Globalia y Barceló pactan la fusión de su red de agencias de viajes

El grupo resultante tendrá 1.500 puntos de venta y una facturación agregada de 2.800 millones de euros

Javier Hidalgo, consejero delegado de Globalia.
Javier Hidalgo, consejero delegado de Globalia.

Globalia vuelve a mover ficha y revoluciona el tablero de la industria turística en España. Tras vender en una operación relámpago Air Europa a IAG por 1.000 millones de euros, el grupo dirigido por Juan José Hidalgo pactó el viernes, según fuentes cercanas a la negociación, la fusión de sus agencias de viajes con las del grupo Barceló. A la espera de que se rubrique definitivamente el acuerdo, la suma de ambas divisiones dará como resultado un gigante de la distribución con 1.500 puntos de ventas y una facturación agregada de 2.800 millones de euros. De esta manera supera a Viajes El Corte Inglés, que tradicionalmente había ocupado el primer puesto en el ranking (2.722 millones de facturación en 2018), pese a contar con una red mucho más pequeña que la de sus otros dos competidores (600 agencias).

Las negociaciones, tal y como adelantó El Confidencial, estuvieron lideradas directamente por Javier Hidalgo, consejero delegado de Globalia, y Simón Pedro Barceló, copresidente de Barceló. Al igual que sucedió con la venta de Air Europa a IAG, Hidalgo optó por llevar las conversaciones de forma personal y secreta para evitar filtraciones. Prueba de ello es que los sindicatos de la división minorista de Globalia, preguntados por este periódico, ignoraban a última hora del viernes los términos de la negociación.

La sociedad resultante de la fusión estará participada al 50% por Barceló y Globalia y en ella se incluirán todas las marcas minoristas y mayoristas de Globalia (Halcón Viajes, Viajes Ecuador, Geomoon, Travelplan, Welcome, Globalia Meeting and Events, Globalia Corporate Travel y Globalia Autocares), mientras que en el caso de Barceló se incorporan todas las marcas de la división minorista Avoris, (B The Travel Brand, Catai, Rhodasol, Bedtoyou, BCD Travels y BCD Meetings&Events). En los activos que se integrarán en la fusión también se encuentra la aerolínea Evelop, fundada en 2013, con una flota de seis aviones tras la adquisición de los activos de la desaparecida Orizonia. En cualquier caso, la fusión quedará pendiente de la aprobación de las autoridades de competencia.

Con este movimiento, Globalia consigue uno de los objetivos que perseguía desde hace tiempo, la búsqueda de un socio para desprenderse de las agencias de viaje o para compartir los riesgos de un negocio en franca decadencia. En 2014, la red de puntos de venta estaba formada por 953 agencias, de las que 667 pertenecían a Halcón Viajes, 224 a Viajes Ecuador y 62 a Halcón Viagens, la red que tenía en Portugal. Cuatro años después, la red se redujo un 12,2% pasando a contar con 837 agencias (116 menos), con un reparto casi equilibrado entre las tres divisiones. Halcón Viajes perdió 62 puntos de ventas, Viajes Ecuador otros 59 y los 62 de Halcón Viagens fueron vendidos precisamente a Ávoris, la minorista de Barceló. A ello habría que sumar las 50 oficinas de Halcón que operaban en régimen de franquicia en Alcampo y que se cerraron al principio de 2014. En el otro lado, Avoris no ha parado de crecer en ese tiempo y prueba de ello es que solo su principal marca minorista (B The Travel Brand) cuenta en la actualidad con 700 puntos de ventas, aunque esta cifra incluye también las agencias en Portugal.

Si finalmente se confirma esa fusión, el primer impacto directo sería en el empleo. El cálculo de los sindicatos de Globalia estima que la fusión pondría en riesgo al menos 100 puntos de venta (el 16% del total de las agencias de viajes), ya que muchas de ellas, especialmente en ciudades pequeñas y medianas, están situadas prácticamente puerta con puerta con las de Barceló.

Otra división afectada por las duplicidades sería la de viajes de negocios, en la que Globalia hizo una apuesta muy fuerte en 2017. En esa fecha fundó la división de Corporate y añadió 67 puntos de ventas a la red. Para elló subrogó 700 trabajadores desde otras áreas de negocio, en especial desde Halcón Viajes. En solo dos años se convirtió en la joya de la corona, ya que pese a aglutinar el 8% de las agencias, representaba cerca del 28% de la cifra de negocio.

Diferentes versiones sobre la facturación

Agregada. Fuentes cercanas a la negociación cifraban en 3.700 millones de euros la cifra agregada de facturación del grupo resultante de la fusión. De ellos 2.100 millones corresponderían a la cifra de Avoris y 1.600 millones a la división minorista de Globalia. Esa estimación, sin embargo, tiene en cuenta la cifra bruta. La neta rebaja el montante a 2.790 millones, de los que 1.689 serían imputables a Globalia y 1.101 a Barceló.

Barceló. Los 2.100 millones de negocio de Avoris corresponden a la cifra bruta del negocio, de las que hay que descontar todas las operaciones que se han anotado como propias cuando en realidad solo se ha intermediado. Las cuentas consolidadas de Barceló Corporación Empresarial de 2018 reflejan que “el importe de la cifra de negocio de la división de viajes (intermediación, turoperación y aérea) para 2018 fue de 1.101,2 millones de euros”.

Globalia. De la cifra neta de negocio de 1.689 millones, 1.094 correspondieron a la minorista (Viajes Halcón aportó 650 millones, un 60% del total) y otros 595 a la mayorista. En ambos casos, la facturación retrocedió (59 millones en la minorista y 29 en la mayorista).

 

Normas