Fridman: “Las acusaciones sobre Zed no tienen ni base, ni lógica ni pruebas”

El inversor dice que no tiene nada que ver con la quiebra de la empresa de Pérez-Dolset y estudia querellarse contra él

Mijaíl Fridman, cofundador de Letterone, tras la entrevista.
Mijaíl Fridman, cofundador de Letterone, tras la entrevista.

Mijaíl Fridman, de 55 años, concede su primera entrevista en España en la misma semana en la que ha acudido a declarar como imputado en el caso de la quiebra de la tecnológica Zed, a petición del fiscal José Grinda. Tras su declaración, el fiscal no solicitó ninguna medida cautelar. En el escrito en que pedía su declaración, el fiscal le acusaba de liderar una trama para hundir el valor de Zed y así comprar la empresa a bajo precio. Fridman dice sentirse como Joseph K., el protagonista de El proceso, la novela de Frank Kafka, pues asegura no tener ninguna relación con este caso. En su opinión, el fundador de Zed, Javier Pérez-Dolset, se ha inventado una historia para desviar la atención de sus propias responsabilidades y estudia querellarse contra él. En esta parte de la entrevista da su versión sobre el caso Zed.

¿Lideró usted una trama para hundir Zed?

No. En toda mi vida no he visto a Javier Pérez Dolset más que un par de veces en eventos sociales. Toda esta historia de la investigación fue algo inesperado para mí. He tenido cero relación con esta historia. No conozco a este hombre más allá de unas cenas porque era socio de un amigo mío, pero nunca hablé con él sobre negocios. Nunca ha estado en mi oficina ni en mi casa. Por ser claro: esta persona ha falseado muchas cosas, correos, algunos mensajes, memorias… Esto lo confirmó la justicia británica y la holandesa. Todas sus acusaciones carecen de pruebas y de base.

¿Qué le vinculaba a Zed?

No conocía la existencia de esta empresa. La escala de la operación, de la compañía, era insignificante, carecía de cualquier atractivo como para mostrar interés. Este hombre [Pérez Dolset] intentó vender la compañía a Letterone, envió un par de cartas en las que proponía la venta. Fue iniciativa suya. Tras analizarla, la conclusión era muy clara, no teníamos ningún interés en comprar esa empresa. Ha construido esta historia para manipular a la opinión pública, utilizando todos los prejuicios sobre los rusos. La compañía estaba fatal gestionada. Su único propósito es esquivar las responsabilidades y confundir a la opinión pública, y lo que es más grave, al sistema judicial español, para encontrar un culpable. Me extraña que alguien tome en serio a esta persona. Toda la situación es kafkiana. No hay ninguna prueba, nada, cero, excepto su relato, acusándome de conspirar para que toda la historia concuerde. El daño para mi reputación, e incluso los costes de viajes, abogados… son probablemente 10 veces mayores que lo que me hubiese costado comprar esta empresa. ¿Cuál era la razón para comprarla? ¿Qué documentos hay? ¿Qué hay excepto sus cuentos para formar todo este relato?

Pero el fiscal asume en parte ese relato.

No entiendo el sistema legal español. Es difícil para mí decir por qué el fiscal lo ha hecho. Hace dos años esta historia llega a los medios españoles, y creía que era una broma. No lo tomé en serio porque no había ninguna prueba, no conozco a esta gente. Pero decidimos, por ser respetuosos con el sistema judicial y porque no era bueno para nuestra reputación, atender al fiscal, explicar toda la historia, todos los hechos, colaborar con la justicia. En dos años estuvo todo parado. No se pidió más información, no se contactó con Amsterdam Trade Bank (ATB) ni con Veon, que aparecen en la causa. Eso significaba que esto no iba en serio. De repente un día veo los periódicos y descubro que soy sospechoso, sin ninguna razón. Para mí es un misterio. Será coincidencia, pero sucede a la vez que la inversión en Dia. Cuando se finaliza todo el proceso del consejo, la junta de accionistas, la opa...

Mijaíl Fridman, durante la entrevista. ampliar foto
Mijaíl Fridman, durante la entrevista.

¿Cree que si no se hubiese hecho con Dia no estaría acusado?

No lo sé, no quiero especular.

¿Se ha planteado emprender acciones legales contra Pérez Dolset?

Lo estamos valorando muy seriamente.

En el informe del fiscal hay mensajes que le involucrarían.

No hay un solo mensaje en el que yo hable con alguien. Es todo gente que dice que Fridman es “el gran jefe” y que podría solucionar sus problemas. No conozco a esta gente. Es como si aquí uno le dice a otro que Amancio Ortega puede resolver sus problemas. ¿Eso significa que Amancio Ortega está detrás de algo? Eso es lo que pasa. Toda esta historia no tiene lógica. Las acusaciones sobre Zed no tienen base, ni lógica ni pruebas. Respeto al sistema español, he venido aquí pese a todo tipo de comentarios poco amistosos, porque no hay nada que ocultar. He sido todo lo transparente que he podido para desmontar esas acusaciones.

Normas