Cómo saber si escuchas demasiado alta la música en tus Airpods

Cómo saber si escuchas demasiado alta la música en tus Airpods

Controla también el volumen que utilizan tus hijos.

No os sonará extraño si os decimos que los médicos suelen recomendar que no abusemos demasiado de los auriculares para escuchar música y que, si lo hacemos, tengamos mucho cuidado con el volumen. Problema que es especialmente sensible con los más jóvenes, que acostumbran a no tener miedo de subir los decibelios más allá de lo aconsejable.

Pero claro, es difícil saber si nos estamos pasando de la raya o no cuando nos ponemos los cascos, por lo que toca usar las herramientas que ofrecen nuestros smartphones para conseguir ese dato concreto que pueda indicarnos si estamos a punto de tener un problema de audición en unos años o no.

Airpods, Apple y la suite de salud

A diferencia de Android, donde muchos fabricantes cambian algunos elementos de sus instalaciones, poniendo o quitando lo que Google aconseja tener dentro de su OS, Apple es mucho más homogénea y, por tanto, vamos a encontrar lo mismo en todos sus dispositivos. Y eso incluye la suite de Salud, esa app que reúne todos los datos que tienen que ver con nuestro ejercicio físico, constantes vitales medibles por wearables, y eso que ahora llaman bienestar digital.

De esta manera, encontraremos en Salud un apartado dentro que nos guarda detalladamente todos los niveles de sonido a los que hemos estado expuestos cuando escuchamos música (o Podcast, series, películas, etc.) con los Airpods. Bueno, sería más correcto hablar de auriculares en general, aunque los cascos de Apple son más fiables en cuanto a las mediciones que realiza la propia compañía.

Cómo saber el volumen al que escuchamos la música.
Cómo saber el volumen al que escuchamos la música.

Para ver esa información, debemos abrir la aplicación de Salud y descender por todos los parámetros que vayamos viendo hasta quedarnos con el titulado (en azul) 'Niveles de audio de auriculares'. Pulsamos y entraremos en el desglose de toda la información que, ya en un primer momento, nos avanza si ha sido bueno o malo durante los últimos siete días.

Una vez dentro podréis tener acceso a todos los datos concretos por días, a qué horas hemos escuchado música, a qué nivel de decibelios y si estaba dentro de lo aceptable, en términos de salud. Como veis, en nuestro caso hemos mantenido la compostura y no hay problemas, pero en el caso de vuestros hijos, por ejemplo, eso podría cambiar y encontraros con niveles cercanos a los 90 o los 100 decibelios que son un auténtico peligro para sus oídos.

Es por eso que esta aplicación nos va a servir, no solo para controlarnos a nosotros mismos cómo escuchamos la música, sino para hacerlo férreamente con nuestros hijos.

Normas