Las empresas del Ibex pagan a 169 días sus facturas y las cobran a 57 días

La Plataforma Multisectorial contra la Morosidad denuncia que triplican el plazo legal

Antoni Cañete, presidente de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad
Antoni Cañete, presidente de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad

Las grandes empresas del Ibex empeoran los plazos de pagos con sus proveedores. El último informe de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMCM), que representa a 3 millones de empresas y 1,5 millones de autónomos, revela que las empresas que integran el Ibex, con la excepción de la banca, pagaron sus facturas a una media de 169 días en 2018, 13 menos que doce meses antes. Y al mismo tiempo cobraron sus deudas comerciales a 57 días, cinco días menos que en ejercicio anterior. De esta manera, el plazo de pago de las empresas del Ibex triplica el límite máximo de 60 días que marca la ley, mientras que el de cobro sí está dentro de los umbrales legales. Una manera de financiarse con cargo a los proveedores que fue denunciada por Antoni Cañete, presidente de la PMCM. “Muchas grandes empresas no cumplen la ley y no se hace nada al respecto. Hay impunidad hacia las más grandes. Una de las prioridades del próximo Gobierno debe ser fijar la lucha contra la morosidad como una prioridad y una primera medida podría ser la aprobación de un régimen sancionador para que aquellos que no cumplan la ley paguen por el retraso en los pagos”.

La información, extraída de los datos que aportan las propias empresas a la CNMV, muestra que el sector que peor paga es el del comercio y servicios, con un plazo medio de abono de las facturas que llega a 339 días, diez veces más del plazo legal y solo dos días menos que en 2017, y uno de cobro de 85 días. Le sigue de lejos el de la construcción, con un plazo medio de pago de 267 días, veinte menos que en 2018, y de cobro de 93 días, también veinte menos que en 2018.

El estudio también desagrega el volumen de deuda comercial en función de los días en los que se paga. Al cierre de 2018, las empresas del Ibex acumulaban un pasivo de 87.220 millones de euros con sus proveedores, de los que 26.811 millones correspondían a facturas a pagar en plazo legal y 60.409 millones superaban el umbral de 60 días. Dicho de otra manera, que siete de cada diez facturas se pagan fuera del plazo máximo marcado por ley. Un porcentaje que es incluso mayor en el caso del comercio y los servicios, con una deuda comercial de 36.450 millones de euros, de los que 30.885 millones (un 85% del total) se pagan fuera de plazo.

Ese empeoramiento en los plazos de pago también se ha producido en el conjunto de empresas que componen el tejido productivo en España, afectadas ya por la desaceleración en España y en la UE. El periodo medio de pago de las facturas escaló a 81 días en 2018, cuatro días más que doce meses antes, lo que supone la primera subida desde 2014 y el nivel más alto desde ese ejercicio. Cañete también destacó el hecho de que el ratio de impagados (volumen de facturas sin cobrar) haya seguido esa tendencia: suben al 2,9% del total de deuda comercial, lo que supone el segundo incremento consecutivo desde 2016.

Normas