Las reformas proclima del acero pueden alargar su vida

Rio Tinto colaborará con la china Baowu Steel para que la producción del metal sea más ecológica

Barras de acero en la construcción de una autovía en China.
Barras de acero en la construcción de una autovía en China.

Rio Tinto ha acordado trabajar con la china Baowu Steel para que la producción del acero sea más ecológica. El sector de los recursos naturales estánhaciendo más por reducir su impacto ambiental. Eso puede ayudar a mantener la industria en marcha.

Bajo la presión de los inversores, grandes petroleras y mineras como Rio han comenzado a informar y a abordar los gases dañinos que salen de sus pozos, plantas y minas, además de la energía que compran, los llamados alcances 1 y 2 de la huella de carbono. Pero pocos han asumido el alcance 3: las emisiones generadas tras la venta. Contando solo Rio, esas emisiones, sobre todo por el uso de hierro para fabricar acero, son casi 19 veces mayores que las de los alcances 1 y 2 juntos. En marzo, el presidente de Rio dijo que una propuesta para fijar objetivos de carbono para los clientes era inviable.

Así que la colaboración de Rio con el mayor productor de acero de China es significativa, aunque vaga. Señala correctamente que el acero es buen punto de partida: genera entre el 7% y el 9% de las emisiones directas de combustibles fósiles. Más aún, reconoce que cualquier reducción de dióxido de carbono por parte del sector tendrá que involucrar al mayor consumidor de metal y energía: China.

Pekín se ha comprometido a abordarlo. Se adhirió al Acuerdo de París, quiere que las emisiones alcancen su máximo hacia 2030, y está experimentando con el comercio de derechos de emisión. El enfriamiento de la economía hace más difíciles estos objetivos, pero no imposibles: sigue siendo una prioridad política. Si las emisiones no se controlan, el precio del carbón no hará más que subir a medida que se acerquen los plazos. La tecnología china del acero podría volverse antieconómica, y las plantas podrían quedar abandonadas.

Como productor de hierro, Rio puede permitirse gastar en capturar y almacenar carbono, o en métodos para sustituir el coque, el otro ingrediente del acero. Después de todo, no lo produce. Al tiempo, puede convertirse en el fabricante preferido por los inversores. Autopreservarse puede allanar el camino para el cambio.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías