Mercados

La Bolsa de Hong Kong renuncia a comprar la de Londres

Rechaza presentar una nueva oferta, tras ser rechazada una de 33.200 millones

Entrada de la Bolsa de Hong Kong en la ex colonia británica.
Entrada de la Bolsa de Hong Kong en la ex colonia británica. REUTERS

La Bolsa de Valores de Hong Kong ha tirado la toalla en su intento de comprar la Bolsa de Londres y convertirse en un nexo entre los mercados europeos y chinos. El parqué de la ex colonia, la Bolsa con más ingresos del área asiática, ha renunciado a mejorar su oferta de 29.600 millones de libras (unos 33.200 millones de euros) para adquirir a su competidor londinense y no presentará una nueva propuesta antes de que concluya el plazo mañana, miércoles.

Antes de rendirse, ejecutivos de Hong Kong han estado cortejando a accionistas de la LSE y barajando pedir acciones en préstamo; ahora, por el contrario, el parqué de la ex colonia se centrará ahora en seguir creciendo en la zona asiática. Charles Li, consejero delegado y prinicpal impulsor de la apuesta por Londres, ha asegurado que "la visión a futuro del negocio es construir sobre la base del papel que ya jugamos en Hong Kong, China y Asia en general". Los analistas prevén que la firma volverá a intentar enlazar los mercados de la China continental con los de la ex colonia.

En un comunicado, la Hong Kong Exchanges and Clearing (HKEX), ha señalado en todo caso que continúa creyendo que su combinación con el London Stock Exchange Group (LSE) es "estratégicamente convincente y crearía un grupo líder mundial de infraestructura de mercado". El consejo de dirección de HKEX asegura sentirse "decepcionado" y añade que al no comprometer a la dirección de la LSE, "no va en el mejor interés" de sus accionistas continuar con el proceso.

El mercado británico, por su parte, seguirá centrado en la compra de Refinitiv, servicio de datos financieros de Thomson Reuters, una operación de 24.500 millones de euros. El CEO de la Bolsa, David Schwimmer, apuesta por establecer conexiones con mercados en China sin necesidad de fusionarse con Hong Kong. 

Al no presentar una oferta formal antes de que expire el plazo el miércoles, la bolsa de Hong Kong no podrá realizar otra oferta por la de Londres en un plazo de al menos seis meses, de acuerdo con la normativa de opas del Reino Unido. La HKEX realizó una oferta no solicitada (es decir, sin negociación de por medio) por la Bolsa de Londres el pasado 11 de septiembre de 8,36 libras por acción.

Dos días después la LSE rechazaba por unanimidad la oferta hongkonesa al considerar que contenía "defectos fundamentales" y que el precio por acción estipulado se quedaba "sustancialmente corto". "El consejo alberga dudas fundamentales sobre aspectos clave de la propuesta condicional", señaló en un comunicado el grupo británico.

La combinación de ambos mercados, los dos centros financieros más significativos de Europa y Asia, habría creado un gran operador bursátil capaz de competir con la Bolsa de Nueva York, y sería un paso más en la consolidación del sector. Hong Kong Exchanges and Clearing ya compró la Bolsa de metales de Londres, la London Metal Exchange, por 1.500 millones.

La oferta se realizó en un momento en que Hong Kong vive una de sus peores crisis políticas con protestas en las calles desde hace cuatro meses, lo que ha sembrado dudas sobre su futuro como centro financiero internacional.

Normas