Guindos pide normativa única en la UE para facilitar las fusiones bancarias

EL BCE seguirá con su política expansiva para elevar la inflación al 2%

Luis de Guindos en su conferencia en la Universidad de Deusto.
Luis de Guindos en su conferencia en la Universidad de Deusto.

Luis de Guindos, vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), ha reclamado este jueves una normativa única en la UE que facilite las fusiones bancarias en la eurozona. En su opinión, todavía "falta una consolidación del sector bancario" por "un exceso de capacidad" y "un ratio de costes sobre ingresos" que sigue por encima del que consiguen las entidades de Estados Unidos (EE. UU.) y los países escandinavos.

De Guindos también se refirió a los bajos niveles de rentabilidad de los bancos europeos, lo que ha propiciado que su valoración esté un 50 % por debajo de su valor en libros, cuando los grupos de EE. UU. están apreciados en un 100 %.

En una conferencia en Bilbao organizada por Deusto Business Alumni y PwC, el vicepresidente del BCE advirtió de la limitada capacidad de generación de capital de las entidades europeas. Además, el sector financiero se enfrenta, a su juicio, a la entrada en escena de nuevos competidores, como las plataformas digitales, que complicarán más el negocio.

EL BCE seguirá con su política expansiva para que la inflación se consolide en el entorno del 2 %, frente al actual 1 %. Guindos puntualizó que la actual etapa no es de recesión y sí de ralentización, con la economía creciendo al ritmo más bajo desde 2012. En Europa, De Guindos estimó que el incremento medio del PIB será del 1 % al cierre de este año. Especificó que el aumento medio de los salarios, del 2,5 %, sigue sin trasladarse al consumo.

El vicepresidente del regulador europeo se congratuló de la posibilidad de un Brexit con acuerdo, aunque ahora llega otra etapa clave, que será conocer "qué pasos da el Reino Unido" en relación con su propia regulación financiera".

Otro de los mensajes de Luis de Guindos en la Universidad de Deusto estuvo orientado a los gobiernos de la UE, que solo aplican un 5 % de las reformas estructurales que promueve Bruselas, según denunció, lo que mantienen los problemas que afectan a la productividad y a la competitividad. 

También se refirió a la falta de rentabilidad de los fondos de inversión, lo que puede aumentar la retirada de recursos por parte de los partícipes, y presionar sobre la liquidez del sistema. Asimismo puede provocar una estrategia más arriesgada de los gestores en la búsqueda de beneficios, señaló.

Sobre la fórmula de los tests de estrés que cada dos años examinan el balance de los bancos, con encuentros periódicos entre el regulador y las entidades, De Guindos se mostró partidario de agilizar el sistema en base al modelo de EE. UU., donde cada parte analiza las cuentas y poner en común las conclusiones de una forma más directa.

 

Normas