Noticia patrocinada

Planificando la jubilación

Las empresas del Reino Unido están obligadas a suscribir un plan de pensiones para sus empleados

Planificando la jubilación

Otro año más, nos encontramos a final del ejercicio. Tiempo en el que todas las entidades recordamos la necesidad de ahorrar para la jubilación. Y es que la realidad nos indica que los españoles seguimos sin darle la importancia que merece a este ahorro a largo plazo.

A pesar de que España es uno de los Países de la UE con mayores tasas de reemplazo, la realidad de la situación económica, la menor natalidad y la mayor esperanza de vida son elementos que podrían llegar a impactar a la baja en esa tasa de reemplazo, que es el porcentaje que supone la pensión respecto al último salario del trabajador cuando estaba en activo.¿por qué no hacemos nada?

Los españoles somos reacios a pensar en la jubilación porque culturalmente hemos crecido con un sistema del bienestar muy potente. Por es importante ir adoptando medidas que sean tendentes a paliar una posible reducción de la tasa de reemplazo, sobre todo en los más jóvenes.

Si desde nuestros primeros momentos como empleados destináramos una pequeña cantidad a la jubilación, nuestra capacidad de ahorro a largo plazo crecería exponencialmente. Un pequeño esfuerzo, durante un largo periodo de tiempo, tendría un importante resultado en nuestro ahorro, pues a la aportación que hiciéramos podríamos sumar la revalorización de las inversiones realizadas a lo largo de los años. Además, hay que tener en cuenta los beneficios fiscales que acompañan a estos productos. Muchos ahorradores, si no hacen su aportación al plan de pensiones, les saldría un resultado a pagar en el IRPF. En cambio, si destinan una cantidad al plan de pensiones, esa cantidad se queda se en el plan, genera un ahorro a futuro e incluso puede dar lugar a una devolución de impuestos.

En los países europeos existen diferentes sistemas de pensiones con mayor o menor peso de pensión pública. Resulta interesante el sistema inglés, conocido como sistema de afiliación automática. Desde el año 2012, las empresas de Reino Unido están obligadas a suscribir un Plan de Pensiones para todos sus empleados mayores de 22 años que ganen más de 10.000 libras al año. Esta medida ha permitido a los trabajadores más jóvenes adquirir el hábito de ahorrar de forma pequeña y regular en una fase más temprana de su carrera profesional. Pero lo que más llama la atención es que las estadísticas de la Seguridad Social británica muestran que las tasas de exclusión voluntaria son particularmente bajas en el grupo de edad de 22 a 29 años, normalmente el 4 por ciento frente al 8 por ciento general.

Es hora de valorar acudir a su gestor de patrimonios para seleccionar el plan de pensiones que mejor se adapte a sus características.

Marta Alonso Jiménez, directora de Banca Privada de Bankia