El Cadillac Escalade 2020 tendrá la pantalla más grande vista en un coche

El Cadillac Escalade 2020 tendrá la pantalla más grande vista en un coche

No hay otro modelo que se le acerque.

En los últimos tiempos, con la proliferación de los EV, muchos fabricantes han caído en la importancia de un elemento que da vida a eso que se conoce como infotaiment, es decir, a la pantalla que todos llevamos en el coche y que nos permite la gestión de los sistemas esenciales del vehículo, además de servirnos para tareas más lúdicas como escuchar la radio, música o (como ocurre en los Tesla) jugar con clásicos de Atari 2600 y ver YouTube o Netflix.

Es por esa razón que habíamos visto cómo este elemento había empezado a crecer con el paso de los años: enormes pantallas de muchas pulgadas, táctiles todas, que cada vez nos permitían hacer más cosas y, casi más importante todavía, eliminar por completo cualquier vestigio de botón físico en el salpicadero de nuestro coche.

Cadillac da un golpe en la mesa

Como os decimos, creíamos haber visto de todo con pantallas realmente grandes como es el caso de las 17 pulgadas del Model S de Tesla, o las 15 del Volkswagen Tuareg, pero Cadillac con su Escalade de 2020 va a asaltar, como se dice coloquialmente, la banca. El nuevo modelo llegará al mercado con una pantalla de 38 pulgadas, que servirá para tener todo el control sobre el coche sin necesitar acudir a ningún botón fuera de ella. Un panel enorme que cubre toda la superficie del volante y que se alarga más allá de lo que antiguamente llamábamos consola central.

Además de ese tamaño, Cadillac ha anunciado que los nuevos Escalade de 2020 llegarán con un panel con tecnología OLED, lo que es extraordinariamente bueno para contar con la mejor definición, contraste e intensidad, amén de una resolución que no han especificado pero que afirman se acercará a las 4K.

Pantalla de 38'' del Cadillac Escalade 2020.
Pantalla de 38'' del Cadillac Escalade 2020.

Decir que son 38 pulgadas pero tienen truco porque se miden tomando la diagonal de todo el panel y, al tener una forma tan particular, rectangular, consigue esas dimensiones fácilmente. De todas formas, está por ver cómo Cadillac va a utilizarla porque ocupa el lugar tradicional donde podemos consultar la velocidad a la que circulamos, los niveles de gasolina, los testigos de los sistemas del coche, etc. Desde luego, el desafío es grande porque no se trata de llenar toda la pantalla y ya está, sino de que su uso nos permita tener un mejor control del vehículo y que ganemos en una mayor seguridad.

De todas formas, está por ver que los norteamericanos consigan inspirar a otras marcas para seguir este mismo camino, el de llenar el salpicadero de los futuros vehículos de pulgadas con pantallas cada vez más grandes.

Normas