La inversión en árboles supera los retornos de los combustibles fósiles

El rendimiento del capital de los bosques sostenibles puede alcanzar el 28%, aunque normalmente oscila entre el 8% y el 18%

Vista aérea de varias columnas de humo, este viernes, en la selva amazónica de Porto Velho, Rondonia (Brasil).
Vista aérea de varias columnas de humo, este viernes, en la selva amazónica de Porto Velho, Rondonia (Brasil).

La reforestación mejora la gestión del agua, el suelo y los cultivos, así como el almacenamiento de carbono. También puede producir rendimientos de inversión superiores a los de Exxon Mobil y a los de la mayoría de los 100 principales emisores de gases de efecto invernadero. Especialmente con el incendio de la selva amazónica, la idea merece la máxima atención. El rendimiento del capital de los bosques sostenibles puede alcanzar el 28%, pero normalmente oscila entre el 8% y el 18%, según una investigación independiente realizada por el Instituto de Recursos Mundiales y la Red Mundial de Inversión de Impacto. Los beneficios provienen de la cosecha de nueces y frutas, la investigación médica, el turismo y otras fuentes.

El rendimiento del capital de Exxon tocará fondo este año, según las estimaciones de Refinitiv. Otros 45 de los 100 mayores contaminadores ganan eso o menos, incluyendo EDF, Thyssenkrupp y Nissan Motor. Una mayoría no superará el 10%, mientras que 84 aportará menos del 15%, según las estimaciones. En total, estima el WRI, hay un déficit anual de aproximadamente 300.000 millones de dólares en la financiación para restaurar los bosques degradados y similares. Eso equivale aproximadamente al 40% de la ganancia anual antes de impuestos de los 100 emisores principales, calcula Breakingviews. Hay razones para que las industrias de combustibles fósiles y otras aprovechen todas las oportunidades solo por motivos de inversión, sin olvidar que los árboles también secuestran el carbono atmosférico y reducen las inundaciones y la erosión.

Royal Dutch Shell a principios de este año dio a conocer un plan para gastar unos 300 millones de dólares en reforestación e iniciativas relacionadas. No está diseñado para ser una solución mágica. Es sólo una parte del plan de convertir al gigante del petróleo y el gas, de 225.000 millones de dólares, en un operador de electricidad de bajas emisiones.

No hay razón para que la inversión se limite a los mayores productores de gases de efecto invernadero. Otras industrias podrían beneficiarse directamente, además de ganar dinero.

Normas