La Apple Card no es inmune a sufrir la estafa de la clonación de la tarjeta

La Apple Card no es inmune a sufrir la estafa de la clonación de la tarjeta

A pesar de las medidas anunciadas por Apple.

Cuando Apple anunció su tarjeta de crédito, al margen de en su color, diseño y materiales utilizados (que se pueden decolorar si no la guardamos correctamente), hizo especial hincapié en la seguridad y en que habían ido un punto más allá que el resto de empresas emisoras de este tipo de productos.

¿Pero exactamente cuánto más de seguridad habían añadido? Concretamente, los de Cupertino vendieron como un plus de inviolabilidad el hecho de que no hubiera ningún tipo de dato impreso en la tarjeta, como numeración, fecha de caducidad o código CVC.

La Apple Card puede ser clonada

Así que visto lo ocurrido con un usuario en EE.UU. parece que da igual que no tenga información sensible impresa o no porque la Apple Card, al ser una tarjeta física (sorry por la obviedad) puede ser clonada con los mismos métodos que cualquier otra del banco que sea.

Tarjeta de crédito de Apple.
Tarjeta de crédito de Apple.

Este cliente de la Apple Card descubrió un cargo realizado en un comercio de otro estado, lo que denunció y puso en conocimiento de Apple para poner la pertinente reclamación. Según los de Cupertino no saben "cómo pudo haber sucedido esto. Es muy raro que la tarjeta esté en dos lugares al mismo tiempo. Dado que nuestras tarjetas físicas no tienen número, es muy difícil que alguien las copie. Después de una disputa, precederemos [sic] con una investigación y desde allí se intentará averiguar cómo se hizo el cargo".

Normas