pero todo parece indicar que no, que esa liberación del sistema de autopilot completo no tiene que ver solo con medidas de ese tipo, sino con otras también que lo que hacen es permitirle al coche verificar que una decisión que está tomando es la correcta y no un error del ordenador principal.

Dos es siempre mejor que uno

Es por eso que la publicación realizada por el hacker (en el buen sentido) de Tesla, @greentheonly, es muy importante porque desvela que lo que han hecho desde la compañía es activar el segundo ordenador de a bordo que, hasta ahora, se encontraba silenciado y con la orden desde la empresa de "no hacer nada". Es decir, desactivado.

Sistema de doble computadora en los Tesla.
Sistema de doble computadora en los Tesla.

Hasta ahora, los vehículos de la marca norteamericana eran capaces de conducir solos pero siempre con el conductor pendiente del tráfico. Esto era así porque el único ordenador operativo (de los dos que lleva instalados) era el que iba tomando las decisiones y en el instante en el que consideraba que debía ceder el control al conductor, le avisaba para que tomara las medidas oportunas.

Con la actualización que llegó hace unos días, lo que hace el coche es trabajar con esos dos procesadores a la vez mientras analizan de forma separada la situación, tomando decisiones sobre lo que ocurre en la carretera de tal forma que se complementan y respaldan entre sí. Una redundancia dual en la que van refrendándose el uno con el otro constantemente en función de los datos que reciben de las cámaras y sensores del vehículo.

Es más, ese trabajo conjunto de los dos ordenadores permite al coche que, cuando uno de los dos tiene un problema, un error, o debe reiniciarse, no tengan que ceder el control al conductor y el que está operativo, mientras, se encarga de mantener el coche con seguridad sobre la calzada. Es lo que desde la compañía denominan como "sistemas de redundancia dual" que equipan los vehículos con Hardware 3.

De esta forma, los vehículos actualizados necesitarán una menor intervención del conductor aunque, mientras la legislación no cambie, será obligatorio mantener las manos siempre sobre el volante.

Normas